domingo, 29 de abril de 2012

Bernstein en el English Bach Festival

Este DVD corresponde a un concierto ofrecido de la iglesia de San Agustín de Londres el 16 de abril de 1977 por Leonard Bernstein y la Orquesta y Coro del English Bach Festival. La filmación, realizada para la BBC por un joven Brian Large, ofrece una imagen en color más que digna para la época pero un sonido bastante pobre que mucho antes parece monofónico que el estéreo que reza la carátula. Los subtítulos vienen en latín, inglés, francés y alemán. ¿Merece la pena? A medias.

Bernstein DVD Bach Stravinsky

La verdad es que la interpretación del Magnificat de Bach interesa poco. El problema es por una parte la dirección: siempre musical, amplia sin ser pesada, cálida y por momentos muy entusiasta -nada que ver con la timidez de por ejemplo un Harnoncourt, también en DVD-, pero no del todo inspirada por parte de un Bernstein que se movía mejor en otros repertorios. Por otra parte están la discreta calidad de la orquesta -la trompeta es mediocre y no empasta, aunque el oboe resulta excelente- y la mediocridad de unos solistas que oscilan entre lo correcto y lo lamentable; especial mención para Rodney Hardesty, contratenor de buena línea pero voz espantosamente fea. El coro realiza una notable labor, más no logra evitar que esta interpretación resulte abiertamente desequilibrada. En DVD la soberbia interpretación de Koopman es muy superior a esta, y en CD no puedo olvidar las dos de Herreweghe (seguramente también la de Gardiner, aunque ésta hace lustros que no la escucho). Tampoco la espléndida de Barenboim: el hecho de que el enfoque sea tradicional o historicista es lo de menos cuando hay un enorme talento de por medio.


La otra mitad del DVD interesa mucho más. Claro que eso ya lo veníamos venir, porque esta interpretación de la Misa de Stravinsky es paralela a la que ya conocíamos en audio -con mucho mejor sonido- en el sello Deutsche Grammophon. Aquí Lenny se mueve como pez en el agua y ofrece una magnífica dirección: seca, angulosa, con sentido del ritmo y toda la tensión interna y el sabor arcaizante que debe tener. Otra cosa es que la partitura sea inferior a la joya bachiana que la acompaña, para qué andarnos con rodeos. El conjunto instrumental se comporta bien y el coro masculino vuelve a realizar una irreprochable labor. Flojea un tanto el Trinity Boys Choir, pero aun así la interpretación es globalmente notabilísima. El marco gótico en que está filmada le viene estupendamente a la obra. En fin, yo he soltado algo menos de 10 euros por este DVD y no me arrepiento, aunque solo su segunda mitad me parezca realmente aprovechable.

2 comentarios:

Juan Zaragoza dijo...

Menos mal que este DVD de Bernstein no es como el que comentamos hace unos días (en blanco y negro y con sonido mono). Lo tengo desde hace algunas semanas y por eso me esperaba en el de Shostakovich una calidad similar.

Muy de acuerdo con los comentarios del Magnificat.

El trompeta solista no da una; parece el del chiste. El contratenor es el más horroroso que he escuchado en mi vida. El coro, flojito. Y Lenny no está en su hábitat natural; se le nota hasta en la cara. Aún conteniendo méritos notables, puede que sea la grabación de Bernstein que menos me ha gustado hasta la fecha. Mejor olvidarlo y quedarnos con las otras muchas maravillas que nos dejó el maestro.

En lo de las comparaciones, encuentro alguna pequeña discrepancia. Fernando, creo recordar que en cierta ocasión calificaste el estilo de Harnoncourt como “cargado de electricidad” o algo así; esto no parece cuadrar con lo que has escrito hoy.

Yo lo veo de otra manera. A mí Harnoncourt nunca me ha parecido precisamente electrizarte, excepto en el DVD del Magnificat (que considero superior al de Bernstein y también al de Karajan). Sí se muestra íntimo en las secciones con solista, pero en los coros con tutti (a excepción del Omnes) lo encuentro lleno de energía.

Por aportar algo, mis versiones favoritas de la obra son, en DVD la de Koopman y en CD la de Karl Richter (y, mira, no me gustó en su día la de Barenboim, pero quiero volverla a escuchar).

Sobre la misa de Stravinsky no diré nada: este es mi primer acercamiento a la obra.

Saludos desde Zaragoza.

Juan.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

A ver, yo creo que la electricidad sí es una característica propia del estilo de Harnoncourt (como también del de Kleiber). Lo que ocurre es que otra de las cosas que caracterizan a Herr Nikolaus es desconcertar al personal haciendo las cosas de manera completamente distinta a como podía esperarse. En su grabación del Magnificat en DVD se puso en plan recogido y pretendidamente intimista, o al menos así me lo pareció a mí y así intenté explicarlo:

http://flvargasmachuca.blogspot.com.es/2011/04/cantatas-de-adviento-por-harnoncourt.html

El mismo arranque de la obra, que puse ahí tomado de YouTube, me parece menos brioso que el de Bernstein.

Otro caso me viene a la mente: sus dos grabaciones de El Mesías, por momento más "románticas" que algunas de las tradicionales. O eso me parece a mí, insisto. Saludos.