miércoles, 3 de agosto de 2011

Annette Dasch y el Barroco alemán: pálida belleza

ANNETTE DASCH, soprano: canciones barrocas alemanas.
Miembros de la Akademie für Alte Musik Berlin.
Harmonia Mundi, HMG 501835
66’43’’
DDD
Harmonia Mundi Ibérica
***


La belleza pálida y un tanto fría de la portada de este disco ahora reeditado en la serie Harmonia Mundi Gold nos anuncia lo que vamos a encontrar en la soprano Annette Dasch (Berlín, 1976). Su voz, pequeña en directo, es la de una lírico-ligera (más de lo segundo que de lo primero) algo corta en el grave, bien timbrada en el agudo y desenvuelta en las agilidades, además de voluntariamente reducida en vibraciones, y por ende un tanto blanquecina, resultando en cualquier caso muy adecuada para este ramillete de canciones alemanas barrocas, más concretamente del siglo XVII, pertenecientes a Heinrich Albert (1604-1651), Johan Krieger (1649-1725), Andreas Hammerschmidt (1611-1675), Philipp Heinrich Erlebach (1657-1714), Andreas Krieger (1634-1666) y Johhan Christian Dedekind (1628-1715). En este sentido vocalmente no hay problema alguno.

La relativa limitación de nuestra artista, aquí acompañada por miembros de la Akademie für Alte Musik de Berlín que tocan estupendamente -dentro de la sequedad propia de la escuela alemana- y ornamentan con sabiduría, se da a nivel expresivo, pues como ya demostrara en su reciente Condesa Almaviva en el Teatro Real (enlace), no es la variedad expresiva el punto fuerte de la soprano; su línea de canto es elegantísima siempre, matiza de manera sutil, sí, y el control de las vibraciones le permite colorear determinadas frases de manera interesante, pero en general se echan de menos intensidad, imaginación -sobre todo a la hora de diferenciar estrofas- y compromiso.

Sea como fuera, Harmonia Mundi acertó a la hora de preparar este programa para la presentación de la Dasch en su serie dedicada a nuevos artistas. Quienes tal vez se equivocan son los Barenboim, Rattle, Ozawa y compañía a la hora de encomendarle papeles donde no puede dar lo mejor de sí, aunque por otra parte aquí hemos valorado con entusiasmo su Elettra de Idomeneo (enlace). Veremos cómo se sigue desarrollando su carrera. Por lo pronto, en el pasado Festival de Bayreuth debutó Elsa.

No hay comentarios: