lunes, 10 de noviembre de 2008

Rozhdestvensky y Postnikova en DVD

Bueno, a ver si por fin estos últimos lanzamientos de Medici Arts en DVD suponen el comienzo de una edición más o menos sistemática de las filmaciones de los Proms realizadas por la BBC desde hace ya algunos lustros. Debe de haber ahí auténticas maravillas, como ésta que sale ahora, correspondientes a conciertos de 1978 (Shostakovich) y 1979 (Rimsky y Rachmaninov), protagonizada por Gennady Rozhdestvensky y su esposa la pianista Viktoria Postnikova, cuyo nombre, bochornosamente, no se ofrece en la más bien descuidada presentación del producto.

Ya en su interpretación de La gran pascua rusa Rozhdestvensky pone de manifiesto su capacidad para hacer sonar a la BBC Symphony (tampoco acreditada en la carátula) con esa rusticidad y aspereza bien entendidas adecuadas para interpretación de Rimsky y, en general, del gran repertorio sinfónico del país de los zares, ofreciendo una lectura de alto nivel a la que, no obstante, se le podía pedir un punto más de vuelo lírico y emotividad.

Portentoso el Primero de Rachmaninov, donde una batuta encendida, muy alejada de lo decadente pero emocionante a la hora de cantar las melodías, se une a un piano tenso y poderoso, de sonido apabullante, para ofrecer una interpretación aristada, dramática y rebelde que, pese a lo extrovertido del enfoque, alcanza su mejor momento en un Andante tan concentrado como sincero y emotivo.

La Cuarta de Shostakovich, una música que Rozhdestvensky siempre defendió con especial empeño, conoce aquí una idiomática interpretación que alcanza sus mejores momentos en los pasajes de sarcasmo y humor negro; globalmente no resulta inferior a la del mismo director estrenando la obra en Occidente (1962), de la que ya hablé en un post anterior, pero no llega a la altura de su genial recreación de estudio de 1985, quizá la más recomendable junto a los dos registros de Rostropovich.

La imagen es en color y de muy aceptable calidad. El sonido, por desgracia, es monofónico, aunque la deficiente acústica del Royal AlbertHall no supone particular problema para los ingenieros de la BBC. Lástima, ay, que haya algún inoportuno corte en el sonido, suponemos que achacable a la conservación de las cintas y no a la edición de este DVD. Da igual: la compra es obligatoria para todo aficionado al repertorio ruso.

En la web de Euroarts se puede ver un breve trailer (enlace).

No hay comentarios: