miércoles, 28 de diciembre de 2011

Los martes en Cines Ábaco

Ayer solo estábamos tres personas en los cines de Carrefour Norte de Jerez de la Frontera viendo la filmación de una excelente representación de Giselle –lástima la mediocre música de Adam- ofrecida en el Covent Garden. Por ello quiero insistir: todos los martes no festivos, en torno a las diez de la noche, la cadena de Cines Ábaco ofrecen en sus numerosas salas españolas filmaciones en diferido de óperas y ballets, la mayoría de ellas editadas o a punto de editarse en Blu-Ray, y procedentes en buena medida de la Royal Opera House londinense.

Cierto es que el precio de la entrada –muy superior a la de una película normal- resulta un poco caro para estos tiempos de crisis. También es verdad que la cadena no se preocupa siempre de actualizar la información sobre qué título se ofrece en cada cine –lo mejor es llamar por teléfono a la sala correspondiente-, y que incluso en más de una ocasión ha habido cambios o cancelaciones de última hora. Pero todos ustedes estarán de acuerdo conmigo en que si queremos que la propuesta se perpetúe, cosa de lo más recomendable habida cuenta de que el número de espectáculos en directo va a seguir cayendo en picado en territorio español, el público tiene que mostrar su apoyo asistiendo con cierta regularidad a estas sesiones que, piénsenlo bien, salen más barata que comprar el blu-ray correspondiente y ofrecen una calidad audiovisual mucho mejor que la de la mayoría de los sistemas domésticos.

2 comentarios:

Andante moderato dijo...

Estimado Fernando:
En estos días estoy escuchando el CD editado por Sony que trae la Primera Sinfonía y el Concierto para cello n° 1 de Dmitri Shostakovich, en la interpretación de Eugene Ormandy junto a su Orquesta de Filadelfia y el solista Mstislav Rostropovich. Las grabaciones, como bien es sabido, son de 1959 y se realizaron con la presencia del compositor. Mientras la realización del Concierto me parece magnífica, quisiera preguntarte cuál es tu opinión acerca de la lectura que Ormandy hace de la genial y extraña sinfonía. Mi opinión personal: creo se trata de una destacable versión, muy correcta, en la que la dirección del maestro húngaro, apoyada en el virtuosismo de la orquesta, subraya especialmente la contundencia y el visible sarcasmo de la partitura, si bien no logra obtener la unidad formal en el primer movimento, ni diferenciar con una mayor sutileza expresiva los distintos episodios que se suceden a lo largo de la obra. Lo mejor parece ser el tercer movimiento, adecuadamente opresivo; los otros movimientos, aunque bien trazados, evidencian algunas carencias. Además, la sonoridad corpulenta de la formación norteamericana conspira, en cierto modo, contra las texturas más camerísticas de la orquestación elegida por el autor.

Saludos, y felicidades para el comienzo de año.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Muchas gracias por tus comentarios. El concierto lo conozco desde hace tiempo, pero la sinfonía andaba descatalogada. Me compré el CD que acaban de editar, que supongo que es el que tú mismo tienes, pero aún no he tenido tiempo de escucharlo. Lo haré más adelante, porque por motivos de trabajo, estas Navidades son las primeras que paso sin música.

¡Felices Fiestas!