viernes, 15 de febrero de 2013

La Sinfonía Fausto de Liszt según Bernstein, Muti, Solti y Thielemann

Traigo hoy aquí cuatro soberbias interpretaciones de la Sinfonía Fausto de Liszt que, al ser muy distintas entre sí, ofrecen visiones complementarias de esta tan dilatada como fascinante página. Escrita en 1854 y estrenada en 1857, se divide en tres movimientos: Fausto, Margarita y Mefistófeles, incluyendo este último una sección coral final añadida en una revisión de la partitura a manera de conclusión mística y redentora. Precisamente cada una de estas cuatro recreaciones hace hincapié en una de las partes referidas.


La primera grabación es la que realizó Leonard Bernstein con la Sinfónica de Boston en julio de 1976, considerada por la mayoría de la crítica como gran referencia discográfica. Con toda justicia, a mi entender, porque Lenny ofrece una impresionante dirección: brillante, elocuente y muy sensual, nada retórica ni pesada, fraseada además con enorme comunicatividad, amplio aliento lírico y gran maleabilidad. El sentido teatral del maestro y su manera de hacer sonar fresco y espontáneo lo que está perfectamente planificado son grandes bazas a su favor.

Así las cosas, su interpretación resulta adecuadamente épica y llena de fuerza en un primer movimiento insuperable, paladeada con concentración en el segundo, incisiva en el tercero y visionaria en el coro conclusivo. La orquesta está sensacional y se amolda perfectamente a la batuta llena de plasticidad de Bernstein, que la trata con un refinamiento y un sentido del color admirables. Por desgracia, y estando muy bien el Tangelwood Festival Chorus, no convence un afalsetado Kenneth Riegel.


De esta recreación existen dos ediciones. Una de ellas es la de Deutsche Grammophon de toda la vida, editada en compacto con un sonido fabuloso salvo en el final, que no alcanza toda la gama dinámica posible. La segunda es la filmación realizada de modo paralela correspondiente a una sola velada, la del 26 del mes citado, que se encuentra en un DVD del sello Euroarts. Suena mucho menos bien que el CD, pero permite ver al maestro en acción; es justamente la misma que aquí le dejamos a través de YouTube. ¡Si no la conocen, no se la pierdan!


La segunda grabación que traigo es la de Riccardo Muti con la Orquesta de Philadelphia, registrada para EMI a principio de los ochenta. Es esta la versión mefistofélica por excelencia: electrizante, llena de tensión, de tímbrica áspera y enorme garra dramática, alcanzando su cénit en un tercer movimiento furioso y enérgico como ningún otro. Espléndido el primer movimiento, no solo épico sino también aristado. El segundo es más anhelante y ardiente que poético, echándose de menos sensualidad y refinamiento. Irreprochable el final, beneficiado por el magnífico Westminster Choir College Male Chorus. Lástima que la voz de Gösta Wimbergh suene constreñida. Una interpretación a conocer, sin la menor duda.


La de Sir Georg Solti con la Sinfónica de Chicago, grabada por Decca en 1986 con una maravillosamente natural toma sonora, no es exactamente como podíamos esperar: aunque el maestro hace gala de su habitual brillantez y electricidad, así como de su capacidad para planificar la arquitectura, hay también aquí una buena dosis de introversión y de lirismo, sobre todo en un segundo movimiento paladeado con asombrosa concentración, fraseado con sutil flexibilidad y maravilloso en el tratamiento de las texturas. Posiblemente nadie como el generalmente extrovertido Solti, vaya paradoja, haya tratado a Margarita con semejante grado de ternura, refinamiento y emotividad.



El primer movimiento del maestro húngaro es muy bueno, estando realizado de un solo trazo y carente de retórica, pero se echa de menos el punto visionario que ofrecía Bernstein. Espléndido el tercero, que sabe ser diabólico en la sección mefistofélica sin llegar a los extremos de un Muti. Maravillosamente trascendental Sir Georg en el final sin caer en lo melifluo, beneficiándose de un coro admirable y de un Siegfried Jerusalem en su mejor momento. Si quieren apreciarlo por sí mismo, ahí arriba tienen la grabación completa.


La última de las cuatro interpretaciones la he escuchado muy recientemente y es la que ha dado pie a esta entrada. Se trata de la de Christian Thielemann con la Staatskapelle de Dresde, filmada en 2011 por Cmajor y editada tanto en DVD como en Blu-ray. Puede que falte un punto de creatividad, de garra dramática y de carácter visionario, sobre todo en el primer movimiento, pero la interpretación es notabilísima por su calidez tímbrica -impresionante el sonido de la orquesta-, por la naturalidad de su desarrollo y, sobre todo, por su sentido de la atmósfera, no tanto en los aspectos más tenebrosos de la partitura como en los sensuales, atendidos con especial sentido del legato y de las texturas; recuerda un tanto en este sentido a la grabación en vivo de Horenstein con la BBC Northern Symphony (PTC, 1972).


La transición a la sección coral podía haber estado más lograda por parte de Thielemann, si bien esta última, pese al canto poco agradable de Endrik Wottrich, alcanza una asombrosa elevación poética. De hecho podríamos decir que si Bernstein se ocupa de Fausto, Solti de Margarita y Muti de Mefistófeles, el maestro berlinés -gesto seco y facciones desagradables- se encarga de hacer hincapié en la redención del protagonista de la obra de Goethe. La toma resulta algo turbia pero ofrece amplia gama dinámica y enorme relieve, aportando el DTS una gran presencia del órgano en el final.

¿Y Barenboim, se preguntarán algunos? ¿Dónde está mi admirado Barenboim? Pues lamento decir que su registro para Teldec de 1992, siendo magnífico en el primer movimiento y ofreciendo una espléndida intervención de Plácido Domingo en el final, no me parece globalmente a la altura de los cuatros citado, al menos de los de Bernstein y Muti. Qué le vamos a hacer.

5 comentarios:

Eduardo Padilla dijo...

Me encanta esta obra, cada vez que la escucho "la escucho completa", no por movimientos, y de las versiones citadas conozco 2, la 2da grabación que hizo Bernstein (La 1ra con New York) y la de Muti, y déjame agregar un par de datos sobre la 2da grabación de Bernstein, tomó una revisión que hizo Liszt en 1880, no tengo esa partitura en mis manos, pero tengo entendido que el único cambio que hizo Liszt fue agregar un par de compases al final de Margarita, es posible que Bernstein le haya echado bastante lápiz a la partitura original a las percusiones y el coro final de Mefistófeles, es la única grabación que conozco donde se toma la revisión de 1880, mientras que las demás grabaciones toman la partitura del 1857. De las dos versiones que conozco me quedo con la de Muti, y no tanto por la calidad sonora, me parece mas "elocuente" para el gran romanticismo de esta partitura, un Fausto bien jovial, técnico, electrizante en ciertos momentos y elocuente en su arquitectura. Margarita me parece mas lento de lo que debería ser (mejor dicho de lo que me gustaría como fuera) y un Mefistófeles infernal, electrizante, aunque como es propio de Muti, siempre CONTROLADO. Mii versión preferida por lejos es Ernest Ansermet con la Suissa Romande (1968 Decca), tiene TOODOO, hasta me parecen los tempos precisos para esta partitura, si hay un pequeño pero en esta versión es que tiene pequeñas desafinaciones como orquesta, pero la expresividad, espontaneidad te seduce tanto que te olvidas de esas pequeñeces.

Saludos al foro.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Muchísimas gracias por tus aportaciones para conocer mejor esta obra maravillosa, Eduardo. Intanteré escucha la grabación de Ansermet. Cordiales saludos.

Rafa dijo...

¿Y Sinopoli, Horenstein, Argenta? Lamentable que el sinfonismo lisztiano no se haya asimilado al gran repertorio.¿Cuál es tu integral de los poemas sinfónicos favorita? ¿Haitink, Masur, Joo? ¿Has oído la reciente de Noseda?

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

¡No puedo escuchar tantos discos, Rafael! Aparte de dedicar muchas horas a mi trabajo oficial, me dedico a investigar sobre historia el arte. Y no puedo prescindir tampoco de ver algo de cine. Te diré, en cualquier caso, que la única integral que tengo es la de Joo, que me parece buena sin más. Un saludo.

Rafa dijo...

Jejeje, ok, gracias por contestar. Paso a leer tu comparativa de "Los Preludio". Abrazos.