jueves, 16 de mayo de 2013

Enorme acierto: Nelsons a Boston

Se acaba de publicar la noticia: Andris Nelsons será titular de la Sinfónica de Boston desde octubre de 2014. Personalmente le considero como el más talentoso, con diferencia, de todos los directores jóvenes, por lo que la elección me parece un acierto total. El segundo en mi lista es Nézet-Séguin, y este está en Philadelphia. Con el enorme Muti en Chicago casi se redondea el poker de las cuatro más grandes orquestas norteamericanas, y digo casi porque Welser-Möst en Cleveland está muy, pero que muy por debajo de los tres artistas citados.


En Europa, sin embargo, la cosa anda peor: el irregular y más bien discreto Jansons en Amsterdam y en la Radio Bávara, el horrendo Gergiev en la Sinfónica de Londres y pronto también en Múnich... ¿No podían haber pillado a Nelsons para alguno de esos puestos? En fin, me alegro mucho por los norteamericanos, pero hay una cosa en la que salimos perdiendo: si se va a los Estados Unidos, a este chico le veremos poco el pelo por aquí. Lástima... aunque aún queda la esperanza de que suceda a Rattle en Berlín. Veremos.

13 comentarios:

Atticus dijo...

Me gusta mucho cómo dirige este hombre. Y me gusta verle dirigir.
Otro que se va lejos.
Yo se lo cambio a Boston por Wellber

Juan Zaragoza dijo...

Esto... ¿Y Gustavo Dudamel con Los Angeles?

Supongo que no consideras a la orquesta californiana digna de formar un "repóquer".

Pero ¿en qué lugar colocarías al venezolano entre los otros cuatro? Supongo que sí lo considerarás, cuanto menos, el de más meteórica ascensión; faltaría saber como cuánto de alto nos encontramos.

Una vez más, muchas gracias por tu blog y tus comentarios que con tanto interés sigo.

Juan Zaragoza.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Atticus, yo Omer no se lo cambio a Boston: se lo regalo a cambio de nada, empaquetado con un lacito y todo.

Para que veas cómo son las cosas en Les Arts (bueno, en realidad tú lo sabes mejor que yo), te reproduzco una conversación que tuvo lugar hace años entre un crítico de cuarta fila que tiene un blog y uno de los altos cargos que colaboran con Helga Schmidt:

- No comprendo cómo podéis pasar de Maazel a un total desconocido como este Omer.

- De desconocido nada. Eres tú el que le desconoce.

- Bueno, pero a mí me parece que hay jóvenes por ahí con un enorme talento que seguro hubiérais podido contratar por no mucho dinero. Por ejemplo, Yannick Nézet-Séguin.

- ¿Y ese quién es?
________________________

Meses después de esta conversación, Yannick era nombrado titular de la Philadepphia Orchestra, al tiempo que Omer dejaba bien claro en Les Arts cuál era la real altura de su talento. Sin comentarios.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Juan Zaragoza, bienvenido de nuevo por aquí.

Creo que la mayoría de los aficionados estamos más o menos de acuerod en que las cuatro grandes norteamericana son Chicago, Boston, Philadelphia y Cleveland.

Los Ángeles y Nueva York son muy buenas orquestas, desde luego, pero no a ese nivel. ¿Y San Francisco? A mí me parece más cerca de las primeras que de las segundas, pero creo solo en tiempos recientes, con Tilson Thomas, ha alcanzado el enorme nivel que ahora exhibe. Las cuatro primeras citadas cuentan, sin embargo, con una enorme tradición, la de los Stokowski, Ormandy, Szell, Reiner, Ozawa, Solti...

En cuanto a Dudamel, me parece un director con mucho talento pero demasiado irregular, deseoso de probar muchos terrenos sin tener afinidad con ellos, y además con una veha hortera que de vez en cuando sale a flote y me pone los pelos de punta (pienso ahora en alguno de sus Mahlers). Saludos.

Andante moderato dijo...

Recientemente he escuchado una Suite de El Gatopardo a Muti y la CSO. ASOMBROSA intepretación. Es notable asimismo el hecho de que el italiano está haciendo sonar a la formación norteamericana con un sonido más "clásico" que ésta no exhibía desde los tiempos de Reiner y Martinon.
Saludos.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Andante, Muti es un enorme director de la música de Nino Rota, a la que ha llevado no solo a Chicago sino también a la mismísima Filarmónica de Viena. Lo del sonido "clásico" no lo tengo tan claro: el de Muti a mí me parece bastante en la línea de un Reiner y un Solti, esto es, brillante e incisivo, aunque con una cuerda grave con especial músculo equilibrando semejante brillantez. Desde luego, el napolitano me parece que puede aportar mucho a la CSO tras la etapa de Barenboim, igual que este puede renonar sustancialmente a La Scala tras la marcha de Muti. Vamos, un intercambio de lo mejor avenido.

Andante moderato dijo...

En cuanto a lo del sonido clásico, me refería a un sonido menos espectacular y más "europeo": equilibrio entre familias, metales sin la excesiva prominencia acentuada por las grabaciones Decca de Solti, y perfectamente integrados a una sección de cuerdas robusta pero también flexible y capaz de texturas camerísticas (sin la masividad y el timbre acerado de Solti). Una sonoridad, en suma, apropiada para Mozart, Schubert o Verdi, por ejemplo (entre los compositores que frecuenta Muti). De las grabaciones del Sir Georg (a quién admiro en gran medida) en Chicago me quedo con sus incursiones en la música del siglo XX.
Lo que no me gusta para nada es lo que está haciendo Rattle en Berlín.
Saludos, y gracias por contestar.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Mmm, estoy en parte de acuerdo con esas apreciaciones, pero no estoy seguro de que el "Muti Sound" sea tan tradicional: debe mucho a la incisividad del Toscanini que tanto admiró, en la que también hunde sus raíces Solti. Muti es un director brillante, y por eso luce especialmente con Filadelfia o Chicago. Todo lo contrario que Barenboim, que por su sonido "clásico" nunca terminó de amoldarse (algunos desearán mi muerte al leer esto) al estilo de Chicago.

Anónimo dijo...

No te desearé la muerte, por supuesto que no, tampoco creo que esto sea cuestión de estado ni que haya que ir con manía persecutoria. Pero teniendo en cuenta que pude escuchar a la CSO en 16 ocasiones entre 1993 y 2006, con Barenboim y Solti (éste sólo en un concierto, lástima, aunque era la Novena de Beethoven), y que esto me da cierta capacidad para opinar, te expreso mi total desacuerdo: sus Bruckner (apabullantes 4, 5, 7, 8 y 9), Strauss (Don Juan, Till -sencillamente genial, ejecución milagrosa-, Vida de héroe, Muerte y transfiguración), Tchaikovsky (4, impactante el empaste), Haydn (equilibradísima, hiperexpresiva, ideal 48), Mahler (intensísimas 5 y 9), Schoenberg (cuerdas increíbles de Noche transfigurada), Falla (Sombrero excepcional), Debussy (Preludio y El mar "de libro"), Ravel (acaso lo menos logrado, pero no por la concepción sonora precisamente), Mozart (Conciertos 23 y 24; no vamos a descubrir su maestría...), etc, etc, demostraron la perfecta maleabilidad de la orquesta bajo su dirección. Yo estaba allí y doy fe de que con barenboim la CSO estaba "a tope" en cuanto a calidad de ejecución. J.S.R.

Mitchum dijo...

No gano para discrepancias con usté, estimado Fernando, jeje.
Nezet-Seguin me "regaló" un "Romeo y Julieta" en la Scala hace un par de años aburridísimo, a ratos mortecino. Tampoco es que me haya entusiasmado su "Don Giovanni" reciente con D'Arcangelo editado en DG. Al menos en el repertorio operístico, me parece un poco plúmbeo.
Nos olvidamos de las jóvenes promesas italianas, como Michele Mariotti, que vengo de escucharle una "Norma" en Bologna de muchos quilates. Eso, junto a otros como Noseda o Luisotti, que tampoco son mancos (insisto, en el repertorio operístico).
Lo de Wellber por Maazel fue una mera cuestión económica. El maestro Lorin facturaba una millonada, y Les Arts ya comenzaba a presagiar la ruina actual. Pena de orquesta, oiga, porque sonaba de lujo...

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Gracias por las aportaciones, Mitchum.

Discrepamos en Yannick, porque a mí su Romeo de Salzburgo (el DVD) me parece genial. Del Don Giovanni de DG prefiero no hablar, porque lo escuché en el coche y no saqué conclusiones claras. Su Carmen del Met me gusta bastante (muy en la línea Beecham, y por ende falto de dramatismo, lo que no es agrado de todo el mundo). Y luego en repertorio sinfónico le he escuchado cosas que están muy bien y otras que no me han gustado tanto, pero talento no parece faltarle precisamente. Desde luego lo prefiero a Dudamel, eso lo tengo claro.

A Luisotti le escuché su Boccanegra en Sevilla hace años y me gustó mucho. Luego solo he podido verle una retransmisión con la Filarmónica de Berlín con música de Poulenc y Prokofiev, que comenté por aquí. Mi impresión es que su talento es enorme, pero como se lo han llevado los americanos a San Francisco...

A Mariotti no le he escuchado, y a Noseda muy poco.

Wellber no fue solo una cosa económica: le enchufó Mehta con el padrinazgo de Barenboim. Ojalá hubieran pillado a Luisotti o a Nézet-Séguin cuando aún podían. Por cierto, me muero por saber qué pasará el año que viene en Valencia en lo que a directores se refiere. ¿Prorrogarán el contrato de Omer?

Anónimo dijo...

Fernando, en la enumeración que acabas de hacer de grandes directores jóvenes ,creo que has olvidado a Pablo Heras- Casado, que a mí particularmente y sin que haya chauvinismo de mi parte, me parece mejor director que Nelsons y Nezet y mucho mejor que Dudamel, pero claro es español. Además creo que tiene un repertorio más amplio que el de aquéllos, destacando en todos. Un concierto de Heras-Casado es siempre interesantísimo cuando menos y habitualmente magnifico, que es algo que creo que no se puede decir siempre de los directores que has nombrado. Sus interpretaciones destilan siempre una gran intensidad y se aprecia en ellas a alguien con mucha personalidad y que tiene cosas nuevas que decir. Por cierto que en tu bloc podías hacer comentarios y recomendaciones de conciertos que se puedan bajar, por ejemplo, de concertarchive y que consideres particularmenta atractivos o memorables. Por último y abusando de tu tiempo podías decirme desde donde puedo bajarme el concierto que hace años dirigió Muti a la Orquesta sinfónica de Chicago en el que se interpretó la tercera sinfonía de Prokofiev, porque desde concert archive ya no se puede descargar. Gracias. AMC.Sánchez

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Ante todo, perdón por la tardanza en contestar.

Gracias por las aportaciones sobre Heras-Casado, un director del que he hablado por aquí en varias ocasiones y siempre de manera positiva. En cualquier caso, creo que no tiene aún el currículum (orquestas dirigidas, fosos visitados, grabaciones realizadas) de los otros jóvenes directores citados, nos gusten más o menos que el granadino.

Me encantaría poder compartir opiniones sobre conciertos radiofónicos y filmaciones televisivas o en streaming que pasan por mi equipo de música, pero por desgracia mi tiempo es limitado y solo puedo escribir de algunas cosas. En muchas ocasiones (por ejemplo, el DVD de Wozzeck por Levine en cuyo entreacto estoy ahora mismo) me entran ganas de poner algunas reflexiones por escrito pero, literamente, no encuentro el momento para hacerlo con cierta calma. Por otra parte, me parece estupendo que cada día más personas se atrevan a abrir sus propios blogs: cuantas más opiniones, mejor.

Los dos conciertos con la CSO en los que Muti interpretó la Tercera de Prokofiev no solo ya no están disponibles en Concertarchive, sino que además no tengo ni idea de dónde los tengo guardados. Si aparecen, a ver si los logro subir a alguna parte. Lo siento muchísimo. Un saludo.