viernes, 27 de enero de 2017

Soberbio (¡y gratuito) Saint-Säens con Nelsons y Thibaudet

Un placer recomendarles este vídeo absolutamente legal y gratuito subido a YouTube por Avrotro Klassiek en el que Andris Nelsons, Jean-Yves Thibaudet y la Orquesta del Concertgebouw recrean el Concierto para piano nº 5, Egipcio, de Camille Säint-Säens, una interpretación del 16 de noviembre de 2011 que realmente merece la pena conocer.



Y es que Nelsons realiza una asombrosa labor de reivindicación de la partitura poniendo al servicio de la misma no solo una irreprochable técnica de batuta con la que materializar sus creativas ideas, sino también una gran dosis de intensidad, fuerza expresiva y entusiasmo que se evidencia con claridad en el muy expresivo rostro del maestro, como también en la manera de paladear con voluptuosidad las melodías y ofrecer una verdadera orgía de colores –rutilante la orquesta– sin perder de vista la elegancia y el peculiar sentido del equilibrio que este repertorio demanda.

Thibaudet aporta un pianismo afilado, extremadamente virtuosístico y a veces un punto nervioso, pero también sabio a la hora de ofrecer concentración, sensibilidad, delicadeza y –en más de un momento– frases de un vuelo poético sobrecogedor. No se lo pierdan.

2 comentarios:

Adrián Deschamps dijo...

Saludos, Fernando.

Hace poco más de un año que he descubierto este blog. Me ha resultado bastante interesante, sobre todo por su facultad de permitirme explorar nuevos horizontes musicales en obras ya bastante conocidas (decir que la primera publicación que leí fue la de mi concierto preferido, el segundo para piano de Rajmáninov).

Si bien he leído ya algunos apuntes sueltos, siempre he echado en falta una discografía comparada, de esas cuasi monumentales que solo aquí he leído, de las grandes novenas: la de Dvorak, la de Mahler, la de Schubert, la de Bruckner y por supuesto la de Beethoven. Si tengo yo una docena de grabaciones de esta última, no me imagino la casi centena que debes de tener y por ello comprendo el enorme trabajo en que un hobbie se convierte.

Siempre quedará a tu criterio, claro. Pero considero que sería algo muy bien recibido por los no pocos lectores de este blog.

Congratulaciones desde el otro lado del Charco. Disculpa si me comunico por este medio, pero no sé muy bien cómo utilizar el correo o los mensajes privados desde un blog.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Muchas gracias por el interés, Adrián.

Como he dicho en más de una ocasión, recibir noticias desde el otro lado del océano me resulta siempre particularmente grato.

No tengo escuchadas tantísimas grabaciones como crees, pero lo cierto es que de las obras más manidas tengo unas cuantas. De la Quinta o la Séptima de Beethoven superan el medio centenar. El problema es que las anotaciones que tengo sobre ellas son demasiado antiguas como para fiarme ahora de ellas, o un tanto incompletas. También es cierto que esas discografías que hago no deben sino tomarse como lo que son, un mero divertimento que, además, me sirve a mí mismo para aclarar ideas y a otras personas para obtener unas reflexiones basadas en unos gustos y criterios que son los míos propios, y por ende tan parciales, subjetivos y variables como los de cualquier otro. Reflexiones, por ende, absolutamente sujetas a discusión y a desconfianza, pero que pueden ser útiles si se comparan con las recomendaciones sugeridas por otras personas.

Novena de Dvorák, Cuarta de Mahler, Quinta de Beethoven, Octava de Brucker, Concierto para piano nº 2 de Bartók... Esas serán posiblemente mis próximas comparativas, porque ya tengo número de audiciones más que suficientes como para decir algo. Un cordial saludo.