sábado, 5 de marzo de 2016

Concierto en Berlín para los refugiados: Barenboim, Fischer, Rattle

Mientras algunos españoles –no me refiero solo a la clase política– se piensan si debemos y/o podemos acoger a los refugiados sirios, las puertas de la Philharmonie de la capital alemana se abrían para estos desdichados el 1 de marzo para ofrecer un relativamente breve concierto ("Bienvenidos entre nosotros") protagonizado, bajo patrocinio de la canciller Angela Merkel, por las tres grandes orquestas berlinesas: la Staatskapelle, la del Konzerthaus –antigua Sinfónica– y la Filarmónica, todas ellas junto a sus respectivos titulares, Daniel Barenboim, Iván Fischer y Sir Simon Rattle. La Digital Concert Hall lo ofrece gratuitamente (pueden hacer click aquí) a todo aquel que desee verlo en su ordenador, pero como yo prefiero esperar a ver esa misma transmisión por la tele, que ahora no tengo conectada a mi reproductor que decodifica la referida plataforma, me he conformado con pasar el audio a CD y escucharlo en ese formato.


Barenboim escoge dirigir y tocar el Concierto para piano nº 20 de Mozart, quizá no por casualidad el más doliente del compositor, y desde luego uno de los más geniales. Los cuarenta y nueve años (!) que han pasado entre su grabación con la English Chamber –que he repasado para la ocasión– y este concierto dan buena cuenta de la enorme evolución del de Buenos Aires como pianista y como director. Aquella era una interpretación severa, oscura, profundamente trágica, con momentos no ya dramáticos sino abiertamente hoscos, además de muy robusta y poderosa –que no masiva– en su sonoridad. Esta de ahora sigue siendo amarga y honda, cómo no, pero ha perdido las tensiones extremas de aquella –tensiones geniales, pero también muy discutibles para tratarse de Mozart– y ha ganado de manera muy considerable en flexibilidad, en cantabilidad, en calidez humanística e incluso en aspectos como la jovialidad, picardía y el desenfado que también tienen su cabida en esta página, muy particularmente en un tercer movimiento que es ahora muchísimo más convincente que el de antaño. La orquesta, divina. ¿Y los dedos de Barenboim? Pues irreprochables, y además mucho más variados en sonido y expresión. Interpretación genial, en definitiva. Dudo que haya una sola globalmente superior a esta.



El siempre bienhumorado Iván Fischer se decide por la Sinfonía Clásica de Prokofiev: risueña pero desigual interpretación en la que junto a dos movimientos extremos magníficamente planteados y realizados, encontramos un segundo de un humor en exceso frívolo y un tercero lleno de matices no del todo convincentes.

Para terminar, Sir Simon Rattle y sus chicos ofrecen los movimientos pares (¿por qué no la hicieron completa?) de la Séptima Sinfonía de Beethoven: en la línea "históricamente informado ma non troppo" el celebérrimo Allegretto, en plan Karajan el Finale. Imposible resistirse a la potencia de la Berliner Philharmoniker, claro.

PD. Si en España se le ocurriese hacer un concierto así a un presidente como José Luis Rodríguez Zapatero, los políticos de turno y la prensa que ustedes imaginan (¡además de algunos críticos que yo me sé!) no tardarían en descargar toda su artillería pesada. Pero claro, como lo ha patrocinado la Merkel... Los alemanes, de nuevo, dándonos lecciones en unas cuantas cosas.

4 comentarios:

Hans-Jürgen Grande dijo...

Buenas noches, Fernando. Una cuestión: ¿cómo has conseguido pasar las grabaciones a formato CD? Aplicaciones como el JDownloader no funcionan en archivos encriptados como estos... Un abrazo, Hans

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Buena pregunta. Pues lo descargué del siguiente enlace y luego lo edité:

https://1fichier.com/?fa35fx31mf

Además, con un programa como Total Recorder se puede grabar el audio de la filmación.

No parece que aquí se quiebren muchos derechos de reproducción porque, a todas luces, la intención de los artistas es darle la máxima visibilidad al evento. Gratis para todos. Saludos,

Fernando

peli-roja dijo...

Hola Fernando,

tengo una curiosidad acerca de Barenboim y no se si tiene usted alguna información al respecto; la pregunta es ésta:

¿por qué no ha dado este año su concierto en el Maestranza? el año pasado lo hizo en enero, ya que dijo que agosto no era un buen mes, pero este año no he visto ninguna noticia al respecto.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Según tengo entendido, el acuerdo entre Barenboim y la Junta implica que CADA TEMPORADA él y su orquesta multicultural ofrezcan DOS conciertos en Andalucía.

Los de la temporada 2014/15 tuvieron lugar en enero de 2015 en Córdoba y Sevilla. Los de la 2015/16 han tenido lugar en octubre de 2015 en Granada y Córdoba. Por tanto, ya nada hasta la temporada 2016/17. Saludos.