sábado, 13 de febrero de 2016

¡Cuidado, que viene!

He visto esta foto –extraordinaria, obra de un tal Werner Kmetitsch– y no me he podido resistir. Y es que Don Nikolaus se ha retirado de los escenarios por enfermedad, pero en el mundo discográfico sigue vivo y nos va a ofrecer su más gamberra, provocadora y desmadrada realización. Una auténtica bomba. Un Harnoncourt más Harnoncourt que nunca ofreciendo cinco tazas a quienes no quieren caldo. Pondrá a prueba la paciencia de los melómanos más tradicionales y probablemente despertará elogios desmedidos por parte de quienes ustedes y yo sabemos. Pronto comentaré ese disco. Mientras tanto, vayan preparándose: ¡cuidado, que ahí viene!



6 comentarios:

Bruno dijo...

Si se atreve con todo eso es que ya está bien.

dr. ramsés dijo...

:-D Estoy en ascuas por saber qué disco es ese, no tengo ni idea. Pero ya adelanto que me conformaré con leer vuestras críticas y echarme unas risas, no creo que intente oírlo... prescripción médica :-P

Anónimo dijo...

Harnoncourt es el mas sobrevalorado músico que conozco. Sus versiones no tienen nada de interesante, todo en el es violencia, timbalazos y mal gusto, sobre todo de Mozart en adelante. Si su actitud es ser mas extravagante que el resto, bienvenidos al retablo de las obscenidades musicales.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Ta-ta-ta-taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Sergio dijo...

Ay, Señor!!!!

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Pues ahí va el comentario:

http://flvargasmachuca.blogspot.com.es/2016/02/harnoncourt-se-despide-con-una.html