miércoles, 18 de enero de 2017

Mahler de Tennstedt recuperado en HD

El sello EMI rescata en descarga de alta definición dos grabaciones mahlerianas realizadas por Klaus Tennstedt dentro de su integral frente a la Filarmónica de Londres: Quinta sinfonía y Adagio de la Décima. Registros realizados entre mayo y agosto de 1978 que ahora suenan no sé como lo hacían antes francamente bien. Y notabilísimas interpretaciones.


Esta primera Quinta de Mahler por Tennstedt –luego vendrían cinco más, todas ellas en vivo– se aparta de las propuestas más personales de otros directores, ofreciendo una síntesis de los diferentes enfoques posibles –hay dramatismo, voluptuosidad, ensoñación y capacidad analítica, todo ello en su punto justo–, pero siempre anteponiendo la elegancia, la calidez y el vuelo poético frente a otras consideraciones más o menos inquietantes. En este sentido, el tercer movimiento puede resultar –sobre todo en su arranque– algo más amable de la cuenta, como también le ocurre a un quinto luminoso y sin arrebatos. El Adagietto, por su parte, destaca por un sereno humanismo que sabe alejarse de lo en exceso decadente sin renunciar a recrearse en la sensualidad de la página. A la postre, lo menos convincente es la actuación de una London Philharmonic sin duda notable, pero con metales no muy allá.

El Adagio de la Décima recibe, por su parte, una cálida, emocionante y profundamente humana interpretación; no diré que plácida, tampoco contemplativa ni espiritual, pero desde luego alejada de tensiones extremas y de visceralidades expresionistas. El trazo flexible, cantable y emotivo del maestro, que trabaja los planos sonoros con admirable plasticidad y conduce la arquitectura con naturalidad, una fluidez y una lógica por completo convincentes, siempre haciendo gala de una gran belleza sonora, termina imponiéndose en su propuesta.

3 comentarios:

Rafael Bellón dijo...

Tennsted siempre da la talla... Nos debes una comparativa de la "Titán", con mahlerianos tan anómalos e inspirados como Boult, Leinsdorf, Muti o Mackerras.

Saludos,
Rafa

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Mucho me temo que no podré atender semejantes cuestiones. Las exiugencias de mi vida laboral ponen en entredicho la propia continuidad de este blog. Sacar una entrada cada dos o tres días ya me resulta dificilísimo.

Rafael Bellón dijo...

Pues bien que lo lamento, Fernando. Espero que la cosa se amaine, y al menos puedas publicar entradas monográficas, si es que no vastas comparativas. Las necesitamos como agua de mayo.
Abrazos,
Rafa