martes, 15 de marzo de 2011

El más importante (¿y último?) encuentro de la WEDO

Este año la Orquesta del West-Eastern Divan y su director Daniel Barenboim realizan dos giras. La primera, que no pisará tierra española, será muy breve. Tendrá lugar en el mes de mayo y ofrecerá el adagio de la Décima de Mahler y la Heroica. La segunda comenzará en mes de julio con un par de semanas de trabajo en Andalucía y se centrará en las sinfonías de Beethoven, que serán ofrecidas en diferentes puntos de España y Europa hasta culminar con el ciclo completo en Corea y en Alemania. Precisamente aprovechando la soberbia acústica de la Philharmonie de Colonia se realizará la filmación de la integral en DVD, que será editada en su momento por Universal Music. Somos ya seis melómanos y críticos amigos los que hemos comprado las entradas para el evento, que se desarrollará a lo largo de la última semana de agosto con seis conciertos: Leonora III, Primera y Segunda el martes 23, Tercera y Cuarta el 24, Quinta y Sexta el 25, Séptima y Octava el 27, y finalmente la Novena el domingo 28 con un cuarteto vocal de excepción integrado por Anja Harteros, Waltraud Meier, Peter Seiffert y René Pape.

Los que allí vamos lo tenemos claro: este va a ser la mejor integral sinfónica beethoveniana que vamos a escuchar en nuestra vida. Hoy por hoy no hay ningún director que interprete estas sinfonías a semejante nivel. Ni uno solo. Kurt Sanderling está retirado, Colin Davis se muestra demasiado otoñal (enlace), Thielemann cae en los defectos de Karajan, Haitink aburre, Maazel, Mehta, Chailly y Tilson Thomas apenas abordan este repertorio, Rattle no tiene las ideas claras al respecto, jóvenes prometedores como Jurowsky o Nézet-Séguin se han mostrado muy irregulares en sus acercamientos y los historicistas o pseudo-historicistas, salvo Brüggen (enlace), han resbalado de manera considerable al preocuparse mucho antes de la forma que del fondo. No parece que haya relevo: Barenboim es el último eslabón de esa “gran tradición” con que Furtwängler rozó el cielo y que hoy día tanto parece molestar a los pedantes. La integral del de Buenos Aires (enlace) sigue ocupando un lugar de honor entre las recientes, y sus recreaciones realizadas con la WEDO el pasado verano en Jaén y Córdoba (enlace) demuestran que aún tiene muchas cosas que decir sobre el asunto.


Me ha llamado poderosamente la atención la rapidez con que se están vendiendo las entradas de Colonia. Cuando hace unos días adquirí mi abono (este se vende sólo por vía telefónica, con un 20% de descuento) apenas quedaban localidades interesantes en las zonas más golosas. Y si echan un vistazo a la página web (enlace) podrán comprobar que ya está ocupada la mitad del aforo, que por cierto es de 2000 butacas. ¡Y aún quedan cinco meses y medio! Igual, igualito que en Sevilla, donde cuesta la misma vida llenar el Maestranza para los conciertos de la WEDO. Ya dije esto hace dos veranos a raíz del Fidelio con la Meier que después se repitió en Salzburgo y Londres (enlace). Lo que escribí levantó ampollas. Que si en verano hace mucho calor y se está mejor en la playa, que si no se puede comparar la tradición musical de las dos referidas ciudades con la de Sevilla, que si el número de habitantes es muy distinto… Bueno, Sevilla tiene 704.000 y Colonia alcanza 1.020.000. No es tantísima diferencia. Tampoco diría que la ciudad renana sea un centro musical de primerísimo orden. Quizá la diferencia sea otra.

Quizá es que en Köln se han dado cuenta de que esta integral es el acontecimiento musical del año. Que su calidad va a ser extraordinaria y que en sus vidas van a poder escuchar un Beethoven así. En Sevilla, por el contrario, hay quienes siguen diciendo que la WEDO es una “orquesta de niños” (sic), olvidándose de los primeros atriles de la Filarmónica de Berlín, la Radio Bávara o la Filarmónica de Israel. Que sus conciertos no son más que “bolos veraniegos” (re-sic). Y que lo único que le interesa a Barenboim es saquear los fondos que deberían corresponder a una OJA en presunta vías de extinción (noticia esta última que se ha demostrado falsa, pero que le ha venido muy bien a algunos para crispar el ambiente preelectoral). De hecho no serán pocos lo melómanos que de nuevo este verano “pasen” de la cita anual con Daniel Barenboim, sea por desinterés musical (allá cada cual con sus gustos) o para mostrar su desdén hacia un proyecto que desde el principio les toco las narices: ya se sabe que eso del diálogo de civilizaciones suena a progre, y que a muchos -como me recuerda un amigo- no les gusta que Barenboim acostumbre a fumarse unos puritos con Felipe González.

Estos últimos, como ustedes sabrán, se han salido con la suya: el portavoz de Cultura del Partido Popular en el Parlamento andaluz, Antonio Garrido, ha declarado repetidamente que cuando ellos lleguen al poder en la comunidad autónoma (y todo apunta a que lo conseguirán el próximo año), harán desaparecer la Fundación Barenboim-Said. Nunca agradeceremos lo suficiente su actitud a quienes les han animado a tal decisión, pero mientras tanto, si circunstancias extraordinarias no lo impiden, este verano disfrutaremos del Beethoven de Barenboim en Andalucía, en Colonia y donde haga falta, gracias a lo que podría ser el último encuentro de la WEDO. Ese placer no nos lo van a poder quitar.

23 comentarios:

vicentet dijo...

A mi lo que me toca las narices es la tercera via abierta por los histericistas que negaron a Karl Richter o mas modernamente a Raymond Leppard o Peter Schreider y ahora tienen sus dioses particulares en jetas como Harnoncourt,Gardiner, o Norrington que a partir de estar tocando musica antigua y/o barroca llegaron a fusilar las sinfonias de Beethoven con criterios que ya los aplicaba Toscanini hace 70 años.Son unos mediocres y unos arribistas,y merecerian que los criticos les dieran mas caña,pero claro, eso es politicamente incorrecto
Solo puedo decir que es Baremboim el director que reune actualmente la tradicion interpretativa de Klemperer y Furtwangler en cuanto a las lecturas canonicas de las sinfonias
En cuanto al divan pues es una lastima que se vaya de Andalucia,pero estoy seguro que otras regiones europeas mas potentes economicamente (Suiza o Alemania tienen una deuda nunca cubierta hacia los judios) podian albergarla.

Pablo J. Vayón dijo...

¿Por qué el último encuentro, Fernando? Dada la calidad y la intrínseca bondad del proyecto seguro que hay decenas de regiones y ciudades europeas ansiosas por recoger el testigo de Andalucía... Eso por no hablar de las empresas: tiene que haber codazos por patrocinar las actividades de la WEDO.

FLV-M dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FLV-M dijo...

Es verdad, Pablo, se darán los mismos codazos que se dan ahora para patrocinar los apasionantes y reveladores proyectos de recuperación (Rabassa y compañía) de la andaluzísima y baratísima (¿no?) Orquesta Barroca de Sevilla. Menos mal que los proyectos estrella siempre cuentan con respaldo, que si no...

Pablo J. Vayón dijo...

¿Haces la comparación en serio? ¿Has entrado en alguna secta alucinógena y no me he enterado?

FLV-M dijo...

La comparación entre Barenboim y la OBS (o la OJA, o el Maestranza, etc.) no la hago yo, sino que la están haciendo los medios de comunicación empeñados en que Barenboim se marche en cuanto el PP llegue al poder. Claro que a veces las cifras que se manejan no son exactas. Por ejemplo, a la hora de comparar el presupuesto de toda la Fundación Barenboim-Said (incluyendo orquesta, escuelas de música aquí y allí, ediciones de libros, talleres, etc) con el de la OJA, que incluye exclusivamente los encuentros anuales de la formación. Sí, esa que presuntamente había devorado Barenboim (el pez grande se come al chico, escribiste) y que resulta ahora que está vivita y coleando, pues acaban de ser convocadas un montón de plazas. Ya digo, puestos a comparaciones...

En cuanto a la secta, pues claro que sí. Estoy en la "secta de los adoradores de Barenboim". Lo sabe todo el mundo. Pensamos que el de Buenos Aires es el mayor talento de la interpretación musical de las últimas décadas y que la mayor parte de lo que hace, sea más o menos discutible desde el punto de vista estilístico, alberga un gran interés por su riesgo, personalidad, creatividad y sinceridad. Así lo creemos, y a tenor de lo que se lee por ahí, debemos de estar equivocadísimos, pues los grandes genios de la interpretación de nuestros días son Minkowski, Gergiev, Van Immerseel... Ah, que no se me olvide el Mahler de Herreweghe.

Alucinados perdidos, ya digo.

Pablo J. Vayón dijo...

La extensión de tu buena fe, querido Fernando, solo es comparable con la de tu ignorancia sobre muchos de estos temas. Por alusiones: yo no he escrito jamás en parte alguna que la OJA fuera a desaparecer. Sí que el proyecto ha sido claramente debilitado, a la par que el sostén institucional de la Fundación Barenboim-Said se mantiene incólume (e incluso crece). También que ha habido intención desde las altas esferas de integrar OJA y Academia, lo que, por otro lado, sería un absoluto acierto, siempre que se hiciera al revés de como se planteaba, es decir, creando con el dinero destinado a la Fundación una Academia de Estudios Orquestales directamente vinculada a la OJA. Por cierto, que esta era sin duda la intención de Michael Thomas cuando propuso la idea de sumar a la orquesta una institución de estas características.

Siento de veras lo de la secta. Tiene mala pinta eso.

FLV-M dijo...

Tienes razón, y yo hasta diría que mi ignorancia sobre esos temas a los que te refieres (¡y muchos otros!) es aplastantemente superior a mi buena fe. Pero claro, qué le voy a hacer si yo no me muevo en las altas esferas político-musicales y no sé lo que se cuece (o presuntamente se cuece) en ellas. Mi fuente de información son los medios de comunicación. Y lo que sé al respecto es que la OJA sigue viva, que efectivamente la WEDO vio incrementado su apoyo al tiempo que menguaba el de la orquesta andaluza (muy mal por parte de la administración, en eso están de acuerdo todos) y que esta última temporada ha visto recortada su financiación en parecido porcentaje en que lo ha hecho la Fundación Barenboim-Said. Otra cosa es que algunos medios publiquen informaciones parciales o sesgadas.

En cuanto a la secta, una cosa con malísima pinta, sin lugar a dudas. Por fortuna la mayoría de los melómanos saben de qué pie cojeamos y tienen a su disposición un montón de firmas que les conducirán por el sendero de la objetividad y el buen gusto.

Ismael G. Cabral dijo...

Celebro que tengáis que acudir a Colonia y pagar convenientemente para disfrutar de la WEDO y Barenboim. Esperemos que, con suerte, por aquí nos toquen de propina alguna "Sinfonía", bien almibarada con su barniz de pomposidad y phatos, antes de marchar a Centroeuropa. Yo también acudiré el mes próximo a la ciudad renana para asistir al estreno de "Sonntag aus LICHT" de Stockhausen. A lo que voy, pretender mantener en Andalucía el coste de la Fundación Barenboim-Said con la que está cayendo culturalmente (y no únicamente, pero ciñéndonos...) me parece un disparate. Y del mismo modo que sería una estupidez (desgraciadamente) patalear porque el Maestranza no pueda programar otro Schreker la próxima temporada -como Halffter y muchos quisiéramos- (¡ni mentar un Stockhausen! %-)) querer continuar justificando lo imposible es harto complejo. Así que toca emigrar, Fernando. Los poquísimos aficionados a la música contemporánea lo llevamos haciendo muchos años y me consta que tu también para buscar ofertas importantes.

En otro asunto, más me molesta la insistente inquina que destilan los "adoradores" de Barenboim y otros amantes de las batutas afines al argentino hacia quienes tenemos (pocos/muchos, da igual) en Norrington, Van Immerseel, Herreweghe, Minkowski, Goodman o Fey (gracias por el descubrimiento) a nuestros "santo y seña" para disfrutar de la música que va de Haydn a Mahler. Tiene bemoles además por cuanto estos directores (con la salvedad de Norrington en su affair con Gran Canaria) son unos totales desconocidos por estos lares y para disfrutar de ellos, nuevamente, hay que viajar.

Cordialmente.

FLV-M dijo...

Gracias por tus aportaciones, Ismael. Por lo demás, paso de insistir en mis gustos y opiniones, que conoces perfectamente.

Eso sí, he de recordar una cosita. Todas las tonterías que yo diga quedara aquí reflejadas para que la gente las lea y las valore en su justa medida. Muchos se reirán en el futuro, qué duda cabe. También quedan para la posteridad cosas como las que tú escribiste sobre el Fidelio de hace un par de años. De este último, afortunadamente, hay grabación pirata, más DVD televisivo tomado de los Proms. De este modo el personal podrá comparar lo que aquí se escribió con lo que se escuchó, y por tanto se podrá hacer una idea de los gustos, criterios y raseros que utilizan algunos críticos en Sevilla para valorar los conciertos de Barenboim. Y como se llevará al disco la integral de Beethoven, también podrán verificar si efectivamente el de Buenos Aires hace unas interpretaciones hinchadas, pesadas, grandilocuentes, anticuadas y todo eso. El tiempo pondrá a todo el mundo en su lugar, como por cierto ha puesto a Barenboim, hasta no hace mucho un "correcto pianista metido a director" para ciertas firmas españolas.

Eugenio Murcia dijo...

Como os envidio a los que vais a oir en vivo a ese genio llamado Barenboim, digno heredero de maestros inolvidables como Furtwangler, Klemperer o Celibidache.

Eugenio Murcia dijo...

Respeto la opinión de Ismael Cabral, pero no la comparto. Alguno de los que cita son buenos directores, no lo dudo, pero para mi son mucho más interesantes maestros como Jurowski, Petrenko, Paavo Jarvi, Eschenbach o, incluso, el algo exhibicionista Dudamel (he querido citar sólo nombres jóvenes). En cuanto a Stockhausen, no discutiré su talla como músico, pero sus declaraciones acerca del 11 de septiembre me parecieron inhumanas.

Ismael G. Cabral dijo...

Eugenio Murcia, con respecto a Stockhausen, me permito copiarle aquí un extracto de una entrevista concedida por Stockhausen al suplemento "El Cultural" de El Mundo en enero de 2003 en el que aclara que sus declaraciones sobre el 11-S no es que fueran malentendidas es que directamente se tergiversaron:

"Sin embargo, a raíz del atentado de Nueva York del 11 de septiembre, su nombre pareció saltar a la palestra con otro tipo de agresividad ya que los teletipos transmitían que Stockhausen había señalado que la hecatombe había sido “una obra de arte”. Los responsables del festival al que asistía cancelaban al día siguiente las actuaciones del compositor y los medios de comunicación alemanes, no demasiado proclives al personaje, le atacaban con saña. Pasado el tiempo, Stockhausen muestra, todavía, una cierta sensación de fatiga y cierto desasosiego por el tema. “En realidad todo vino de un periodista en Hamburgo que estaba muy nervioso. Quizá quería hacer algo contra el festival. No se entendió mi comentario y se manipuló... pero eso ya ha pasado y prefiero que no se le dé mayor trascendencia. No es muy importante. No me gusta volver sobre lo que se ha publicado sobre todo teniendo en cuenta su falta de rigor”, afirma con insistencia.

Las pruebas demostraron que tiene la razón. El periodista Johannes Schulz, de la NDR de Hamburgo, enfrentado al festival que acogía la obra de Stockhausen, había seccionado parte del comentario. El compositor, preguntado por la realidad y actualidad del personaje de Lucifer, principal protagonista del ciclo Licht, había señalado que estaba muy vivo y que bastaba constatar cómo el atentado podía considerarse como una obra maestra de su arte. Schulz sesgó esta última parte, los teletipos escupieron y las reacciones se sucedieron a gran velocidad, sin constatar el malentendido. La lentitud de las disculpas y la mala prensa de Stockhausen en ciertos sectores hicieron el resto".

joanpuig dijo...

Si me permiten opinar desde una nacion como Catalunya aqui tenemos una orquesta privada de primer nivel como es la de Cadaqués que dirige nada menos que Neville Marriner, y se financia de la venta de entradas.
Si su region quiere tener una orquesta de Lujo, primero que dejen de tocar tanto las palmas y de ir a romerias y reinviertan el dinero en cultura.
Att Joan Puig

Anónimo dijo...

¿Hasta donde llegara el criterio historicista? ¿Una mariscala cantada por Cecilia Bartoli?

Eugenio Murcia dijo...

Gracias por la aclaración, Ismael.

vicentet dijo...

Fernando, viendo la web de la fundacion baremboim Said me muero de risa y de envidia porque en el mes de mayo van a tocar en media europa (Paris,Viena,Roma...) pero NO en ANDALUCIA que es la que paga la orquesta. ENCIMA en AGOSTO se llevan la orquesta a Colonia. Esto es una TOMADURA DE PELO en toda regla.
Para esto que se la lleven a tomar viento fresco, fresquisimo, a Basilea, Munich, Innsbruck o donde quieran. Que decepcion!

FLV-M dijo...

Supongo que para este encuentro de mayo la Junta no pone un duro y que los gastos corren a cargo de los teatros que acogen a la WEDO, es decir, de la Scala, Roma, la Salle Pleyel, etc. Si ellos pagan, me parece perfecto que acudan allí. Y lo cierto es que llevan la "bandera andaluza" (que no del PSOE, que los extranjeros no saben lo que es) allí a donde van, lo que no viene nada mal a nuestra comunidad autónoma. Está bien eso de exportar música de primera calidad e ir saliendo de nuestra imagen folclórica. Al igual que me llena de orgullo ver el logo de la junta en el DVD de la maravillosa Novena de Beethoven de la WEDO editada por Medici Arts. Andalucía es mucho más que ole- arsa.

vicentet dijo...

A mi la Junta me la suda pero a ver si se va de gira y Baremboim,digo yo, va a venir aqui a ensayar con la orquesta, no estaria de mas que tocaran algun concierto en la capital del reino, o en la capital de reino Nazarí o en Malaga, pero que es una verguenza que en Mayo nos perdamos los que pagamos la orquesta el adagio de la decima de Mahler. Esto es como si en casa del Real madrid no se pudiera ver a Cristiano Ronaldo pagandole nosotros los sueldos. Y es mas, para esto, mejor coger los 2000 millones de pesetas que vale la fundacion y montar nosotros nuestra propia fundacion Arabigo-Cristiana dirigida por Zubin Metha o por quien te parezca, con caracter permanente o hacer de la ROSS una orquesta de este caracter conciliador.

FLV-M dijo...

Vicente, que yo sepa este programa Mahler/Beethoven NO se ensaya en Andalucía, y por tanto no hay que pagar gastos (supongo que los ensayos, desplazamientos y alojamientos de Milán, París y tal se financiarán con el caché de esos conciertos).

vicentet dijo...

Pues mas a mi favor, parece que la WEDO es la Bolos orchertra.

FLV-M dijo...

Que no ensayen en Andalucía no significa que no vayan a ensayar. Ni creo que a Barenboim se le ocurra presentarse en la Musikverein, la Philharmonie, la Salle Pleyel, la Scala y Santa Cecilia (¡menuda gira!) con un trabajo sin pulir al máximo.

Anónimo dijo...

Me parece muy bien toda esta dialéctica musical en torno a la figura de Barenboim, pero tanto aquí como en los medios de comunicación, como en los foros de discusión que se generaron a raíz del anuncio del PP andaluz, a todos se les ha olvidado la otra vertiente de la Fundación. Nadie habla de la educación musical infantil en Andalucía que esta Fundación imparte sin ningún tipo de costo para niños entre 6 y 12 años. Esto es exclusivamente para Andalucía y sin ningún tipo de coste, esto es, totalmente financiado con parte del presupuesto que la Junta le concede a la Fundación. En mi caso, si tuviera que pagar por las clases que han recibido y reciben mis hijos por parte de la Fundación, no podría, y como yo , muchas familias.
Esto no lo ha valorado ningúm medio de comunicación en ningún momento. Solo os habeis limitado a la WEDO y a la OCA, valiosísimas las dos, pero os habeis olvidado de los niños, que son los músicos del mañana. Al fin y al cabo, los de la WEDO y los de la OCA ya son músicos y sabrán en mayor o menor medida "buscarse la vida". La labor de integración y docencia que se está llevando a cabo con los niños no tiene precio y es gratis.