domingo, 31 de marzo de 2013

¡Aleluya!

Nada mejor en lo musical para hoy Domingo de Resurrección que el Aleluya del Mesías haendeliano. Les propongo escucharlo por partida doble. Primero por John Eliot Gardiner con sus English Baroque Soloist y su maravilloso Monteverdi Choir, en la conocida grabación para Philips de 1982. Esta interpretación del oratorio me parece un tanto sobrevalorada en su conjunto, pero su original recreación del celebérrimo coro me gusta muchísimo.


Y luego tenemos a Sir Colin Davis, la Sinfónica de Londres y un coro que no es en absoluto inferior al de Gardiner: Tenebrae. En su conjunto, es quizá este Mesías –registrado en diciembre de 2007 y editado en doble SACD por LSO Live– el que más me gusta, como ya expliqué hace años en este mismo blog. ¡Feliz Domingo de Pascua!

2 comentarios:

Pablo dijo...

Pues yo no veo que la grabación de Gardiner esté sobrevalorada, Fernando. Aunque han pasado los años, resiste el paso del tiempo mejor que muchas grabaciones historicistas de primeros de los ochenta. Me parece estupenda.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

A mí me parece que la única historicista de aquellos tiempos que se mantiene vigente es la de Pinnock, que sería una de mis favoritas si no fuera por las intervenciones de Tomlinson. A Gardiner, como tantas veces, lo encuentro un tanto seco y cuadriculado, aunque cada vez que el coro abre la boca uno se derrite, claro. En cualquier caso, me gusta más que las que por entonces grabaron Hogwood, Harnoncourt y Christophers. Cuestión de gustos, desde luego.

Por cierto, a Gardiner tuve la suerte de escucharle en la Catedral en Sevilla un Haendel estupendo, la primera parte de Israel en Egipto, allá por 1992. Saludos.