martes, 10 de septiembre de 2019

Dos portadas para la Historia

¿Quién dijo eso de que en la música clásica no debe hablarse de superación? Porque estas dos portadas de sendos lanzamientos a punto de aparecer superan a casi todo lo hasta ahora conocido...



4 comentarios:

Adrian dijo...

Y pensar que cuando vi la portada de la Bartloi crei que era una broma...

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

No, ninguna broma. Ahora bien, puestos a escoger, la "locura" de la Bartoli me cae simpática: la portada es horrorosa, pero me gusta verla tan desprejuiciada y con ganas de divertirse. En cuanto al granadino... Creo que desde el Karajan más endiosado no se veía algo así. ¿Qué se ha creído este chico?

Bruno dijo...

No pasemos por alto lo guapísimas, y guapísimos, que son las nuevas estrellas solistas de los discos. Violinistas y pianistas de ensueño en lo físico y, a veces, en lo musical.
Siempre he sospechado que George Szell debió de fijar por contrato el tipo de letra y tamaño, el mismo, para la Orquesta de Cleveland y para su nombre en los discos.
Karajan lo debía de exigir, pero diferente. Para él el mas grande.
Observemos que en muchas fotos el director sale, aunque esté cenando, con la batuta en la mano. Indudable símbolo fálico del poder.
La tiranía de los diseñadores y fotógrafos. De la moda y de la pasta.
(Menos mal que ya tiene un procedimiento humano para introducir comentarios)

bruckner13 dijo...

Cecilia Bartoli vs. Conchita Wurst. De hecho creía que era la segunda.