lunes, 15 de julio de 2013

Solti y la Sonata para dos pianos y percusión de Bartók

En 1987 Sir Georg Solti rompió puntualmente su exclusiva con Decca para grabar para CBS una obra que le era muy querida y muy cercana: la genial, demoledora Sonata para dos pianos y percusión de su maestro Béla Bartók. ¡Y tan cercana, como que fue él quien, habiendo acudido como espectador al estreno de la obra en Budapest, terminó pasándole las hojas de la partitura a la esposa del compositor! Este DVD que ahora he querido traer, comprado ya hace tiempo en uno de mis viajes a Londres, nos ofrece el documental de media hora realizado por la BBC sobre las sesiones de grabación, incluyendo a continuación la filmación televisiva, sin público, de una ejecución completa en la misma sala de conciertos de Aldeburgh en que se grabó el disco.

Solti Perahia Bartok

Acompañan a un Solti de setenta y cinco años, por cierto irreprochable pianista, un Murray Perahia que ya había alcanzado la fama y una jovencísima Evelyn Glennie, obviamente aún sin el título de Dame, más el percusionista de la Philharmonia David Corkhill. Lujazo absoluto, aunque como ya se intuía por la grabación de audio es Sir Georg el que dirige con mano firme la interpretación. Y digo que se intuía porque aquí están presentes la incisividad, el fraseo anguloso de tintes expresionistas, el alto sentido dramático, la tensa concentración en los pasajes nocturnales, el marcado sabor magiar –sin confundir folclore con superficialidad– y, sobre todo, el portentoso sentido del ritmo que convirtieron al maestro en el más grande intérprete de este repertorio. El resultado es la mejor interpretación posible para una partitura descomunal no precisamente fácil de materializar en sonidos.

El documental, sobrio y bien realizado, realiza aportaciones de gran interés –por ejemplo, ver a Solti siempre pendiente de su metrónomo electrónico para ajustar lo más posible los tempi, lo que explica muchas cosas–, pero lo cierto es que apenas se profundiza en la obra propiamente dicha. Subtítulos no hay en ningún idioma.

El sonido es estereofónico. En mi receptor Denon he usado la opción “7 channels stereo”, que de manera milagrosa reparte a los músicos a mi alrededor siguiendo la misma disposición en que realmente están situados: Corkhill detrás a la izquierda, Solti delante en ese mismo lado, Perahia en el flanco opuesto y Glennie detrás a la derecha. Sin embargo, si coloco el CD original de CBS y utilizo esta distribición del sonido, los instrumentos no se reparten de semejante manera, así que parece que la mezcla no es ni mucho menos la misma. Personalmente, por el motivo antedicho, me quedo con el DVD.

Obviamente en este último no hay ni rastro de las formidables Variaciones sobre un tema de Haydn de Brahms, en versión para dos pianos, que completaban el disco: una pérdida importante. Aun así, creo que merece la pena la compra. En Amazon.es se puede adquirir a buen precio. Y si no, aquí tienen los YouTubes.

No hay comentarios: