domingo, 13 de septiembre de 2015

Renovación

No, el que se renueva no es el blog, sino yo mismo: después de unos meses en los que he envejecido considerablemente, me siento ahora mucho más joven, más delgado y (¡por supuesto!) más guapo, con muchas ganas además de comenzar el curso el próximo martes y cumpliendo la ilusión de impartir ocho horas semanales de arte, incluyendo la Historia del Arte de Segundo de Bachillerato y la nueva asignatura de Patrimonio artístico y cultural de Andalucía. No, este año no me toca dar Música. Eso sí, seguiré investigando sobre arte medieval en Jerez: ahí me tienen, precisamente, en la antigua mezquita del Alcázar convertida en capilla cristiana por Alfonso X.

2015-09-13 13.38.36

Aprovecho para avisar que, como estaba previsto, estoy en pleno proceso de mudanza y, además, no tengo de momento conexión a Internet en mi domicilio de la sierra segureña: espero que me disculpen si tardo bastante en contestar a los comentarios de los lectores a lo largo de estos días. Por ese mismo motivo todas las entradas que están saliendo lo hacen programadas con bastante antelación –llevan ya un tiempo escritas–, y me abstengo de escribir sobre asuntos de actualidad. Por ejemplo, el –a mi entender muy acertado– nombramiento de Andris Nelsons como titular en Leipzig. Hasta otra.

2 comentarios:

Curioso dijo...

Hola, la semana pasada descubrí tu blog de "Guias de audición" y me lo estoy empollando..
Como tú soy jerezano y también como tú soy un discófilo compulsivo de música clásica desde hace muuuchos años. Estuve haciendo un blog hace tiempo pero lo tengo muy abandonado.

Mi máximo interés es compartir experiencias de escucha de la gran música y ¿por qué no? material : ). Adoro descubrir versiones de lo que ya he escuchado que potencien unas u otras características inmanentes a las obras.

Estos dias estoy analizando el cuarteto n4 de Bartok. Al principio me parecía bastante indigerible pero ya va "entrando".

Un saludo desde Madrid. Ricardo de los Ríos.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Perdón por el retraso en contestar, Ricardo. Diferentes motivos me han tenido sin atender estos mensajes.

Me alegra un montón de saludar a un paisano. Confío en que no dejes de intercambiar tus impresiones. ¡Hasta pronto!