sábado, 9 de marzo de 2013

Impresionante Novena de Mahler por Eschenbach… ahora mismo, en su ordenador

La presente entrada la publiqué originalmente el 14 de octubre de 2010. Como advertí entonces , esta filmación de la Novena de Mahler ha desaparecido de algunos de los lugares donde estaba disponible de manera oficial. Por fortuna, ahora se encuentra en YouTube (pueden hacer click aquí o en la pantalla de más abajo). Es tan absolutamente extraordinaria esta interpretación que traigo de nuevo estos comentarios para que quienes no leyeran el blog por aquel entonces no se pierdan semejante maravilla. Ah, le pregunté a Eschenbach en Granada si este ciclo mahleriano iba a salir en DVD. Me dijo que lo iban a intentar, pero que no estaba nada claro. Parece que de momento no lo han conseguido.

_____________________________________________________

A veces salta la liebre donde uno menos se lo imagina. Con vistas a la Novena de Mahler que le espero escuchar a Claudio Abbado en Madrid el próximo domingo (enlace), he decidido ver un vídeo con la misma obra, registrado en febrero de 2009 en la Salle Pleyel de la capital francesa, en el que son protagonistas la Orquesta de París y su director Christoph Eschenbach. Y me he quedado de piedra: para mi gusto, una de las grandes interpretaciones recientes de la partitura, por encima de la de la interesantísima heterodoxia de Barenboim y a la altura de la modélica ortodoxia de Riccardo Chailly. Otra cosa es que se comparta la visión, con poco de "frescura" y mucho de "retranca", que el pianista y director alemán tiene de esta música, algo que en mi caso hago plenamente.


Bueno, ¿y cómo es esta Novena? Por lo pronto es lenta, lentísima, pero de pulso concentrado y muy bien sostenido: la arquitectura nunca se viene abajo, lo que resulta -qué pedazo de técnica debe de tener Eschenbach- poco menos que milagroso en una obra tan extensa. La consecuencia de semejante lentitud es, claro está, que la música está paladeada de modo admirable, escuchándose por admirablemente diseccionado todo el complejo entramado orquestal. Pocas versiones recuerdo tan claras.

Lo importante de esta lectura, en cualquier caso, no es lo hasta ahora señalado, sino el punto de vista que Eschenbach nos ofrece de la partitura: negro, pero que muy negro. Alguien dirá que esto es una perogrullada, que cómo no se va a ser pesimista en una partitura semejante. Cierto, pero es que muchos directores, ese genial mahleriano que fue Leonard Bernstein el primero de ellos (imprescindibles sus recreaciones de la obra con Viena y Berlín), se dejan llevar por el hedonismo que ofrece la increíble combinación de ritmos, melodías y colores desarrollada por Mahler, al tiempo que abordan los movimientos centrales con un sentido del humor, una frescura y unas ganas de vivir realmente contagiosas.


Eschenbach no. Él va al grano: la muerte como único final posible. El humor del segundo movimiento es negro y sarcástico –sin cargar las tintas–, mientras que el tercero –el único que va a velocidad “normal”– es abordado desde una óptica antes dramática que épica. Y hedonismo sonoro no hay por ningún lado, sino más bien un crudo y seco distanciamiento. Esto no quiere decir que el resultado sea frío, ni mucho menos, sino que el maestro va a la esencia del drama inyectando una fuerte dosis de intensidad emocional sin detenerse en aspectos líricos o contemplativos, en pintoresquismos más o menos descriptivos ni en preciosismos sonoros. El resultado de todo ello es una interpretación particularmente amarga y desolada, en buena medida “antirromántica” y un tanto “expresionista”. Lentitud, disección, sarcasmo, distanciamiento, amargura… ¿Les suena a ustedes esto de algo? Pues sí: nunca hubiera imaginado que alguien se pudiera acercar tanto a los geniales resultados que Otto Klemperer consiguió con esta página.

Dos reparos. Uno, la relativamente modesta calidad de la formación francesa, que aunque realiza un más que digno trabajo no es de primera. El segundo, la efectista realización visual de la filmación, que contrasta abiertamente con la sobriedad gestual –y musical– del maestro alemán. Todo ello lo compensa el precio al que se ofrece esta Novena: no hay que pagar ni un céntimo. La pueden ustedes ver entera ahora mismo en su ordenador (y hasta pasarla a un DVD, si cuentan con los programas adecuados) acudiendo a la página de Medici TV o, mejor aún, porque no es necesario registrarse, a la de la Orquesta de París o la del propio Christoph Eschenbach, donde se nos ofrece la posibilidad de disfrutarla -tanto en alta como en baja definición- hasta julio de 2011.

A caballo regalado… Ahora toca comprobar cómo está el resto del ciclo del maestro y su orquesta parisina, aún en fase de publicación. Por lo pronto, no se les ocurra perderse esta entrega. Sólo tienen que hacer click

8 comentarios:

J dijo...

El primer movimiento no me convence. Me parece que saca un sonido muy plano a la orquesta, sin sentimiento prácticamente, no me desgarra, no es mi Mahler...

Mi opinión, tan sólo.

Un saludo.

FLV-M dijo...

Lo lamento pero lo comprendo, porque la sobriedad digamos "antirromántica" de Eschenbach no es plato para todos los paladares. Ahora bien, yo diría que sentimiento sí que hay. Lo que no aparece es el "sentimentalismo" con que otros directores abordan a Mahler, Abbado entre ellos.

Sergio dijo...

hola,acabo de escucharla...creo que tardaré muuuucho en escuchar una novena tan soberbia, tan mahleriana. Eschenbach es Mahler.

FLV-M dijo...

Me alegra mucho que te haya gustado, Sergio.

gonzalo dijo...

Me gusta y mucho. Pena que solo tenga grabadas Titan y Resurrección si no me equivoco. Qué opinas de la versión de Nott ? Saludos

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

No conozco la NOvena de Nott. Solo la Segunda, que comenté aquí:

http://flvargasmachuca.blogspot.com.es/2011/01/resurreccion-de-mahler-por-partida.html

Las pocas cosas que conozco de este director no me han hecho especial gracia, la verdad, y por ello no me he preocupado mucho de seguir su discografía.

En cuanto a Eschenbach, su ciclo completo con París estuvo disponible en la red. Comenté algunas de ellas:

http://flvargasmachuca.blogspot.com.es/2011/06/mas-mahler-por-eschenbach-i-primera.html

Anónimo dijo...

No conocía las grabaciones de Eschenbach de estas sinfonías con la orquesta de París, y debo decir que son magníficas. Sobretodo la 7°, pero también 9°, 6°, 5°, y siguen. Deberían editarlas en blu ray, y grabar la 10°.

En mi opinión la orquesta responde de manera formidable, en algunos pasajes me sorprende y el sonido obtenido es muy bueno.

Por supuesto que hay interpretaciones que pueden decirse mejores, y dependerá el gusto de cada uno en la evaluación. Pero éstas son de escucha obligatoria para cualquier entusiasta mahleriano como el que esto escribe.

Saludos a todos y gracias por el espacio.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

Gracias por los comentarios, anónimo. A estas alturas he perdido la esperanza de que estas grabaciones se editen comercialmente. Lástima.