martes, 6 de julio de 2010

Sonatas de Shostakovich, mirando atrás

SHOSTAKOVICH: Sonata para violonchelo y piano Op. 40. Dos piezas para violonchelo y piano de la Suite de ballet nº 2. Sonata para viola Op. 147.
Michal Kanka, violonchelo. Jaromír Klepác, piano.
Praga, PRD/DSD 250264
63’59’’
DDD
Harmonia Mundi Ibérica
****


De las tres sonatas que escribió Shostakovich se ofrecen en este Super Audio CD, grabado en Praga con espléndido sonido en diciembre de 2009, la primera y la última de ellas. En la Op. 40, una página de primera madurez (1934: es el año de su Lady Macbeth) en la que ya se consolidan muchos rasgos de su escritura de cámara, Michal Kanka al violonchelo y Jaromír Klepác al piano parecen paradójicamente mirar al pasado antes que al futuro. De este modo, en los movimientos impares de la Sonata para violonchelo optan por una visión antes lúdica y suavemente irónica que ácida, enlazando de este modo con el Shostakovich desenfadado de su juventud, mientras que los pares están teñidos de una melancolía alejada del puro nihilismo, sin llegar a caer en la blandura -hay, eso sí, algún portamento innecesario- ni en la superficialidad.

En la Sonata para viola, acongojante obra postrera que Kanka se atreve a tocar al chelo sin recurrir a la transcripción de Daniel Shafran, los artistas saben ofrecer intensa emoción pero de nuevo evitan el histrionismo y el exceso de amargura, hasta el punto de que en el Allegretto central se pueden escuchar ecos folclóricos y en el terrible final el compositor parece despedirse del mundo con serena y hasta consoladora dignidad.

________________________________

Artículo publicado en el número de julio-agosto de 2010 de la revista Ritmo.

No hay comentarios: