sábado, 30 de septiembre de 2017

Tres breves

1) Me levanto con la noticia de que Francisco López Gutiérrez ("Paco López") va a ser nombrado nuevo director de la Bienal de Flamenco de Sevilla. Nombramiento que considero desafortunado. Aunque no les voy a ocultar, hacerlo sería jugar sucio, la aversión mutua que sentimos ese señor y yo. Él siempre mostró un indisimulado desdén hacia mi persona, más tarde transformado –cuando comencé a escribir reseñas sobre el Villamarta– en profundo desacuerdo con mi labor como crítico (me parece oportuno indicar que, de manera por completo coherente, dos de sus firmas de cabecera son Reverter y Mengíbar). Yo empecé admirando a López, y sigo pensando que en los primeros años realizó un formidable trabajo en su faceta de programador. A medida que fueron pasando los años, la admiración se transformó en todo lo contrario, pues en el momento en que se acomodó en el sillón, lo que hizo no fue tanto servir al Villamarta como poner al Villamarta a su servicio personal. Siempre a mi modo de ver, claro está. E hizo cosas altamente censurables, de las que ya he dado cuenta demasiadas veces como para repetirme. Sospecho que en la Bienal se autoprogramará con frecuencia, aunque eso no creo que importe a los sevillanos: es lo que hace Fahmi Alqhai en el FeMÀS. Bien pensado, los dos podrían montar juntos algún espectáculo de flamenco-fusión, que a ambos les va mucho ese rollo.

2) En mi sala de audiciones tengo un gran mueble con discos por escuchar. He reordenado los contenidos. La música antigua ha pasado al lugar más inaccesible del conjunto, como también lo ha hecho la ópera. A cambio, he colocado a Haydn, a Mozart y a la música contemporánea en unas baldas mucho más cómodas. Las bandas sonoras siguen estando demasiado arriba para mis brazos, aunque accesibles. Y en lugar preferente, como siempre, el repertorio sinfónico tradicional: Beethoven, Schubert, Brahms, Tchaikovsky, Bruckner, Sibelius, Prokofiev... Para que vean en qué cambian mis gustos. Y también en qué no lo hacen.

3)  Una de las mejores experiencias musicales de mi vida está siendo escuchar la obra completa de Gÿorgy Ligeti. Me faltaban algunas páginas importantes suyas por escuchar, además de la mayoría de las "secundarias". Y de las que conocía, algunas no las terminaba de comprender en toda su dimensión. No quiero decir que me resultara duro escucharle: aunque fuera música "rara", mi oído no ponía ninguna pega. Simplemente, no reparaba en lo enorme que era. En este momento, cuando ya estoy en la recta final, me doy cuenta de que el autor de Lontano no es solo uno de los más admirables compositores del siglo XX, sino también uno de los grandes genios de la historia de la música. Es difícil ser al mismo tiempo tan creativo, tan personal, tan arriesgado y tan rico en sugerencias. Modernísimo a la vez que intemporal. Si alguien me está leyendo, que no pierda el tiempo como yo lo he hecho: que se zambulla en este universo cuanto antes.


PS. No hay que ser muy listo para darse cuenta de que alguien postulará en algún momento a Paco López como director artístico del Maestranza. Al tiempo.

5 comentarios:

Angel Torres dijo...

Gracias Fernando,

¿Alguna recomendación o recopilación discográfica de Ligeti para adentrarse en el?.

Muchas gracias.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

¡Por supuesto! Yo empezaría pro esta caja de cuatro discos:

https://www.amazon.es/gp/product/B000HWZALK/ref=ox_sc_act_title_1?smid=A1AT7YVPFBWXBL&psc=1

Ahí faltan cosas muy importantes (la obra para piano solo, fundamentalmente), pero están la mayoría de las obras clave y el nivel interpretativo, con alguna excepción, es muy alto. Un segundo paso sería acudir a la edición de la obra completa a cargo primero de Sony y después de Teldec. Recomiendo particularmente estos últimos volúmenes. Gracias mil por el interés. Un cordial saludo.

Nemo dijo...

Gracias por las recomendaciones.

Tengo cosas de Ligeti, pero no colecciones sistemáticas. Dos discos DG, uno de Boulez (Conciertos) y otro de Abbado. Después tengo un disco Teldec con Aventures, Nouvelles Aventures, Artikulation y piezas de "Musica Ricercata" y otro de la misma casa dirigido por Nott con Lontano, Atmosphères y otras obras. Lo que me gusta de Ligeti, me encanta. Otras obras me parecen más secundarias, tampoco diría que difíciles, y les he prestado menos atención.

Me apetece bucear en su música otra vez, y darle un buen repaso.

RicardoDeLosRios dijo...

Yo llevo en mi bolsillo la obra completa de Mozart siempre y el resto del espacio voy rotando con los grandes: Bach, Chopin, Hummel, Debussy, Tchaikovksy, Mahler, Vivaldi, etc. Con 2 horas y media de transporte público al día en Madrid es mi nutrición diaria.

Andrés dijo...

Estimado Fernando:
te rogaría que no me metieses de por medio en tus cuestiones personales con Paco López, en las cuales no tengo nada que ver. Gracias