lunes, 22 de junio de 2015

Kirill Petrenko a la Filarmónica de Berlín: de piedra

Lo acabo de escuchar en la rueda de prensa ofrecida en directo por la Digital Concert Hall: la Filarmónica de Berlín ha nombrado como sucesor de Simon Rattle a Kirill Petrenko (Omsk, Rusia, 1972), actual director de la Ópera Estatal de Baviera. Como ellos mismos acaban de decir, ¡solo les ha dirigido tres veces! Se queda uno de piedra.


No puedo entrar a valorar la categoría de este señor, porque hasta ahora solo le he escuchado una Segunda de Elgar que me pareció de escaso interés en lo que a la labor de batuta se refiere. Por otra parte, bien es verdad que se han escuchado grandes alabanzas a su Anillo en Bayreuth por parte de críticos y aficionados, pero conociendo cómo está el patio (me viene a la mente esos sevillanos aplaudiendo enloquecidos el mediocre Haydn del zafio y hortera Enrico Onofri), cada día me fío menos de las opiniones de los demás.

Dicho esto, ¡qué oportunidad perdida! Dejando aparte a Barenboim, para mí el mejor director del orbe pero en absoluto dispuesto a abandonar a su Staatskapelle de Berlín, Andris Nelsons era sin duda la opción ideal para la Berliner Philharmoniker: joven, entusiasta, bienhumorado y, sobre todo, rebosante de talento en eso que llamamos “el gran repertorio”, es decir, el territorio natural de la excelsa formación alemana. ¿A cuántos directores de la actualidad se les puede escuchar, por ejemplo, un Brahms como el que hace Nelsons?

Por eso mismo salté de alegría cuando alguien difundió antes de tiempo una noticia que resultó no ser cierta, la elección del maestro letón como nuevo titular, y ahora me quedo desencantado ante la designación de este señor del que no sé en absoluto qué esperar, pero que en principio me parece tan poco estimulante como la de Daniele Gatti para la Concertgebouw. Ojalá me equivoque.


2 comentarios:

Juan Zaragoza dijo...

¿Sabemos para cuanto tiempo es el contrato?

A lo mejor se trata de una medida provisional (o compás de espera, puesto que de música hablamos) para ganar tiempo en tanto se aclaran las circunstancias, tanto de la división de opiniones en el seno de la orquesta como del panorama internacional.

Saludos.

Juan Zaragoza.

Javier M. F. dijo...

El día en que se conoció la noticia, en el diario El País, el compositor español Mauricio Sotelo escribió un artículo complementario a la propia noticia. Puso por las nubes a Petrenko, como un acierto pleno (el nombramiento).
Personalmente no tengo ni idea sobre este director. Lo que si está claro es que cuando aborde obras del gran repertorio clásico romántico (que la Orquesta Filarmónica de Berlín debe abordar), donde la mayoría de los aficionados vamos a estar en condiciones de opinar, ahí se la van a jugar tanto director como Orquesta. Entiendo que la Filarmónica de Berlín no querrá críticas donde el opinante de turno elogie más el Brahms o el Tchaikovski de unos intérpretes de tercera editado por el sello barato de turno.
Sospecho que algo le han visto y que cuando se ponga a trabajar en serio con la Orquesta los resultados serán muy buenos. De lo contrario van directamente al suicidio.