sábado, 15 de noviembre de 2008

Por fin, una Sacre por Boulez en DVD

Era necesario que apareciera en DVD una interpretación de Le Sacre du Printemps a cargo de quien ha sido durante lustros uno de los máximos valedores de la obra stravinskiana, Pierre Boulez. Pues bien, aquí está, en una filmación realizada por la BBC en el Barbican Hall, emitida -no sabemos si en directo o en diferido- el 31 de enero de 1997, con buena calidad de imagen pero sonido -lástima- mejorable para esas fechas. Sin ir más lejos, la interpretación registrada por el propio músico francés al frente de la Orquesta de Cleveland para DG seis años antes suena muchísimo mejor.


Desde el punto de vista interpretativo hay lecturas más salvajes, desde luego, y también más atmosféricas y misteriosas. En este sentido, Boulez no posee la riqueza conceptual que con esta misma partitura han manifestado, en fechas cercanas, directores como Barenboim o Chailly; este último, para mi gusto, es intérprete "de referencia" en esta obra. En cualquier caso se trata de una magnífica lectura. La Sinfónica de la BBC rinde estupendamente bajo la dirección (sin batuta, como en él es habitual) del maestro, quien por lo demás hace gala de su portentoso sentido el ritmo, de su sabiduría para administrar tensiones y de su inigualable talento para diseccionar el entramado orquestal, del que extrae timbres incisivos y en el que obtiene un extraordinario partido de la madera grave. Sólo un reproche: como ocurría en su interpretación para DG, en la danza final del sacrificio la violencia decae un poco. ¿Por qué lo hará así?

Aunque esta Consagración de la Primavera es el plato fuerte de este DVD de 99 minutos editado por Medici Arts, hay aquí más cosas recuperadas de los archivos de la BBC, mostrándonos todas ellas a Boulez como singular intérprete de Debussy. De 1966 datan Fêtes (el segundo número de los geniales Nocturnos) y Jeux. Este último conoce una lectura aristada, incisiva, muy alejada de lo sensual y lo misterioso; a cambio, el sentido del ritmo y la tensión interna de esta escurridiza partitura quedan de relieve. La imagen es en blanco y negro, y el sonido, aceptable, no permite disfrutar todo lo que se podría de la excepcional prestación de la New Phiharmonia Orchestra.

De los Proms de 1974, ya en color pero con sonido nuevamente monofónico, datan estas Images : Ronde de Printemps, Gigues y (aquí colocada en tercer lugar) Ibéria. En ellas Boulez, con la complicidad de la BBC Symphony, nos ofrece de nuevo un enfoque muy personal y discutible, por la rapidez de los tempi y por la ausencia de esas brumas y ese colorido difuminado que habitualmente asociamos al repertorio impresionista, pero que termina convenciendo por el entusiasmo que muestra una dirección clarísima e incisiva que sabe trazar con firmeza la arquitectura de las tres páginas. De propina, un Schönberg procedente del mismo concierto: una lectura tensa y fogosa, clarísima pero no cerebral ni distanciada, en la línea del mejor Boulez de los setenta, de la Música para el acompañamiento de una escena cinematográfica.

No hay comentarios: