lunes, 28 de septiembre de 2020

El soso Mozart de Brendel con Marriner

He tenido la oportunidad de escuchar el SACD editado por Pentatone con los Conciertos para piano nº 12 y 17 de Wofgang Amadeus Mozart que Alfred Brendel, Neville Marriner y su Academy of St. Martin-in-the-Fields registraron para Philips en 1970 con sonido cuadrafónico. La imagen sonora se recupera sin especial esplendor: los canales traseros aportan una apreciable naturalidad –no suenan instrumentos a través de ellos–, pero la tímbrica se ha quedado un poco anticuada. Por lo demás, me he encontrado una muestra –conocía solo algunas interpretaciones sueltas, y creo que no me molestaré en escuchar la integral– de cómo los dos artistas convergieron a la hora de ofrecer un Mozart apolíneo, amable y galante, muy ajeno a densidades y claroscuros, pero bastante más interesado en la belleza sonora y el equilibrio expresivo que en bucear en las notas.

Los resultados me han parecido irregulares. El primer movimiento del KV 414 resulta tan depurado en lo sonoro como insustancial, incluso excesivamente suave por parte de un Brendel muy distanciado. Funciona mucho mejor el Andante, fraseado por la orquesta con enorme cantabilidad y dicho con sensible y exquisita pulsación al teclado. El Finale, risueño y encantador.

Marriner triunfa en los dos movimientos extremos del KV 453 ofreciendo una dirección bulliciosa y chispeante en el mejor de los sentidos, expuestos con extrema pulcritud y control pero llenos de vida; en el sublime Andante, aun lejos de cargar las tintas  y atendiendo en primerísimo plano a la belleza formal, canta con una naturalidad extrema y sabe ofrecer los adecuados claroscuros. El problema es Brendel: insustancial, plano y soso hasta decir basta.

¿Mis versiones favoritas? Barenboim/Berlín y Ashkenazy/Philharmonia para el nº 12 y Bernstein/Viena, Barenboim/Berlín y Uchida/Tate para el nº 17.

1 comentario:

kapsweiss2016 dijo...

De acuerdo con lo soso que está Brendel en esa integral. Me gusta bastante más en el remake parcial que hizo con Mackerras la década pasada.
Un saludo

Comienzo de curso

Esta entrada es simplemente para pedirles disculpas por la poca actividad que está conociendo el blog. La razón es muy sencilla: el comienzo...