Ir al contenido principal

Españolísima caspa

Ya han salido las primeras críticas del estreno anoche de The Perfect American en el Teatro Real. Ni fu ni fa, como era de esperar. A mí me parece que la ópera de Philips Glass no me va a gustar, pero aun así he aprovechado el Parsifal en versión de concierto, que en principio sí promete, para sacarme una entrada. Ya les contaré.

Lo que ahora quiero referir es la carcajada que he soltado esta mañana cuando he leído en una de las referidas críticas (enlace) la acusación de que esta ópera no se debería haber estrenado en Madrid porque la temática queda "lejos de nuestros intereses, cultura y estatutos fundacionales y sería mucho más interesante proponer encargos sobre temas hispanos e hispanoamericanos más propios". ¡Toma castaña!

Que sí, que ya sabemos que el texto está publicado en uno de los más retrógrados diarios nacionales. Y que el crítico en cuestión fue el mismo que puso a parir el nombramiento de Pinamonti para la Zarzuela por el mero hecho de ser italiano y no español. Lo que me preocupa no es que este señor piense como piense (o sí me preocupa: ¡menudo provincianismo el de nuestra crítica musical!), sino que la referida argumentación procediera, presuntamente, de todo un Patronato del Teatro Real. Pura caspa hispánica.

Al final resulta que Mortier, con todos sus aciertos y desaciertos, va a ser algo así como el sarampión: una fase tan molesta como necesaria para superar tanto la inmadurez como la cortedad de demasiados aficionados a la ópera. Curiosamente, de los que se autodenominan como "auténticos aficionados". Les dejo con una propuesta de obra lírica con temática verdaderamente apropiada para nuestros intereses. ¡Viva España!



PS. La música en cuestión es de Teddy Bautista. Manda...

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
inmenso, enhorabuena por su blog.
Pablo ha dicho que…
Pues sí que vamos a quedarnos limitados si sólo programamos lo que está relacionado con nuestros "intereses, cultura y estatutos fundacionales". Vamos, lo que hay que leer.
elcharli92 ha dicho que…
Joder lo que me he reído con el vídeo. ¡Canela en rama! XD
Pues si que abunda la caspa según parece...
Ya que has mencionado el Parsifal ¿Que día vienes? ¿Que te parecen Hengelbrock (no lo conozco) y los solistas (sólo conozco a Goerne)? A ver si me puedo sacar la entrada para el día que vengas y nos vemos.
¡Saludos!
pastoso ha dicho que…
Ex-patrono. Se ve que después de años de intentar dinamitar el funcionamiento del Teatro Real desde dentro tuvo un momento de lucidez para dimitir de su cargo.
Anónimo: muchas gracias.

Pablo: me da la impresión de que a algunos les puede la vena nacionalista, y no solo en Cataluña o el País Vasco, sino también en Madrid. En una línea muy distinta a la de estas comunidades, sí, pero en el fondo es lo mismo: la "raza" por encima de todo.

Elcharli: voy al Wagner el sábado 2. Ese Parsifal va a ser muy especial, porque es ¡con instrumentos originales! Hengelbrock es un director serio, pero no sé cómo lo puede hacer en este repertorio. El elenco es bueno, no excepcional, pero se puede comnparar con lo mejorcito que ofrecen hoy los teatros de primera categoría. Con la materia prima que hay hoy, es difícil superar este nivel.

Pastoso, ¿dimitó o lo echaron?
vicentet ha dicho que…
No entiendo eso de nacionalismo cuando estamos en la era de la tecnologia y el internet.De todas formas el señor Walt Disney era español de pura cepa asi que este articulista puede estar tranquilo,pues no es ni mas ni menos que un Pizarro del siglo XX.
Anónimo ha dicho que…
Hola,
Acabo de descubrir su blog y la verdad es que me parece interesante, felicitaciones.Intentaré seguirle!!! :)
Con una breve presentación podría decir que soy estudiante de musicología (me licencio este año) y una amante de la ópera sin límite...
Tuve la suerte de poder asistir al ensayo general de "The perfect american" y sinceramente, me da la impresión que Philip Glass no ha querido arriesgar y el resultado ha sido una ópera bastante comercial. Tal vez sea por el argumento o tal vez no, pero está bastante ligada a lo cinematográfico (tanto en la música, escenografía, etc), y la verdad es que a mí me gustó. Creo que en el primero de los dos actos se llega al 'clímax' del todo en sí, y por ello el segundo acto me supo a poco...
En fin, teniendo en cuenta absolutamente todas y cada una de las circunstancias que envuelven al Teatro Real creo que es una muy buena opción... incluso pude escuchar comentarios favorables de parte de el público más mayor, siempre tan desconforme.
Me ha gustado esa metáfora que usas para describir a Mortier como un sarampión, la verdad es que esto es un tema muyyy polémico y que da para mucho, así que si algún día escribes más sobre él, también yo compartiré mi opinión contigo, ;)!
Saludos y muchas gracias por estar ahí,
Raquel.
Muchas gracias por compartir tus opiniones, Raquel, y perdona por contestar tan tarde. A mí lo que conozco de la música cinematográfica de Glass me gusta bastante, pero cuando se pone en plan "serio" me aburre. No sé, supongo que algunas cosas llamarán mi atención, pero dudo que lo suficiente como para aguantar dos horas y media. Lo mismo me llevo un chasco y salgo alucinado...

Sobre Mortier ya he escrito bastante por aquí, unas veces bien y otras mal. Pero la verdad es que ahora, pese a que parece que se lo está buscando, me da un poco de pena, con tanto ataque salvaje. Saludos.

Entradas populares de este blog

La Heroica de Giulini en Los Ángeles

He repasado la Heroica beethoveniana que registró Carlo Maria Giulini al frente de la Filarmónica de Los Ángeles para Deutsche Grammophon en noviembre de 1978, esta vez en la descarga en alta resolución que, con toma sonora que ya era espléndida antes y ahora llega a deslumbrar, circula desde hace poco por la red. Confirmo mi idea inicial sobre la misma: una muy notable interpretación en la que hay cosas interesantísimas, pero globalmente no a la altura de quien fue uno de los más grandes maestros del pasado siglo.


Cierto es que la elegancia, la naturalidad y la claridad son asombrosas –revelador juego de maderas en el movimiento inicial, sin ir más lejos–, pero a mi modo de ver parte de la recreación se ve lastrada por una extraña blandura, sobre todo en el primer tema del referido Allegro con brio y, sorprendentemente, en un Scherzo dicho con elegancia y con la misma admirable depuración sonora de la que el maestro italiano hace gala a lo largo de toda la obra, pero escaso de la fue…

Sinfonía nº 40 de Mozart: discografía comparada

Actualización 30.IV.2020

Esta entrada fue publicada originalmente el 20 de febrero de 2013.

Ha añadido reseñas de las grabaciones de Klemperer'62, Böhm'76, Menuhin, Brüggen'10, Herreweghe, Rattle'13, Harnoncourt'13, Barenboim'15, Savall,  Nelsons y Minasi. He vuelto a escuchar la de Kubelik, a la que le he bajado la puntuación del 10 al 9 realizando algunos cambios en el comentario.

___________

La Sinfonía n.º 40 en sol menor, K. 550, penúltima de las que escribió, salió de la pluma de Mozart en 1788, esto es, algo más de tres años antes de la muerte del genial compositor salzburgués. Independientemente de la popularidad de su celebérrimo primer movimiento, su fama está plenamente justificada por la manera en la que se alcanza una comunicatividad sincera e inmediata a través de un grado supremo de belleza formal y con pleno respeto a las formas clásicas. Dicho de otra manera: esta partitura alberga un doliente drama en su interior que está narrado a través de l…

Hay que frenar a VOX

VOX es un monstruo. Es el MAL, con mayúsculas. El MAL normalizado, cotidiano, aceptado y hasta aplaudido por nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo. Colándose por las rendijas de la democracia –muy imperfecta, y por ende con numerosas grietas– con la intención de destruirla. Los regímenes totalitarios nunca se han impuesto exclusivamente haciendo uso de la fuerza. A veces, incluso, esta no les ha sido necesaria. Han ido cangrenando poco a poco los diferentes estratos de la sociedad aprovechando las insuficiencias del sistema, recurriendo a las consignas más primarias (NOSOTROS frente a ELLOS, la PATRIA, etc.), manipulando la realidad –la historia pasada y el presente– mediante análisis tendenciosos y, sobre todo, nutriéndose del miedo. Miedo a lo que es "de fuera", miedo a "lo distinto", miedo a que en un contexto de crisis tengamos que ser solidarios en lugar de velar cada uno por "lo nuestro". No hay que irse demasiado atrás, no es impresci…