martes, 21 de junio de 2011

“La West-Eastern Divan inicia en Ronda y Sevilla su gira de conciertos” (o la nota de prensa que ustedes no vieron)

Esta nota de prensa la pasó la Fundación Barenboim-Said el pasado viernes. A fecha de hoy, no la he visto publicada en ningún medio sevillano, al menos en las respectivas ediciones digitales. Solo encuentro una excepción: un artículo escrito por Ismael G. Cabral (ya saben, el que escribió que el barítono “caló regular las notas bajas” en una memorable crítica del Fidelio que ofrecieron el de Buenos Aires y sus chicos en el Maestranza) en El Correo de Andalucía, artículo que respira mala intención por los cuatros costados. Me consta, por otro lado, que no es la primera vez que las comunicaciones de la referida institución van directamente a la papelera (de reciclaje) de determinados medios. ¿Qué está pasando con la prensa hispalense y Barenboim? Para mí está claro. Clarísimo.

_________________________________________________________________

Andalucía, 17 de junio de 2011

La Orquesta West-Eastern Divan inicia en Ronda y Sevilla su gira internacional de conciertos

El taller de ensayos de la orquesta se celebra en Sevilla del 21 al 29 de julio

La Orquesta West-Eastern Divan celebra en Sevilla su taller orquestal y ofrece dos conciertos, en Ronda y en la capital andaluza, en los últimos días del mes de julio. Las dos actuaciones en Andalucía servirán como punto de partida de la gira que se extenderá a lo largo del mes de agosto y que llevará a la orquesta a escenarios de Madrid, Pekín, Shanghái, Seúl, Lucerna, Salzburgo, Berlín y Colonia, donde la formación grabará la integral de la obra sinfónica de Beethoven.

El taller orquestal se celebrará en Pilas (Sevilla) del 21 al 29 de julio. Será la novena ocasión en que esta formación orquestal prepara su gira en Andalucía. Este encuentro de varios días servirá para que los músicos ensayen el repertorio para la gira y celebren actividades paralelas como debates y conferencias sobre la actualidad de Oriente Próximo. En el encuentro también participa la Orquesta Al Ándalus, compuesta por treinta músicos de entre doce y veintidós años originarios de los países árabes de Oriente Medio, Israel y España. Será la segunda ocasión en que esta joven formación se reúna, tras su creación durante el taller West-Eastern Divan del pasado año.

Ronda y Sevilla, primeras citas de la gira

Continuando con el proyecto sinfónico iniciado por la orquesta en 2010, el ciclo de conciertos que la West-Eastern Divan realiza este verano está dedicado, en su mayor parte, a la obra sinfónica de Ludwig van Beethoven.

El concierto de Ronda se celebrará en la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería el 30 de julio a las 21.30. Las entradas para esta cita salen a la venta el día 1 de julio en la taquilla de la Plaza de Toros de Ronda, en todos los centros del Corte Ingles e Hipercor, a través de la página web www.elcorteingles.es y en el teléfono 902400222.

Por su parte, el segundo concierto que la Orquesta West-Eastern Divan ofrecerá en Andalucía tendrá lugar en el Teatro de la Maestranza de Sevilla a las 21.00 del día 31 de julio. En esta ocasión, el programa comenzará con la Sinfonía nº 1 en do mayor (Op. 21) de Ludwig van Beethoven, el ‘Adagio’ de la Sinfonía nº 10 de Gustav Mahler y concluirá con la Sinfonía nº 5 en do menor (Op. 67) del genio de Bonn. Las entradas para este concierto pueden adquirirse a partir del 20 de junio en las taquillas del propio teatro, a través de su página web www.teatrodelamaestranza.es y en el teléfono 954 226 576, con precios desde los 17 a los 45 euros.

La orquesta visita el Lejano Oriente

Tras estas dos citas en Andalucía, la orquesta ofrece en Madrid su tradicional concierto de verano en la Plaza Mayor (1 de agosto) dentro de la programación del festival ‘Veranos de la Villa’. A continuación, la West-Eastern Divan viaja a China para actuar por primera vez en las ciudades de Pekín (5 de agosto) y Shanghái (7 y 8 de agosto). La siguiente parada de la gira será en la ciudad de Seúl. En la capital de la República de Corea ofrecerán durante cuatro noches (10, 11, 12 y 14 de agosto) la integral sinfónica de Beethoven. El ciclo terminará con la interpretación de la novena sinfonía del autor alemán con las voces de la soprano Sumi Jo, la contralto Ah Kyung Lee, el tenor Wo-Kun Kim y el bajo Suk Hun Hamm, acompañados por el Coro Nacional de Corea.

De vuelta a Europa, la orquesta actuará en la ciudad suiza de Lucerna (18 de agosto) antes de ofrecer un concierto dentro del programa del reputado Festival de Salzburgo el día 19. La gira continuará en Berlín, con un espectacular recital al aire libre en el Waldbühne donde se interpretarán la octava y novena sinfonías de Beethoven ante veinte mil personas. La obra cumbre del sinfonismo del compositor alemán contará con las voces de la soprano Anja Harteros, la mezzo soprano Waltraud Meier, el tenor Peter Seiffert y el bajo René Pape.

La gira culminará en la ciudad de Colonia, donde la orquesta ofrecerá entre el 23 y el 28 de agosto la integral sinfónica de Beethoven. El gran final estará protagonizado por la interpretación de la novena sinfonía que contará con los mismos solistas que en Berlín y el acompañamiento del Kölner Domchor, el coro de la catedral de Colonia. Durante las cinco actuaciones que la Orquesta West-Eastern Divan ofrecerá en la Philharmonie de Colonia se grabarán las nueve sinfonías de Beethoven para su edición discográfica posterior.

contacto y más información para prensa:

Fundación Pública Andaluza Barenboim-Said

Tel.: +34 955 040 487 / +34 697 956 397

comunicacion.fbs@juntadeandalucia.es

19 comentarios:

Andrés dijo...

Lo quieras o no, Barenboim es ya un cadáver político en Andalucía. A la Junta cada vez le resulta más difícil cubrir las vergüenzas de reducir presupuesto a sus orquestas, teatros y conservatorios a la vez que se lo aumenta escandalosamente al argentino. Por otra parte y como el mismo Barenboim reconoció tiempo ha, su proyecto de convivencia a través de la música se ha ido al garete y ya no es más que una fachada para seguir sacando dinero para sus proyectos en Berlín. Por no hablar de la cansera de los conciertos obligados para cerrar el festival de Granada con una orquesta que no es nada del otro mundo.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Indudablemente, Barenboim es un cadáver político en Andalucía, salvo que se produzca el milagro de que Javier Arenas (ese sinvergüenza que hace poco tuvo la desfachatez de decir que aún no se sabía quién había sido el autor del 11-M) no gane las elecciones.

¿Que la WEDO sirve para sacar dinero para Berlín? Me lo explique, porque a mí me parece un embuste del calibre de los de Intereconomía.

La Staatskapelle Berlín, a veces fallona, es una muy buena orquesta, ideal para el repertorio que suele traer a Granada. Las entradas para los conciertos se agotan en cuanto salen a la venta (en más de una ocasión he tenido que mendigar en la puerta) y el éxito de público y crítica es casi siempre -hay altibajos- enorme. Tener uno de los mejores directores del mundo en Granada todos los años es un privilegio del que el respetable se ha dado cuenta mucho antes que algunos críticos que solo miran el color político de la batuta.

En cualquier caso, os deseo suerte: lo mismo Arenas pasa un pellizco de la WEDO a la Barroca, que por ahí anda a ver si pega un buen mordisco al cadáver. Ñam.

Anónimo dijo...

Fernando, hay mucho odio y envidia hacia Barenboim, ese músico excepcional que ha cometido el grave desliz de fumarse unos puritos con Felipe González. Qué sus orquestas hayan alcanzado ese nivelazo es admás intolerable. Pero así son las cosas en España, o al menos en Andalucía... J.S.R.

Xosé Alberte dijo...

Lo que yo no entiendo es que se insista una y otra vez en datos falsos, de manera claramente malintencionada... ¡cuando en la Fundación no se quiere ocultar nada, sino todo lo contrario!

¿Cuántos periodistas han llamado a la FBS (o se han acercado por su sede) para pedir la cifra exacta del presupuesto de este año? ¿Qué medios han hablado de que unos 3.700 niños y jóvenes reciben formación con cargo a ese prespuesto? ¿Ha hablado alguien de la relación entre presupuesto y beneficiarios directos frente a otros programas musicales, culturales o educativos andaluces? ¿Cuántos han hablado de lo que cuesta, realmente, la gira de la WED a las arcas de la Junta?

La respuesta a todas las preguntas anteriores es la misma: nadie, ninguno. Una pena, vamos.

Anónimo dijo...

Hasta que Barenboim no se vaya de Andalucía no van a parar. Cuando no tengamos ninguno de sus conciertos, proyectos y visitas no nos daremos cuanta de lo importante que es tener a alguien de este nivel en Andalucía todos los veranos SIN cobrar. En vez de relacionar tanto la política con las artes, que se pregunten todos los que no están de acuerdo con los proyectos de la Fundación cuantos músicos andaluces están trabajando hoy en día en orquestas profesionales gracias al West Eastern Divan y la Academia.

Por cierto Andrés, dónde dijo Barenboim que su proyecto de convivencia se ha ido al garete?
Una orquesta que no es nada del otro mundo? Cítame tres orquestas mejores que la Staatskapelle que no sean la Filarmónca de Berlín o la de Viena.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Gracias a todos por vuestras aportaciones.

JSR: en Andalucía el asunto Barenboim es fundamentalmente político, aunque en el resto de España el desprecio hacia él va por otro lado. Lo que durante años hicieron en Scherzo firmas como Reverter o Pérez Adrián ("correcto pianista metido a director") no tiene nombre. Por fortuna el tiempo está poniendo las cosas en su sitio.

Xosé Alberte, tienes toda la razón. No solo no hay intención en interesarse por las cifras reales, sino que los números se utilizan de manera arbitraria. No se puede comparar toda la actividad de la Fundación con, por ejemplo, el presupuesto de la temporada de una orquesta, porque son dos cosas distintas.

Ni que decir tiene que la actividad de la Fundación ha sido siempre minimizada por la prensa andaluza, particularmente por la sevillana, y con toda la atención. El que no se publiquen las notas de prensa es una realidad que habla por sí sola. Que los medios hayan decidido que los melómanos no se enteren de que están a la venta las entradas me parece de juzgado de guardia. Sin embargo, si otras orquestas salen por ahí (pienso en la Barroca "de Sevilla"), casi todos tocan a rebato. Por no hablar de los sevillanísimos hermanos Alqhai, o del sevillanísimo tenor (este sí, metido a compositor) Manuel García. Sevilla, Sevilla, Sevilla.

Anónimo, esto de no parar hasta acabar con fulanito o con menganito no ocurre en Hispalis por primera vez en el ámbito musical. ¿Te acuerdas de las campañas contra Klaus Weise y Alain Lombard, los anteriores titulares de la ROSS? ¿Y de Plácido Domingo? El pasado abril José Luis Castro reconocía en una entrevista lo que todos sabíamos: que el tenor dejó de venir porque estaba harto de los ataques de la prensa.

Ah, una puntualización: La Concertgebouw me parece tan buena como las Filarmónicas de Berlín y Viena, e incluso más. También la Sinfónica de Londres y la Staatskapelle de Dresde son admirables. Pero en el grupo que viene a continuación se puede colocar perfectamente a la Staatskapelle de Berlín, no por debajo de Philharmonia, London Philharmonic, Filarmónica Checa, Radio de Berlín, Sinfónica de Berlín, etc. Y para compositores como Brahms o Bruckner la orquesta de Barenboim se colocaría en uno de los primeros puestos. Al menos en mi opinión, claro. Andrés parece pensar distinto, y en su derecho está.

Andrés dijo...

Como diría Jack el Destripador, vayamos por partes:
1. El propio Barenboim (y a hemerotecas me remito) reconoció hace ya unos tres años que el proyecto de alcanzar la paz y la convivencia en Oriente Medio a través de la música había fracasado. No hay más prueba que el hecho de los jóvenes palestinos e israelíes de la WEDO apenas si se relacionan en sus encuentros en Pilas más allá de los ensayos con el maestro. Y, si no lo creen, pregunten por ahí.
2. Presupuesto. Reconocidos ofialmente, 2,5 millones de euros para la Fundación Said-Barenboim, euros que salen de los presupuestos de Andalucía. ¿A cambio de qué? Pues de: una más aparente que real formación orquestal de jóvenes a cargo de unos ¿primeros atriles? de la Staatskapelle de Berlín que vienen un fin de semana al mes en plan colonial, es decir, a hoteles de 5 estrellas, a todo gasto, a cambio de unas erráticas clases. Nada que ya no hiciera, y de forma mucho más económica, la OJA, cuyo presupuesto en la actualidad es algo así como cinco veces menos que el de la Fundación. Y habría mucho que hablar de la calidad de dichos ¿primeros atriles?, porque no me explico que haya que traerse a un primer oboe, un primer clarinete o una primera trompa (especialmente fallona, por cierto) desde Berlín cuando aquí los hay mucho mejores. Y, si no, lean los foros de los propios alumnos de la OJA que también lo son de la Academia de Estudios Orquestales (tiene guasa, pagar dos veces por lo mismo a los mismos alumnos, como si sobrase el dinero) y verán sus opiniones sobre la diferencia de la formación que reciben en una y otra institución. Item más: en el mencionado presupuesto van incluídos los gastos de los 20 días de estancia y ensayos de la WEDO en Pilas (Sevilla), a cambio de dos miserables conciertos y, sobre todo y muy importante, de insertar el logo de la Junta en los programas de mano de los conciertos internacionales. Estamos aún esperando que el argentino cumpla su vaga promesa de dirigir a alguna orquesta andaluza o de ofrecer algún recital como solista en Andalucía. Y lo que nos queda esperar, me imagino. Item más: los tres conciertos obligados de cierre del Festival de Granada, que tanto gustan (y aburren) a los granadinos. Porque por más que os empeñéis, la Staatskapelle no deja de ser una buena orquesta de foso. Si la sacáis de Bruckner-Mahler, la cosa flaquea bastante, como un Mozart que le escuche en Granada hace unos años, para el olvido.

Andrés dijo...

Sigue del anterior:
Conclusión: no me creo que todo esto valga 2,5 millones de euros, clasecitas musicales a niños andaluces incluídas (que no pasan de lo anecdótico y lo sé por experiencia personal en el colegio de mis hijos), y es evidente que Barenboim, aunque no cobre oficalmente, utiliza los euros andaluces para canalizarlos hacia la orquesta de su teatro berlinés y poder así sufragar alguna que otra nueva producción (como hacía antes con sus apariciones en el Real y después hizo en Sevilla, con aquel "Parsifal" que nos costó casi 3millones por tres funciones.
3. Ningún músico andaluz de carrera internacional ha salido de la Academia de Barenboim, como sí lo han hecho algunos de los ex-alumnos de la OJA, como Ramón Ortega, hoy primer oboe de la orquesta de Munich.
4. A Barenboim se le vio el pelo político hace ya años cuando habló de Manuel Chaves como de el político con mayor sensibilidad musical del mundo. Aún estoy esperando, tras 20 años, para verlo en el Maestranza en algo que no sea flamenco.
5. No sé a qué viene, Fernando, meter a la Orquesta Barroca de Sevilla (sí, de Sevilla, no sé qué tiene de malo) en el asunto Barenboim, cuando es una agrupación que con un presupuesto anual de 60.000 euros (compárense con los 2,5 millones "oficiales" del holding Barenboim) ofrece un nivel de calidad muy por encima, comparativa y estilísticamente hablando) de la WEDO. Que yo sepa, Barenboim no ha tenido aún que hipotecar varias veces su casa para pagar a su orquesta como sí ha pasado con la Barroca "de Sevilla".
6. Y mucho menos entiendo tu inquina (y la de algunos amigos tuyos) hacia la recuperación del patrimonioo musical andaluz con tu alusión a Manuel García. Si la propia administración cultural española no invierte en la recuperacióin su patrimonio musical, ¿quién lo va a hacer? ¿Barenboim? ¿José Luis Moreno? ¿Sabes lo que costó producir la versión escénica de "L'isola disabitata" de García que ya se ha visto en Bilbao, Sevilla y Santander? 20.000 euros. Busca y compara. Y, si no, pregunta en tu tierra, donde al Villamarta no han llegado más de 700 euros de presupuesto (sí, lees bien, 700 euracos) en lo que va de año. Menos de lo que cuesta una noche de hotel en la Hacienda Benazuza para Barenboim o sus amiguetes berlineses.
Conclusión: admirador soy de Barenboim, pero más admirador aún soy de la verdad.

Andrés dijo...

Y 3:
Contra Weisse y Lombard no hizo falta hacer ninguna campaña, como muy bien sabes y te callas. Ellos mismos se desprestigiaron, Weisse marchándose tras un ensayo para no volver (los músicos no le aguantaban sus arranques de furia sin sentido y tampoco sus interpretaciones eran para tirar cohetes) y Lombard mandando por fax un parte de baja cuando estaba ensayando y dirigiendo en la Arena de Verona (¡hay un DVD grabado de aquellas funciones!), un fraude laboral del que se escapó de rositas y con 40.000 euros de indemnización por resccindir su contrato, porque Marset no tuvo .... de denunciarlo ante Magistratura por fraude laboral. Ésas fueron las supuestas "campañas" contra estos dos "genios" de la batuta". A ver si somos honestos por todas partes.
Y respecto a los Alqai, tampoco entiendo qué tienes contra ellos. Que Fahmi es el mejor violagambista español y que es sevillano? ¿Habrá que pedir perdón por ello? ¿Y si fuera de Siles? ¿O de Jerez? No desbarres, por favor y regresa a la Tierra.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

1. Barenboim ha repetido mil veces que este no es un proyecto para alcanzar la paz. Lo dice cada año. Es un proyecto para mostrar al mundo que la convivencia se alcanza con el diálogo, ese mismo que hace falta para tocar música junto a otros.

2. Lo de los profesores de la Staatskapelle Berlín versus profesores de la OJA me suena a corporativismo, cómo no, sevillano. ¿Cómo van a venir unos tíos de fuera para hacer lo mismo que nosotros hacemos tan bien? Claro está, luego hay que escuchar cómo suena la OJA: menos que regular. Y puestos a preguntar, que pregunten a

3. La Staatskapelle Berlín es mucho más que una buena orquesta de foso. ¿La has escuchado, por ejemplo, en el Fidelio de Teldec, o en la integral Beethoven para el mismo sello? ¿Y en la Novena de Mahler, por poner un compositor mucho menos afín? No hay más que poner el disco y comparar con otras. La cosa salta a la vista. E directo falla, lógicamente, pero también lo hacen las grandes cuando salen del estudio de grabación y no pasa nada. Eso sí, como equiparemos calidad con "número de notas falsas por concierto", apañado estamos. El Parsifal del Maestranza, por lo que yo sé costó 1 millón de euros, y tengo entendido que Alessandra Panzavolta, entonces responsable en el Maestranza, reconoció que la cantidad que había costado a la Junta era barata habida cuenta de la calidad de lo que se traía, y que al propio teatro sevillano le hubiera resultado imposible contar con un Pape, por ejemplo, para una producción propia, habida cuenta de su caché.

4. A Barenboim se le ve el pelo político. A muchos otros músicos, también, sea del color que sea. Y no digamos a los críticos, aunque unos lo intenten disimular y otros no tengamos reparo en reconocerlo.

5 y 6. Con respecto a la Orquesta Barroca de Sevilla, Manuel García y demás (debo añadir ahora al compositor Rabassa, que no fue sevillano, pero como si lo fuera), lo digo de otra forma: me molesta el desigual tratamiento que se da en Sevilla, ciudad narcisista donde las haya, a lo que tiene pedigrí hispalense y a lo que viene de fuera. Me molesta cómo el personal cae rendido ante los triunfos (reales o supuestos: sobre la actuación de la OBS en Cuenca ha habido serias discrepancias) de los músicos de la tierra mientras que se jode todo lo posible a quienes son de fuera, si son famosos (Domingo, Barenboim) mejor que mejor.

Por decontado que cada uno puede defender lo que le plazca y a quien le plazca. Y eso mismo es lo que yo hago. Un saludo.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Hay una frase incompleta en mi texto anterior, mil perdones:

"Claro está, luego hay que escuchar cómo suena la OJA: menos que regular. Y puestos a preguntar, que pregunten a..."

Me refería a Arturo Tamayo, que las pasó canutas para hacer con ella Schönberg y Sánchez Verdú.

Aprovecho para añadir dos cosas:

- ¿Quién ha dicho que los granadinos estén hartos de Barenboim? Porque las entradas siguen volando todos los años y los aplaudos son siempre muy entusiastas, incluso en Bruckner,e incluso mientras durante el concierto España gana la mundial futbolera.

- Lo del trasvase de dinero Fundación Barenboim-Said hacia la Staatsoper sigo sin verlo. La acusación es muy grave y convendría aportar algún argumento de peso, ¿no?

Pablo J. Vayón dijo...

Por alusiones,

Xosé Alberte, los periodistas no necesitamos llamar a la Fundación para enterarnos del presupuesto que la Consejería de Presidencia le asigna anualmente, porque los presupuestos son públicos y la Consejería los publica en su página web. Pero, para su tranquilidad,le diré que me interesa tanto la cuestión que hasta puedo ofrecerle desgloses de dicho presupuesto: por ejemplo, el gasto de personal del año 2009 (4 indefinidos y 32 temporales) ascendió a 642.604 euros y la previsión para 2010 (4 indefinidos y 36 temporales) era de 680.038 euros; por ejemplo, en enero de 2011 la FBS contrató a una profesora (llamémosla Cristina) para cubrir una baja voluntaria por un período de 135 días y con un coste de 4.539,85 euros. Etc., etc.

Por otro lado, en Diario de Sevilla seguimos esperando a que la gerente de la Fundación Barenboim Said, doña Muriel Páez Rasmussen acepte la propuesta de entrevista que le formuló la responsable de la sección de cultura hace ya varios meses.

Con respecto a la obsesión de Fernando con la política, tengo ya poco que añadir a lo que he dicho en otras ocasiones. El tema me cansa. Me importa un bledo si Barenboim es socialista, comunista, fascista, radical-cedista o peronista. Si fuma puros con Chaves, come pizzas con Berlusconi o bebe whiskys con Mandela. Es verdaderamente increíble como una y otra vez tú y algunos de tus comentaristas insistís en esta socorrida y burda falacia. No es un tema ideológico ni partidista: es un tema de necesidades y prioridades. Simplemente. Yo tengo una opinión al respecto; tú, otra. Y ya está.

Juan José Roldán dijo...

¡Qué empeño siguen teniendo algunos adalides de la cultura en acabar con ella! ¿Por qué siempre que se quiere reivindicar algo en este país se hace echando por tierra lo que han conseguido los demás? Me parece muy loable que se demanden más ayudas para formaciones espléndidas como la Barroca, por ejemplo; pero no entiendo que para eso debamos atacar lo logrado. Hace unos días asistí a un simpático concierto en el que un grupo de jóvenes intérpretes andaluces rendían tributo a un compositor sevillano. En el programa de mano podía leerse sus currículums; la mayoría había disfrutado de las clases magistrales recibidas de Barenboim y sus profesores. ¡Qué experiencia para toda la vida! ¡Qué bien sonaban, con qué calidad! A buen seguro que en gran medida debido a esas lecciones, y luego acaban ocupando, como bien sabemos, puestos en grandes orquestas del Mundo. Debemos defender la OJA, pero resulta ridículo equiparar su utilidad a la del Diván.
Como ridículo es también pretender que en apenas diez años este proyecto consiga la paz en Oriente Medio. Perseverancia y mantenimiento es lo que se necesita, y no abandono. ¿Acaso las ONG's han acabado con el hambre en el tercer mundo? Particularmente creo que manifestaciones como las del Diván son necesarias; me siento orgulloso de que mi comunidad lo sustente, y creo que con estas polémicas y diatribas sólo logramos ensuciar lo que no debería sino ser una iniciativa hermosa y loable. Y déjense ya de presupuestos, que parecen economistas y no amantes de la buena música.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Esta noche Barenboim será condecorado Caballero del Imperio Británico. Galardón muy significativo para venir de un país que, desde el asunto Du Pré, no ha sentido muchas simpatías hacia el de Buenos Aires.

Todavía no se han dado cuenta algunos del privilegio y el orgullo que supone que el proyecto estrella de un artista de semejante calibre tenga su sede en Andalucía y que recibamos su visita regularmente. Ahhh, claro, no hay dinero. Para eso no.

http://www.infobae.com/notas/589319-Daniel-Baremboim-sera-condecorado-con-la-Orden-del-Imperio-Britanico.html

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Por culpa de las pestañitas de Gmail me había quedado un comentario de Andrés sin publicar. No es la primera vez que me pasa. Perdón a todos.

Respondo a lo que en él se decía.

Contra Weise y Lombard SÍ hubo campañas, clarísimas además. El veneno que destiló Ramón Serrera desde ABC resultó particularmente sorprendente habida cuenta de que dicha firma se caracterizó siempre por su benevolencia, por decirlo de forma suave. Llegó incluso a escribir que Weise trabajaba a la semana mucho menos que un profesor universitario. ¡Pero si las ocho o nueve horas de ensayos y conciertos son más de lo que arriman el codo algunos que, como precisamente el señor Serrera, trabajan en la antigua Fábrica de Tabacos! Que yo he estudiado allí y lo sé muy, pero que muy bien.

El recibiendo a Lombard fue de campeonato. Recuerdo perfectamente el artículo de opinión de Juan Luis Pavón en Diario de Sevilla el día que lo nombraron titular: "sLombard debería dedicarse menos a poner sonrisitas al público y más a trabajar". La frase era así, más o menos, y en seguida pensé lo que luego se confirmó: a este le están haciendo la cama desde ya. Y lo que Carlos Tarín escribió contra el francés fue siempre extremadamente agresivo -no hay más que repasar las hemerotecas- pese a que el irregular maestro hizo cosas mucho más que buenas.

Weise y Lombard, personalidades indiscutiblemente controvertidas, terminaron portándose mal con Sevilla, pero tampoco Sevilla (o las firmas que creen representarla) se portaron bien con ellos.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

En cuanto a Fami Alqhai, no solo pienso lo que tú, que es el mejor gambista sevillano, sino que es además uno de los mejores del mundo. Pero me parece mal que Barenboim, músico genial donde los haya, reciba un tratamiento a patadas mientras que al sevillano poco menos falta que canonizarlo.

Además, si tan amigo eres de la verdad, Andrés, y tantísimo te preocupa la limpieza de fondos de Andalucía que, según tú y sin todavía ningún argumento que lo sustente, van a parar a la Staatsoper berlineas, de la misma forma te deberías preocupar de otras cosas.

Por ejemplo, del Festival de Música Antigua, en el que el señor Alqhai, director de la misma, se ha autoprogramado tres veces en los dos años que lleva en el cargo. A mí me gustaría saber si él y sus amigos han cobrado esos conciertos del erario público. En caso negativo, ¡bien por ellos, un gesto que se agradece! Pero si han recibido sus enomumentos, ahí sí que se podría hablar de "trasvase de fondos", o al menos de un "yo me lo guiso, yo me lo como". Que se hagan públicas las cifras, por favor, y en su caso que se denuncie la situación.

Con el nuevo ayuntamiento sevillano del PP, Antonio Álamo se marcha del Lope de Vega. Copio este párrafo de El Mundo:

"A Álamo, escritor y dramaturgo de gran prestigio, se le criticó que incluyera obras propias en la programación del teatro que él mismo gestionaba, pero él se defendió asegurando que Juan Carlos Marset le designó para el cargo pensando en esa doble versión de programador y de creador."

Si hemos de ser coherentea, quizá se debería sustituir a Alqhai por otra persona, o al menso pedir que no se autoprogramara (¡con fondos públicos, insisto!). Pero de eso nada leeré, seguro, en los mismos medios que repiten una y otra vez que Barenboim (¡ese sí que toca gratis en Andalucía!) viene a saquear las arcas públicas de nuestra comunidad.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/21/andalucia_sevilla/1308658312.html

Juan Ramón Lara dijo...

Tarde, con riesgo de meterme en algún charco y sin entrar a hablar de Fahmi Alqhai –del que estoy demasiado cercano para comentar nada–: tengo gran curiosidad por saber qué decía Tamayo de la OJA, Schönberg y SVerdú. A mí el simple hecho de que una orquesta de chavales de 18 años pusiera en pie el Erwartung me parece milagroso. Habría mucho de que hablar, y conozco el caso de primera mano: de los ensayos con Thomas, de detalles del concierto... pero la hazaña de la OJA me pareció asombrosa.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

A estas alturas no me apetece volver a la cuestión, la verdad. Lo que tengo entendido es que durante los ensayos Tamayo no quedó satisfecho del nivel de la OJA. Esto me lo contó un lector habitual de este blog que habló con él. Si él quiere le podrá ofrecer información más concreta de primera mano. Un saludo.

Anónimo dijo...

Cosas veredes... Gracias, en todo caso. Trataré de saber quién me lo pueda aclarar.

JRL