jueves, 16 de mayo de 2013

Programas de Barenboim y la WEDO en Andalucía 2013

Me puse en contacto con la Fundación Barenboim Said hace unas semanas para intentar averiguar algo sobre los programas de la WEDO para este verano. No me dijeron absolutamente nada. Al final se ha confirmado lo que yo ya sabía por haber bicheado en webs extranjeras, aunque ahora se indican lugares y fechas concretas. Esto es lo que especifica el comunicado emitido hoy por la Fundación:

“Tras las jornadas de ensayos, el 8 de agosto tendrá lugar en el Teatro Central de Sevilla el primero de los conciertos de la gira, que forma parte de los actos con los que la orquesta y la Fundación recuerdan al intelectual palestino Edward Said en el año en que se cumple una década desde su fallecimiento. En esta ocasión, el programa incluirá el Concierto de cámara para piano, violín y trece instrumentos de viento de Alban Berg. Como prólogo a esta obra clave del dodecafonismo y el serialismo vienés, el maestro Daniel Barenboim mantendrá una conversación con Ana Dopico, profesora asociada de Literatura Comparada de la Universidad de Nueva York y alumna de Edward Said.

El día 9 de agosto, la orquesta ofrecerá el primero de los conciertos sinfónicos de la gira en el Teatro de la Maestranza de Sevilla. En esta ocasión, el programa estará compuesto por las oberturas de Las vísperas sicilianas y de La fuerza del destino y los preludios a los actos primero y tercero de La traviata de Giuseppe Verdi, además de por la Sinfonía fantástica de Hector Berlioz.

La orquesta se trasladará el día siguiente a Granada para ofrecer el segundo de los conciertos sinfónicos de la gira en el Palacio de Carlos V. En este edificio renacentista, que forma parte del conjunto monumental de la Alhambra, la Orquesta West-Eastern Divan y el maestro Barenboim interpretarán los preludios de las óperas Parsifal y Los maestros cantores de Nuremberg de Richard Wagner y la Sinfonía nº 7 en la mayor, op. 92 de Ludwig van Beethoven. Con este concierto, que se enmarca en las celebraciones por el Milenio del Reino de Granada, el maestro Daniel Barenboim vuelve a actuar en la ciudad, donde participó anualmente en el Festival Internacional de Música y Danza entre 2004 y 2011. El patio del Palacio de Carlos V ya acogió, además, el concierto que la Orquesta West-Eastern Divan ofreció en Granada en el año 2006.”

Varias puntualizaciones por mi parte. Me parece estupendo que se compense este año con un concierto extra, aunque sea de cámara, la desdichada decisión que tuvo Barenboim el año pasado de ofrecer solo uno (¿cabreado, quizá, con los recortes que se le hicieron a su Fundación al igual que a tantas otras instituciones y a nuestros propios bolsillos?).

Por otra parte, como jerezano que soy me siento muy triste porque de nuevo se ha ignorado al Teatro Villamarta, de excelente acústica y público entusiasta. Se hubiera ofrecido ahí el concierto de cámara y se hubieran llenado las 1200 butacas solo con el nombre de Barenboim. En Sevilla, como se ha venido demostrando año tras año, gran parte de la crítica y del público le desprecia. No así en Granada, afortunadamente, pero ahí está la acústica del Carlos V, que al de Buenos Aires le encanta y a mí me parece muy problemática.

Despiste grande repetir la Fantástica de Berlioz en el Maestranza: esa obra se podía haber dejado para la Alhambra y haber puesto en Sevilla la Séptima de Beethoven, que la WEDO aún no ha interpretado allí (sí Barenboim, pero en 1992). Añadamos que la propina, de haberla, será probablemente Tristán, previsto en el programa oficial del Festival de Lucerna.

Ah, afirma el comunicado que “las entradas para los tres conciertos se pondrán a la venta el día 31 de mayo a través de los canales de venta habituales de cada uno de los espacios”. ¡Pues ya me dirán cual es el canal de venta habitual para el Carlos V, que no ha de confundirse con el Festival de Granada! Supongo que será la página de El Corte Inglés, como la otra vez que la WEDO tocó allí. Estaremos atentos.

6 comentarios:

vicentet dijo...

Me parece un entorno precioso el Palacio de Carlos V por mas que Granada ha tenido la suerte el ultimo lustro de disfrutarlo constantemente en el Festival. Por lo demas, creo que Jerez,igual que pasó con Huelva, no son ni audiencias melomanas sino mas bien de regalaentradaspuntocom y foto variada de miarmas veraneando en Chipiona o Rota.Y en cuanto a los recortes pues me parece un gasto suntuario por parte de la Junta cuando el Divan podria financiarse por Baviera o cualquier lander aleman o institucion y venir aqui como un bonito detalle, no pòr el mardito parné. Yo, no me perderé ni el del viernes ni mucho menos el del sabado.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando López Vargas-Machuca dijo...

(...sigo)

Por lo dicho antes, me parece un error seguir programando conciertos de la WEDO en el Maestranza. Creo que Andalucía es lo suficientemente extensa como para ofrecer alternativas. Hace muchos años actuó en un espléndido auditorio en Almería. ¿Por qué no vuelve allí? ¿Y el Cervantes de Málaga? También está el Falla de Cádiz, pero ahí me consta que el problema es el aire acondicionado. En cualquier caso, insisto, programar en el Maestranza a Barenboim supone tener que rellenar, allí sí, con entradas regaladas a última hora, además de estar condenado a recibir críticas negativas.

En cuanto a los gastos... pues te llevarías las manos a la cabeza si supieras las cifras concretas (no las generales, que están bien publicadas) de lo que ha costado la exposición de las Santas de Zurbarán que ha montado el Ayuntamiento de Sevilla. Barenboim no cobra, pero los que han estado ahí implicados (gente humilde: Ruiz de la Prada, Victorio y Luchino, etc.) se lo han llevado bien calentito... Mira por donde, Vicente, eso sí que lo podían haber montado en Baviera: a ellos les vendría maravillosamente escuela barroca sevillana, tanto como a nosotros el Beethoven de la mejor tradición centroeuropea.

vicentet dijo...

Pues si Fernando, lo de las Santas me parece un invento muy gracioso para que lo organice la Titta Thyssen o la Tate pero en Andalucia no estamos para estos Shows. Y respecto a Barenboim a mi no me parece nada mal que se invierta dinero en el divan, pero no me negaras que una comunidad cuya prioridad es darle un plato de comida a los andaluces con un 35% de paro y una exclusion social galopante se pueda permitir este gasto suntuario,entendido como hacerse señalar como algo mas de lo que realmente puede, que es muy bonita y loable la idea pero no en una comunidad como la Andaluza.En cuanto al concierto en Sevilla, egoistamente te diré que si no tocara aqui los ciudadanos de Huelva o de Cadiz, Cordoba o incluso el vecino Algarve no podriamos disfrutar del resultado de esta orquesta por lo equidistante geograficamente que esta de varias poblaciones, ademas el Maestranza tiene capacidad y medios de sobra para acoger a todos los melomanos que podamos ir, sin tener que pedir de favor una butaca o hacer una cola interminable. Sevilla y Granada me parecen opciones equilibradas y bien medidas.

Fundación Barenboim-Said | Comunicación dijo...

El canal de venta para el Palacio de Carlos V es el mismo que el que vende las entradas para el conjunto monumental de La Alhambra. Es decir, Ticketmaster. Esta misma empresa es la que comercializa las entradas del Teatro Central en Sevilla. Por su parte, las entradas del Maestranza se podrán comprar, como siempre, en Generaltickets.

En cuanto a no adelantar la información de los programas, es lógico: queríamos guardar la información para la presentación pública que tuvo lugar en el día de ayer en Granada.

Muchas gracias, como siempre, por la atención que prestas y has prestado siempre a las actividades de la orquesta. Un saludo.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Muchas gracias por la puntualización. Y encantado de servir de ayuda a difundir la noticia: como era de esperar dados los precedentes, ni Diario de Sevilla ni Correo de Andalucía han sacado la nota de prensa, al menos en sus ediciones digitales. Supongo que ABC habrá hecho lo mismo.

Quede entonces claro para el lector que las entradas del Carlos V no saldrán, como la otra vez, en El Corte Ingés. Y mucho ojo para los interesados: en aquella ocasión no se pusieron asientos en la galería superior, que es lo que íbamos buscando los habituales del Festival de Granada (es más barato y se oye mejor). Conviene también advertir que el escenario cambió de posición: orientado al Norte en lugar de al Este.