martes, 9 de marzo de 2021

Segunda de Bruckner por Giulini

Carlos María Giulini realizó su único registro oficial de la Sinfonía nº 2 de Anton Bruckner al frente de la Sinfónica de Viena, entre los días 8 y 10 de diciembre de 1974 y usando la Musikverein a modo de estudio. Pese a que la mayoría de los especialistas la consideraban versión de referencia, los señores de EMI no se dignaron a sacarla en CD, y hubo que esperar a que lo hiciera, con espléndido reprocesado, el sello Testament. He vuelto a escuchar la grabación, esta vez en un SACD de Tower Records que circula "por ahí" y que suena todavía mejor, con mayor naturalidad tímbrica y más redondez. Y vuelvo a quedar maravillado por la interpretación, pese a que Daniel Barenboim haya dicho cosas importantísimas sobre esta partitura.


Como era de esperar, la recreación del de Barletta sobresale por su fraseo natural, efusivo y de sensualísima cantabilidad –increíbles los violonchelos vieneses, a pesar de que se no trata de la Filarmónica–, pero sin perder el pulso ni la tensión imprescindibles en Bruckner. Todo respira una humanidad y una sinceridad abrumadoras, además de una extraordinaria belleza sonora: impresionante la orquesta, al mismo tiempo centroeuropea y mediterránea, envuelta entre brumas al tiempo que bañada por una luz acariciadora. Solo en determinados clímax se queda corta y evidencia que no estamos ante una formación de primera.

Concretando en lo que se refiere a la labor de la batuta, podemos matizar que el primer movimiento no es el mejor posible: se encuentra expuesto con un maravilloso sentido orgánico y las pausas van apareciendo con plena naturalidad, pero globalmente se echa de menos un enfoque algo más escarpado y visionario. El segundo es abiertamente genial, pura magia poética. Irreprochable el tercero, y para derretirse el trío. En el cuarto Giulini se implica a fondo y apuesta por explorar los conflictos, que se van resolviendo con perfecta lógica y grandeza sin rastro de exhibicionismo. En defintiva, un clásico del disco.


No hay comentarios:

Comienzo de curso

Esta entrada es simplemente para pedirles disculpas por la poca actividad que está conociendo el blog. La razón es muy sencilla: el comienzo...