sábado, 23 de julio de 2016

Una triste historia

Me daba ayer Ángel Carrascosa la noticia del fallecimiento del crítico musical jerezano José Luis de la Rosa Retamero, corresponsal durante largo tiempo de la revista Ritmo y colaborador semanal en Diario de Jerez (obituario). Tenía tan solo cincuenta y nueve años de edad.



Conocí a José Luis hace ahora dos décadas justas. Fuimos amigos cordiales durante bastante tiempo. Nos parecíamos muy poco en lo personal, pero compartíamos un temperamento inflamable y la pasión por la música clásica en general, y por Beethoven –y su mejor intérprete, Barenboim– en particular. También compartíamos el vicio de acumular discos y más discos en las estanterías.

Poco a poco, y con el Teatro Villlamarta como decisivo trasfondo, la relación se fue deteriorando seriamente. Al final la situación estalló y nos convertimos en enemigos irreconciliables. No tiene sentido ahora entrar en los porqués. Simplemente diré que la noticia me ha dejado muy triste. Descanse en paz.

4 comentarios:

Bruno dijo...

En Valencia ha fallecido Alfredo Brotons, también crítico musical.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Lamento el fallecimiento de Brotons, aunque jamás le conocí y casi nunca le leí.

Felirosi dijo...

Pues Alfredo Brotons escribía en la misma revista que Vd., Ritmo, durante unos cuantos años. Yo si lo conocí y me sorprendió porque acumulaba la música en cassettes, toda procedente de grabaciones de radio y tenía una buena colección, muy curioso.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

La verdad es que nunca seguí a Brotons. Lo siento.