lunes, 24 de noviembre de 2008

Las limitaciones del DVD: el Giulio Cesare de Wernicke

A manera de apéndice de la entrada anterior, quiero dejar aquí constancia de cómo las obvias limitaciones de cualquier medio audiovisual pueden perjudicar la percepción de un espectáculo, poniendo como ejemplo este DVD editado por TDK. La filmación se realizó en el Liceu de Barcelona en 2001, en lo que era la reposición de esta maravillosa producción de Giulio Cesare que originalmente se había presentado con Anne Murray y Ángeles Blancas en los roles de César y Cleopatra respectivamente. Aquí cantan un apañado pero no muy brillante Flavio Oliver (Zazzo resulta preferible) y una deliciosa Elena de la Merced que, a la vista de los resultados, aún ha logrado mejorar en Sevilla tanto en lo técnico como en lo expresivo.

Yo me lo pasé estupendamente viendo el DVD, pero cuando he podido disfrutar de la producción en directo las limitaciones de esta filmación me han quedado muy en evidencia. Ya se veía que la imagen no era muy buena, y ahora he podido comprobar que los colores no son sino un -literalmente- pálido reflejo de la realidad; la producción es colorista y luminosa (con algunos momentos oscuros que sirven de adecuado contraste dramático), buscando siempre una significación teatral para cada uno de los cambios lumínicos, algo que aquí sólo se intuye sin llegar a quedar claro.

Por otra parte, la realización es bastante mediocre y no permite apreciar de manera suficiente ni el planteamiento escenográfico (la Piedra Rosseta en el suelo ni se ve), ni el ágil movimiento escénico de los cantantes, ni cosas tan fundamentales como la opresiva bajada del espejo durante el dúo entre Cornelia y Sesto que cierra el primer acto. Tampoco se ven, más que de lejos, los irónicos carteles que van resumiendo la acción; aunque el Liceu tuviera a bien escribirlos en catalán, bien se podían haber incluido unos subtítulos en el DVD que explicasen qué es lo que allí se está señalando, porque así se pierde gran parte de este juego de teatro dentro del teatro planteado por este inolvidable creador alemán. Aun así, para quien no haya podido acercarse a Sevilla, imprescindible.

No hay comentarios: