martes, 23 de octubre de 2012

Interpretar a Beethoven: dinamismo y velocidad

El valenciano Gonzalo Badenes (1948-2000), al que nunca llegué a conocer pero del que aprendí un montón, fue a mi modo de ver uno de los mejores críticos musicales de este país. Escribió además una enorme cantidad de notas al programa, editadas la mayoría en el libro Programa en mano por Rivera Editores. Pues bien, en el texto escrito para una Segunda Sinfonía de Beethoven que se interpretó en el Palau de la Música el 21 de abril de 1989  he encontrado unas líneas de lo más sabrosas para reflexionar sobre la interpretación musical de este autor; yo diría que más vigentes ahora, con todo lo que ha traído la peña historicista y semi-historicista, que cuando las redactó. Permítanme transcribirlas:

"De la música beethoeviana podrá predicarse una dialéctica profunda del dolor y de la alegría, pero ese proceso afectivo jamás perturbará el supremo orden arquitectónico, la paciente e infinitamente sabia construcción formal de sus partituras. Comprender esa tensión nos pondrá en el camino de dilucidar en qué consiste el tan traído y llevado 'dinamismo' de la obra de Beethoven. Ese concepto va mucho más allá de la simple 'fidelidad' metronómica a un tempo musical o del nivel de contraste entre bloques sonoros. No es más 'dinámica' una interpretación por el hecho de adoptar tempi objetivamente ligeros o por extremar el juego de los volúmenes. Piénsese en lo ineficaces que son esas actitudes, respectivamente, en las versiones beethovenianas de Arturo Toscanini y del actual Claudio Abbado. En cambio, un tempo aparentemente amplio -verbigracia, el adoptado por Otto Klemperer, en su grabación de la sinfonía hoy en programa- resulta paradójicamente mucho más 'dinámico', pues procede de una profunda asimilación del sentido arquitectónico, de la progresión -implacable por lo orgánica- propia del mundo sinfónico beethoveniano".

Verdaderamente no se puede explicar mejor, ¿no les parece? A los amantes del Beethoven ligero y de volúmenes extremados que se hace hoy les dedico la siguiente interpretación, a ver si se dejan de esnobismos y empiezan a pensar un poco.

No hay comentarios: