sábado, 1 de enero de 2011

Concierto de Año Nuevo 2011: francamente, peor que la mayoría

No sé quién fue el cachondo que bautizó a “Frankie” Welser-Möst como Frankly Worse than Most, pero desde luego dio en la diana: no es que el austríaco sea un mal director, simplemente es peor que la mayoría. La mayoría de los directores famosos, se entiende. Eso mismo se puede aplicar al Concierto de Año Nuevo que acaba de terminar, para el que la Filarmónica de Viena le ha invitado a tenor de su nombramiento como titular de la Staatsoper. Lo mejor, a mi juicio, ha sido el brío y el entusiasmo que ha sabido inyectar a las piezas rápidas, dichas además con un sentido del humor rústico de lo más adecuado. Lo peor, la tosquedad general de sus interpretaciones, el carácter lineal y poco matizado de las mismas, la falta de elegancia y la tendencia a que todo suene de mezzoforte para arriba. Por ello han sido los valses lo menos satisfactorio de un programa con numerosas piezas nuevas en el uno de enero.

Se abrió el concierto con una sosa y cuadriculada recreación de la Reiter-Marsch de Johann Strauss. Le siguieron el vals Donauweibchen, escaso de estilo, y unas animadas Amazonen-Polka y Debut-Quadrille del mismo autor. Más bien basto le quedó el vals Die Schönbrunner, de Josef Lanner, cerrándose la primera parte con una extrovertida y muy alegre Muthig voran!, polca rápida de Johann Strauss.


La segunda arrancó de manera trepidante con la obertura de Ritter Pasman para continuar con un correcto vals Abschieds-Rufe, páginas ambas de Johann. Pasamos al padre con el Furioso-Galopp sobre motivos de Liszt, donde de nuevo Welser-Möst evidenció su problema para conjugar la manifiesta electricidad de su batuta con ese particular sentido de la elegancia y la transparencia que demanda este repertorio. Del propio Liszt escuchamos el Vals Mephisto nº 1, dicho con muchísimo virtuosismo por la orquesta y más bien escasa imaginación por parte de la batuta. Correcta la Polca mazurca Aus der Ferne, de Josepf Strauss, y algo nerviosa la Marcha española de Johann, rematada por un final bastorro. Los aires hispanos continuaron con la danza gitana de Die Perle von Iberien, de Joseph Hellmesberger, que sonó con el adecuado sabor folclórico, y se remataron con un vistosísimo Cachucha-Galopp de Johann padre. Mein Lebenslauf ist Lieb und Lust, de Josef Strauss, fue el vals mejor recreado por el maestro austríaco.

De propina, la polca rápida Sin demora de Eduard Strauss, trazada con enorme animación, un Danubio Azul prosaico y por momentos algo gangoso y una Marcha Radetzky dicha de trámite. Total, un concierto de Año Nuevo no malo… Simplemente peor que la mayoría.

PS. En este enlace se ofrece una crítica mejor realizada que la mía y la noticia de que el próximo concierto del 1 de enero lo protagonizará... Mariss Jansons. Oh, no.

PS2. Otra valoración poco positiva en el blog de Nina la Pazza (enlace). Aprovecho para incluir un vídeo desde Youtube.

13 comentarios:

bruckner13 dijo...

Yo en la primera parte me dormí: ¡QUÉ MUERMO! En la segunda la cosa mejoró un poco pero es que este director no matiza nada, es todo lineal. Ni chicha ni limoná. xD

Amidala Gainsbourg dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Scoresdecine dijo...

Por cierto, ¿para cuándo un concierto de año nuevo con valses.....que no sean de Strauss?

Eugenio Murcia dijo...

Pues si lo comparamos con Maazel, Kleiber o Karajan la cosa produce ya grima. De todas formas, a mi cada vez me interesa menos ese estúpido concierto.

bruckner13 dijo...

Yo de vez en cuando echo a correr mi imaginación y me veo dirigiendo este concierto. Pues bien, cada vez que lo hago me imagino dirigiendo sólo el Danubio Azul y la Marcha Radetzky y el resto de obras de otros autores ajenos a la familia Strauss. Y metería por ejemplo el primer interludio de la ópera Intermezzo de Richard Strauss( el bueno). Sinceramente pienso que los valses de la familia Strauss son todos iguales salvo los más famosos. xD

Rafael dijo...

Pues a mí...me encantó....que quieres que te diga....me gustó su sobriedad, elegancia..y su forma de dirigir..es mi opinión...bueno...según la prensa austriaca....tambien...Igual en ésta página tenemos directores mejores...

Eugenio Murcia dijo...

Siempre he considerado a Pérez de Arteaga la persona que más sabe de música de España, pero nunca he estado de acuerdo con su devoción por Jansons, que me parece simplemente un buen director, y no un gran maestro. Acabo de leer el artículo de Arteaga en Diverdi y, aunque es delicioso de leer, como todo lo que escribe, me parece que se excede en el elogio a este director, muy competente en ocasiones, pero raramente genial. Aunque he de decir que Jansons me parece muy superior a Levine, Gergiev, Bychkov, Harding y otros sobrevalorados.

FLV-M dijo...

La verdad, yo tampoco comprendo el entusiasmo de mucha gente por Jansons, aunque desde luego no sea un mal director y, efectivamente, resulte superior a los Gergiev y compañía. Gracias a todos por vuestros comentarios.

vicentet dijo...

Dado que este concierto es una reliquia Kitsch solo deberian dirigirlo directores de mas de 70 años: Colin Davis, Haitink,Maazel,André Previn...y si se quiere innovar pues que inviten a Roger Norrington o a Gardiner, pero medianías como este señor que es aburrido con ganas como que no cabe..y el año que viene el soso de Jansons...solo falta Neeme Jarvi o Walter Weller...o Jimmy Levine....¿Los dirigira alguna vez Rafael Frubeck==???

jmfurtwangler dijo...

Fernando, ¿puedes habilitar una entrada para hablar algo del Concierto de hoy, Año Nuevo 2013?.
Mi opinión: Muy bueno y la orquesta, para un servidor, no sonaba tan bien, ni tan empastada desde Seji Ozawa ¿2002?.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

He escrito aquí

http://flvargasmachuca.blogspot.com.es/2013/01/mas-de-lo-mismo.html

... pero confieso que he visto el concierto y redactado el texto sin ganas. Lo mismo en un equipo con buen sonido (he seguido la retransmisión en mi domilicio de Jerez, con los altavoces de la tele) mi percepción cambia.

Jorge Pinilla S dijo...

Solamente, para dejar mi opinión:

La verdad es que disfruté este concierto y es el único que tengo en DVD aparte del mítico de Karajan-1987. Incluso me pareció una continuidad interesante que después de tantos años, estaba el mismo primer violín siguiendo a los dos maestros.

Con Welser-Möst me pasa que me llamó la atención primeramente la trivialidad de su parecido físico con las fotos de juventud de Mahler. Después leí entrevistas donde se preciaba de ser franco y decir lo que le parecía a quien tuviera por delante(muy mahleriano también),... y después empecé a escucharlo y ver su trabajo en la ópera de Munich me parece, con una proliferación de CDs y DVD en EMI, pasmosa para los tiempos que corren. (Su Carmen en Youtube con Kauffman-V. Karerova es muy potable sin entrar a comentar la producción visual). Casi como la intuición que tuve cuando descubrí a Sinopoli hace unas decádas atrás.

¿Quién sabe...?
Saludos,

Jorge Pinilla
Chile

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Gracias por las aportaciones, Jorge. Lo del parecido con Mahler es muy cierto, sí señor. ¿Puedo recomendarle que escuche los conciertos de Carlos Kleiber? Junto con el de Karajan, los mejores. Un saludo.