domingo, 17 de febrero de 2013

Resumen denso, sesudo y profundo de la actual situación política en España

Hace semanas que quiero volver a hablar de política, pero la situación española es tan complicada que no he encontrado tiempo para ello. Por fortuna, es verdad eso de que una imagen vale más que mil palabras: aquí tienen al señor Luis Bárcenas, tesorero del Partido Popular hasta no hace tanto, saludando a la prensa hoy domingo en el aeropuerto de Barajas. ¿Hace falta añadir algo?

6 comentarios:

Bruno dijo...

Realmente resulta que un dedo vale más que mil palabras

Juan José Roldán dijo...

Esa es la calaña que nos gobierna y en la que millones de españoles insisten en depositar su confianza

Anónimo dijo...

que mal pensados sois, ese dedo arriba quiere decir que quiere una cerveza! ay con lo buenos que son los politicos en especial los pperos que van de pulcros e impolutos...una gente tan respetuosa que se visten con sus mantillas y sacan sus pasos y se casan por la Iglesia...que cosas teneis...

JAVIER M.F. (jmfurtwangler) dijo...

La corrupción hay que combatirla. En un pais democrático es inadmisible. Por lo tanto no sé a que esperan para meter al Bárcenas, al Urdangarín o a quien sea en prisión.
Dicho esto quiero añadir:
Tengo la sensación de que las críticas a la corrupción están bastante relacionadas con el signo o inclinación política de cada cual.
Hay que recordar que en la etapa de Felipe González la corrupción era absolutamente generalizada. Ahora parece que también aunque no achacable a un sólo signo político (Urdangarín, los Pujol, ERes de Andalucía,caso Pepe Blanco, Gurtel, Bárcenas).
Referente a la actual crisis, o sigues los dictados de Europa o te hundes del todo. Esperemos a ver. También hay que recordar que empezó con Zapatero, que es quien nos llevó a un desastre en el que seguimos de momento. Primero negándola y luego retrasando las medidas, a lo que se sumó un deficit oculto bestial. Los primeros signos que vienen de Europa es que se nos empieza a ver como más serios a la hora de hacer los deberes y nos empiezan a considerar algo más. Veremos.

Bruno dijo...

Esto es como una modalidad de las danzas de la muerte de la edad media. El diablo y los sobornadores y sobornados, corruptores y corruptos, ladrones y prevaricadores, en hileras continuas y enrolladas, cogidos y juntados: una mano al cuello del de la izquierda, otra mano al escroto del de la derecha.

Emilio dijo...

Estoy de acuerdo con Anónimo, Javier y Bruno.

Yo en este caso distinguiría 2 cosas:

1. En el mejor de los casos, para él, ya ha quedado demostrado que es un defraudador. Lo cual muy bonito no queda nunca y más en un alto responsable de un importante partido. Tendrá que ser la justicia la que demuestre si es peor aún de lo que huele o no.

2. Lo del dedo es totalmente entendible para mí. No tiene que ser muy agradable que te estén siguiendo, molestando, importunando...que yo sepa las condenas las pone un juez, no los periodistas, los medios o una turba de gente. No es admisible que etarras, asesinos y demás sujetos despreciables cuenten con la presunción de defensa y respeto hacia su persona y con Barcenas valga todo.

Dentro de todo lo podrido que está la política veo "brotes verdes":
Una jueza en Sevilla como Alaya y otros que no les duelen prenda en ir contra el PSOE o LOPERA.
Un juez como Castro que va contra un miembro de la familia real.
Gente resentida con sus jefes que son despedidos y tiran de las mantas (fundación IDEAS, Bárcenas).