viernes, 6 de mayo de 2011

La sección de música del Corte Inglés de Sol y los Newton Classics

Ya les alerté en este blog sobre los problemas técnicos que están dando algunos discos editados por Newton Classics (enlace). Por su parte, “Pastoso” me hizo ver que la compañía se ha mostrado dispuesta a cambiar los compactos defectuosos, pidiendo a los compradores (“Please see with your retailer to exchange your copy”) que se pusieran en contacto con su proveedor. El mismo lector me indicó que él había cambiado sus ejemplares en El Corte Inglés “sin problemas y sin ticket” (sic). Pues bien, me acerqué el pasado sábado 30 de mayo por la tarde con mi ejemplar de las Sinfonías de Rachmaninov con Dutoit pensando que podría obtener una nueva copia sin particulares problemas, porque ya estarían alertados del asunto tanto por la distribuidora Diverdi como por los propios clientes que se habrían acercado a reclamar. ¡Ingenuo de mí!

Para empezar, la empleada que me atendió –una señora de mediana edad con cara de pocos amigos- no sabía nada de estos Newton Classics, ni de los fallos técnicos ni de los ejemplares corregidos para ofrecer al comprador. Y seguidamente añadió que sin ticket no había nada que hacer. Vale, culpa mía por no guardarlo, pero insistí en que yo no buscaba mi dinero, sino un ejemplar idéntico en buenas condiciones. “Es que yo no sé si usted lo ha comprado en la FNAC o en algún otro sitio”, me ofreció como argumento de peso. Al menos me concedió la gracia de ir a consultar a su jefe.

Llegó este, bien trajeado y educadísimo. Le puse al corriente de todos los detalles. La respuesta, acompañada de la más hipócrita sonrisa que he visto en mi vida, fue una rotunda e inapelable negativa. ¿Política de empresa? Miren ustedes, habida cuenta de que ellos no salían perdiendo nada si me hubieran descambiado mi ejemplar por otro –más aun teniendo en cuenta de que presuntamente la distribuidora les está descambiando las copias defectuosas-, lo único que han conseguido es el cabreo de un buen cliente. Mi sensación es que este señor actuó con escasa profesionalidad, por no añadir otra cosa.

Total, que tuve que volverme con los discos en mal estado con el rabo entre las piernas. Por mi parte volveré a la sección de discos del Corte Inglés de Sol a mirar novedades, pero no a gastar mi dinero. Al no tener ticket de compra mi único derecho es el del pataleo, y así lo ejerzo. No sin antes recomendar a quienes se pasen por aquí que se lo piensen antes de comprarles algo a estos simpáticos señores. En cuanto a Diverdi, me gustaría encontrar algún lugar en su web o en su revista de publirreportajes algún tipo de advertencia y/o disculpas a los compradores por un producto que están distribuyendo en malas condiciones. Veremos si se ponen manos a la obra o si más bien siguen callados a la espera de que el personal “pique” y les quite de en medio los ejemplares defectuosos.

3 comentarios:

pastoso dijo...

Vaya, pues ya lo siento. A mi ya te digo que siempre me han tratado muy bien. Igual soy su ojito derecho, jajaja.

Lo que es completamente absurdo en 2011 es que no actualicen las políticas de empresa con el tema de los cambios de cds. Hace 20 años tenía sentido que no te cambiaran un CD abierto por el dinero o por otro, porque existía la picarésca de comprarte un cd, grabarlo, y cambiarlo. Hoy día si eres pícaro, es que directamente no te compras un cd y te lo bajas de internet. Total, que al final pagamos los justos por un problema que ya no existe. Yo con eso tuve una bronca impresionante en la FNAC con un cd de musique d'abord NEGRO que mi lector se negaba a leer. Lo cambie por otro ejemplar que tampoco lo leía (y mi lector lee sin problemas los cerca de 2000 cds que tengo) y se negaron a cambiarme el cd por un vale para comprar otra cosa ese dia.

Me tocaron tanto los huevos que les montó un pollo curioso. Si el cd estaba bien según ellos, y no me querían devolver mi dinero, el reproductor de cd que tenía (que había comprado allí) era lo que estaba mal, así que estando en la garantía legal de 2 años, se lo planté alli mismo, exigiendo que en cumplimiento de la ley y teniendo en cuenta que iba a tardar mas de 15 días en "repararlo" me dieran otro de substitución. Ante su negativa, me compré otro que devolví a los excrupulosos 15 días en los que admiten el cambio de electrodomésticos por el dinero.

¿No querían no cambiar un cd de 6 euros? Pues ale, que se coman una reparación imposible, y una devolución de un equipo de 200 euros que probablemente ya no puedan vender.

FLV-M dijo...

Jajaja, ¡muy bien hecho con los de la FNAC! En cuanto a los del Corte Inglés, por descontado que tienen que cambiar la política en cuanto al descambio de compactos. Un poco más de amabilidad tampoco les vendría mal.

gonzalo (madrid) dijo...

Yo tuve también un problema con la señora malencarada de sol. En cuanto sale el encorbatado, la amenaza que les acojona es decir, que te vas a ir a Hermosilla a liarla parda (sede central del ECI) y todo cambia.