domingo, 16 de septiembre de 2012

El Shostakovich de Ormandy y Rostropovich, recuperado

Es un pequeño motivo de alegría para los discófilos que los últimos reprocesados que está haciendo Sony Classical de los antiguos fondos de CBS y RCA funcionan bastante mejor que las primitivas encarnaciones en disco compacto. En parte la mejoría se debe al desarrollo tecnológico, qué duda cabe, pero creo que también a que las “remasterizaciones” se hacen ahora con más sensibilidad que antes. Había consumidores que pensaban que la existencia de soplido de fondo era sinónimo de mala calidad en la grabación, así que los señores responsables de la industria discográfica, pensando que todos somos igual de catetos, ordenaban a sus ingenieros ecualizar los trasvases a compacto cortando de cuajo todas las frecuencias agudas. El siseo desaparecía en buena medida, sí, pero a costa de destruir armónicos y hacer que el sonido se volviera mate, pálido y plano. Vamos, algo muy parecido a la barbaridad que se hacía en tiempos del VHS recortando la imagen del formato panorámico por los lados… y a lo que ahora los de Euroarts andan haciendo al trasvasar las antiguas filmaciones 4:3 a 16:9, pensando todos ellos que el personal quiere que la pantalla se rellene por completo de imagen y detesta, como hacían antiguamente las abuelitas, la aparición de bandas negras. En fin, el tiempo pondrá las cosas en su sitio en lo que a las filmaciones se refiere, cosa que ya ha hecho con el audio a tenor de lo que estoy comentando.


Un buen ejemplo es este disco que recupera, por primera vez en compacto, el acoplamiento original de un LP que se grabó el 8 de noviembre de 1959: Sinfonía nº 1 y Primer concierto para violonchelo de Shostakovich en interpretaciones de Eugene Ormandy, la Orquesta de Philadelphia y un todavía joven Mstislav Rostropovich, a la sazón dedicatario de la partitura. Quien esto suscribe no conocía la interpretación de la op. 10, que había aparecido en un CD de serie media, pero sí la del concierto: ahora ha mejorado bastante, y de hecho me gusta más este trasvase que el del Super Audio CD de edición limitada presentado hace tan solo unos meses por Praga Digitals. La inclusión de la portada, la contraportada y las notas del vinilo original lo hacen aún más apetecible, yo diría que obligatorio. Porque las interpretaciones son espléndidas.

Sobre el concierto, repito lo que ya dije en este blog en mi discografía comparada de la página. “Tan solo un mes después del estreno, el propio Rostropovich realizaba la primera grabación mundial de la pieza. Lo interesante es que ya en fecha temprana, el de Baku evidencia que lo que más le interesa de esta obra, por no decir de Shostakovich en general, es su vertiente humanista, y más en concreto su lirismo doliente -emparentado en cierto modo con el de Tchaikovsky- que nos conduce hacia una conmovedora reflexión sobre el ser humano que, en manos del cellista de Baku, no encuentra lugar para la burla y el desprecio. Por eso mismo Rostropovich pasa un poco de largo ante la vertiente sarcástica de la pieza, al menos en el primer movimiento, si bien el cuarto está recreado con toda la tensión y garra dramática que merece. Ormandy sintoniza perfectamente con la visión del solista y redondea con su irreprochable labor uno de los grandes clásicos del la historia del disco, beneficiado además por un sonido admirable para la época.”

En cuanto a interpretación de la sinfonía, responde en gran medida a lo que esperaba. Ormandy, sin ser el precisamente el colmo del riesgo y de la personalidad, sino más bien un artesano de la más absoluta honestidad, demuestra una perfecta comprensión de la tempranísima partitura, tanto del componente gamberro y circense de su primera parte -sin llegar al extremo de sarcasmo que más adelante ofrecerá un Rozhdestvensky- como del indisimulado romanticismo de la segunda -sin alcanzar el profundo e intenso pathos de un Bernstein-, y todo ello lo pone en sonido mediante una técnica sin fisuras y una orquesta en estado de gracia. Cuando amplíe la discografía comparada que hice de la obra le pondré un ocho y medio, o mejor un nueve. Si les gusta la música del autor, no se pierdan este disco. Ahora está presentado en condiciones y con un sonido irreprochable para la época.

4 comentarios:

felipe_class dijo...

Sin lugar a dudad unas grabaciones que deben tenerse, Rostropovich hace gala de su virtuosismo en la primera grabación del concierto de Shostakovich, quien a su vez se presenta en plenitud con estas dos obras. Mención aparte hago de Eugene Ormandy quien creo desmerecidamente ha gozado por mucho tiempo el menosprecio de una gran parte de los melomanos solo por su afan de hacer brillar la orquesta por sobre toda otra cosa, su increible capacidad de dirección y más bien de preparación de la orquesta lo hacían un hacedor de discos y probablemente esto lo alejo de los críticos quienes han hecho que su legado este muy alejado de la fama y aprecio que tienen Bernstein, Karajan, Szell, Kemplerer, Bohm, Barbirolli, Reiner y muchos otros contemporáneos del gran director húngaro-norteamericano.

felipe_class dijo...

Sin lugar a dudad unas grabaciones que deben tenerse, Rostropovich hace gala de su virtuosismo en la primera grabación del concierto de Shostakovich, quien a su vez se presenta en plenitud con estas dos obras. Mención aparte hago de Eugene Ormandy quien creo desmerecidamente ha gozado por mucho tiempo el menosprecio de una gran parte de los melomanos solo por su afan de hacer brillar la orquesta por sobre toda otra cosa, su increible capacidad de dirección y más bien de preparación de la orquesta lo hacían un hacedor de discos y probablemente esto lo alejo de los críticos quienes han hecho que su legado este muy alejado de la fama y aprecio que tienen Bernstein, Karajan, Szell, Kemplerer, Bohm, Barbirolli, Reiner y muchos otros contemporáneos del gran director húngaro-norteamericano.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Gracias por el comentario, Felipe. Yo no tengo muy clara aún mi opinión sobre Ormandy; tengo que escucharle más. Hasta la fecha pocas veces me ha conmovido, pero su sintonía con Rachmaninov y Shostakovich me parece admirable. Saludos.

felipe_class dijo...

Fernando,tengo un blog dedicado a Ormandy, ahi hay algunas obras que podrian gustarte, es nuevo pero de a poco iré agregando todo lo que pueda de mi discografía. Creo que la sinfonía Nº 2 "Resurrección" podría interesarte saludos denuevo. maestroormandy.blogspot.com