lunes, 28 de marzo de 2016

Irregular Shostakovich de Temirkanov

Extraño disco este, grabado a volumen muy bajo y con toma en exceso difusa por RCA en enero de 1996, que deja en evidencia la irregularidad de Yuri Temirkanov como intérprete de la música de Shostakovich. Para empezar, el maestro ruso ofrece una de las mejores lecturas que conozco de esa obra menor pero muy estimulante que es la Obertura festiva, en la que derrocha sentido del humor, efervescencia y comunicatividad; puede echarse de menos, eso sí, el grado de incisividad e ironía que ofrece Rozhdestvensky en sus recreaciones de la misma página.


Sigue una notabilísima lectura de la Primera sinfonía. Temirkanov acierta plenamente en los dos primeros movimientos, cuyo espíritu juguetón y desenfadado, mas no inocente, captura a la perfección; otra cosa es que su sentido del humor sea antes irónico que sarcástico o corrosivo, lo que tampoco es imprescindible. La segunda mitad de la obra está francamente bien resuelta, aunque cosas más intensas y con más garra se hayan oído: por aquí anda mi discografía comparada. La coda final resulta muy extraña y caprichosa, aunque tal vez se encuentre, sencillamente, mal tocada.

Para terminar, una Sexta sinfonía en la que Temirkanov se muestra descomprometido, rutinario, deslavazado en la administración de tensiones, particularmente en un primer movimiento falto de concentración y de hondura. Que en la coda del tercero se decante por el efectismo resulta significativo. La orquesta no está en su mejor momento: la cuerda es espléndida, pero los metales dejan que desear.

En fin, un disco con cosas que están francamente bien, pero del que se puede prescindir sin mayores problemas.

No hay comentarios: