martes, 3 de febrero de 2015

Daphnis y Chloé por Munch: a conocer, sin ser perfecto

He vuelto a escuchar el registro que entre los días 23 y 24 de enero de 1955 realizó del ballet completo Daphnis et Chloé el maestro Charles Munch al frente de una notabilísima pero no perfecta –hay más de una pifia en los metales– Sinfónica de Boston y de un New England Conservatory Chorus bastante apañado. Y he vuelto a quedar maravillado ante la enorme calidad de la toma sonora de los ingenieros de RCA-Living Stereo, magnificada por el trasvase a Super Audio CD realizado en 2004. No es que parezca grabado ayer, eso desde luego, pero sí que parece al menos una década posterior a la fecha en la que se realizó la toma. Hay distorsiones, pero no es necesario imaginar nada: todo se escucha la perfección.

Munch Ravel Daphnis SACD

Desde el punto de vista artístico, nos encontramos ante una lectura teatral, contrastada y vivaz, muy narrativa y de excelente pulso, dicha con notable sentido del color y apreciable claridad en las texturas. Su fama parece justificada y hasta cierto punto la interpretación se mantiene vigente. Ahora bien, creo que se le podía pedir un poco más de misterio y sensualidad en determinados pasajes, como también de intensidad en los clímax amorosos, que deberían sonar con más fuego visionario. También se podría pedir un grado aún superior de refinamiento y de sentido del color. Y no, no hace falta irse hasta las muy posteriores lecturas de Haitink con esta misma orquesta o de Chailly con la del Concertgebouw: lo consiguió el mismo Charles Munch en 1968 cuando grabó la suite nº 2 del ballet al frente de la Orquesta de París para EMI. Aun así, un disco a conocer.

No hay comentarios: