martes, 23 de septiembre de 2014

Cazafantasmas y las Ondas Martenot

Ya les dije que ando sin las condiciones adecuadas para escuchar música clásica estos días. Por fortuna, me las apaño sin particulares problemas –aparte de la alarmante falta de tiempo– para ver cine en mi equipo, ya que las películas exigen condiciones menos estrictas de recogimiento. Por ello, y para no dejar este blog vacío, quisiera contarles que el otro día disfruté mucho viendo la reciente edición en Blu-ray de Ghostbusters. Sí, Los cazafantasmas, la comedia de Ivan Reitman protagonizada por Bill Murray, Dan Aykroyd y el recientemente fallecido Harold Ramis –con guión de los dos últimos citados– que arrasó allá en 1984.

Por aquel entonces yo tenía trece años y me gustó mucho, claro. El tiempo no ha pasado precisamente en balde sobre esta cinta, en cierto modos simpática pero decididamente menor. Lo que ocurre es que esta “remasterización” nos permite por fin escuchar en condiciones junto a sus imágenes la notabilísima partitura que compuso Elmer Bernstein y que, entre el bajo volumen al que fue mezclada y las canciones pop que trufaban tanto la película como el disco –recuerden que la de Ray Parker Jr. fue un bombazo–, pasó en gran medida desapercibida.

Dentro de la abundante música sinfónica compuesta por el autor de Los siete magníficos para esta comedia –parte de la partitura fue suprimida para poner más canciones– brilla con luz propia el Dana’s theme. Compuesto para el personaje –una violonchelista de la Filarmónica de Nueva York, por cierto– interpretado por Sigourney Weaver, probablemente se trate de lo más hermoso salido de la pluma de su autor y de uno de los más inspirados temas de amor de toda la historia del cine.

Claro que parte de su gancho puede deberse a la fantástica labor de Cyntia Millar frente al instrumento solista prominente en toda la partitura, que no es otro que las Ondas Martenort. No hace falta que les diga la emoción que sentí cuando pude pedirle un autógrafo a la artista –en Granada, tras una Turangalila con la Concertgebouw– y decirle lo mucho que ella había supuesto –por su colaboración en montones de películas– en mi afición a la música. No dejen de maravillarse con la versión desarrollada del tema –la del disco– cuyo YouTube les he dejado arriba.

No hay comentarios: