jueves, 23 de agosto de 2012

Sin paga extra

El Ejecutivo derechista del Partido Popular que encabeza Mariano Rajoy -quien tras ganar por aplastante mayoría absoluta en noviembre de 2011 gobierna en España incumpliendo todas sus grandes promesas electorales y realizando una brutal merma del Estado del Bienestar, dicho sea para quienes lean estas líneas desde fuera de la península- ha decidido este verano suprimir las pagas extra de Navidad de todos los funcionarios. Los muy sectarios seguidores del PP, una peculiar mezcla de nostálgicos del franquismo y de neoliberales de conservadurismo más o menos camuflado, repiten como un mantra la consigna de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y no queda otra solución, en un vano intento de disimular la cruda realidad: semejantes recortes y otros mucho peores -ya se habla de tocar las pensiones- están destinados a pagar cuanto antes la deuda del estado a los grandes financieros europeos que hacen caja con nosotros, a cambio de que estos últimos nos ayuden a parchear el enorme agujero de los bancos españoles -destapado con crudeza en fechas recientes- que a su vez engrosaron las fortunas de sus directivos a base de nuestros préstamos, de nuestras hipotecas y de dudosos negocios con esa cultura del ladrillo que asoló el país de manera fulgurante a partir de la Ley del Suelo de José María Aznar, el anterior presidente del mismo partido. Lo malo es que no parece haber alternativa: las grandes fuerzas económicas europeas podrían en un santiamén conducirnos a una posición parecida a la de Grecia si un hipotético gobierno español de otro signo intentase conducir las cosas por un sendero distinto.

Rajoy paga extra

Hago cuentas para ver a dónde voy a ir esta temporada a escuchar música, y las cuentas no salen. Espectáculos hay -todavía, veremos dentro de un par de años- en cantidad y calidad suficiente: sumando Madrid y Valencia -a tres horas de mi domicilio en la Sierra de Segura- y añadiendo los dos festivales de Úbeda y el veraniego de Granada, el interés está garantizado. Pero el dinero desaparecido hay que quitarlo de algún lado, y como de alimentación, de alquiler, de calefacción y de mantenimiento del coche no puede ser, tendré que hacerlo de discos y conciertos. Hay espectáculos que me veo obligado a descartar desde ya: las entradas son carísimas, así que quedan reservadas a los aficionados -o no tan aficionados- muy acomodados. Y hay otros que, siendo asequibles para mi bolsillo, tendré que dejarlos pasar toda vez que el dinero que se va entre gasolina, alojamiento y manutención me resulta inasumible. Si los primeros años en que trabajé en este destino laboral jiennense pude viajar un par de fines de semana al mes, ahora me tendré que conformar con uno solo.

Lo hasta aquí expuesto puede resultar fastidioso a nivel personal, pero no es ningún problema a escala nacional. Lo que sí es un problema, y bien grande, es que sin duda mi situación se repite (o multiplica: piensen en las familias con niños y en las personas con posibilidades de quedarse en el paro o directamente sin trabajo) en muchísimos otros aficionados españoles. Y eso significa la ruina de todo el sector de los espectáculos de música culta, afectado a su vez por la tremenda subida del IVA decidida por el mismo gobierno popular. ¿Contracción pasajera, mera estrechez hasta que vuelva la bonanza económica? Lo dudo mucho. ¿Servirá la prometida Ley de Mecenazgo? Si acaso, para que el capital privado apueste por los espectáculos más convencionales y de cara a la galería, pero no desde luego para asentar la afición entre los jóvenes sin recursos, que es como realmente se consolida la demanda futura; menos aún para apoyar la creación más arriesgada.

Estamos viviendo un cambio de ciclo en todos los niveles, lo he repetido ya muchas veces, pero los españolitos parecemos haber perdido la capacidad de reacción. Recuerden: hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, hemos vivido por encima de nuestras posibilidades…

11 comentarios:

bruckner13 dijo...

En definitiva: SON UNOS HIJOS DE PUTA.

Bruno dijo...

1. Rajoy se sumó a la corriente de demagogia que nos asola, en la que ningún político nos dice que nos va a tener que incomodar un poco. Llegarán a prometer poner aire acondicionado en las aceras. Pero todo el mundo sabía que habrían recortes. Lo que negó explícitamente fue la subida de impuestos y la del IVA. Lo de que el déficit fue mayor que el que le dijo el anterior gobierno es un buen ejemplo de los filibusteros que nos rodean. Pero no centre el engaño en un solo color político. (Le significo lo de político, que no tiene nada que ver con el pensamiento económico y social de cada uno)
2. Hay que definir con más precisión las corrientes ideológicas. Eso de neoliberales del conservadurismo es juntar dos conceptos que no tienen que ver. Se relacionan con el mercado/estado, uno, o con el enfoque legal o la ingeniería social, el otro. Por cierto Rajoy no es liberal. Ni mucho menos. Sus medidas van en contra de la teoría liberal. Lo del franquismo es como recurrir a la genética. Si lo hay, se encuentra incrustado en casi todas las opciones políticas. Que ya hay poca gente que lo haya vivido. Y está ya jubilada o medio muerta.
3. Le tengo que recordar que el primero que nos metió a todos en la deuda de los bancos fue el anterior presidente. Y, por supuesto, nos metió en las de las administraciones públicas, que usaban los cajones con especial virtuosismo.
4. Insisto en que los bancos malos fueron principalmente las Cajas, gobernadas por los filibusteros citados. Nada que ver con liberalismo. Pura rapiña.
5. Debería profundizar en las causas de la burbuja. No fue, ni mucho menos, la Ley del Suelo que cita. Hubo otros muchos más factores. Uno, la bajada política de tipos de interés. Otro, inexplicable: Que subieran los precios a pesar de aumentar descabelladamente la oferta. Y, no perderlo de vista, los intereses de la Administración Local y Autonómica. Del PSOE y del PP.
6. Como maldad añadida a la anterior paradoja le cito que el anterior gobierno puso en marcha un Ministerio de Vivienda que, si alguna competencia tenía, era controlar la oferta y la demanda. Y ministras de aquel gobierno animaron a comprar. Tema cuidadosamente ocultado.
7. Otras maldades son no aplicar recortes o demorarlos por lo de las andaluzas. El enfermo se desangra y mientras los filibusteros a la suya.
8. No olvide que el nivel que se disfruta de Estado de Bienestar depende de la pasta que se tiene. Y parece que nos lo hemos tomado como un maná inagotable o que siempre hay más ricos que nosotros. Independientemente de que a los verdaderos ricos no los pesca Hacienda. Pero con eso debe contar el gobernante. Como que un coche gasta combustible.
9. Desde el momento en que nuestros mandamases quieren que la “ciudadanía” pague todos los gastos resulta que efectivamente “hemos vivido” por encima de nuestras posibilidades. Esa es la responsabilidad de los políticos, que ocultan. ¿Ha oído algo de cómo se eliminó el tope de gasto? ¿Alguien confiesa que se gastó demasiado? ¿No recuerda las caravanas de pedigüeños autonómicos reclamando más cuando ya éramos flacos? Como ocultan el programa secreto del líder de la oposición. Como le empieza a pasar a Hollande. Porque no se puede hacer mucho, aparte de meter a unos cientos en la cárcel. Nada que nos resuelva la ruina. Nos encontraríamos enseguida con la obediencia debida y con excusas de todo tipo. A efectos futuros hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.
10. Tiene razón. Aún no lo hemos visto todo. Enseguida nos apretarán las tuercas por la globalización. Creo que ya le comenté algo sobre eso.

Anónimo dijo...

Creía que no se permitían los insultos en este blog y que, en ese caso, se filtraban por el "blogger". Debería especificar que sí se permiten si es a la derecha, en general y al PP en particular a los que se insulta. Abierta la veda....
En cuanto a lo del sectarismo cree la izquierda que todos son de su condición( muy gracioso). Prueba de ese sectarismo es que es ahora cuando hablan de machacar a los pobres y de que el Estado de Bienestar se hunde, cuando los parados y los pobres no han surgido por arte de magia en ocho meses, llevamos años con ellos aunque los izquierdistas,ustedes sí tan sectarios como siempre, callaban como pu..perdón, si tuviera la escasa educación del que escribió en primer lugar lo escribiría completo. Habría que decir que la mejor manera de que se produzca ese hundimiento es gastar sinfin y que el gobierno socialista eliminó el techo de deficit y de deuda para las Administraciones Públias , lo que nos ha llevado a este desastre( entre otras causas).
¿ No les parece inconcebible que después de cinco años de crisis haya que hacer ahora a toda prisa las reformas bancaria, laboral y de las Administraciones , etc..? Si se hubiesen hecho a su tiempo la bola de nieve no sería imparable como es en la actualidad. Los recortes hubiesen sido muy digeribles. ¡que haya que oir críticas de parte de los nefastos gestores políticos que gobernaban hace sólo unos meses y de sus votantes o simpatizantes que justificaban todo!
Para terminar, de un blog como éste, tan extraordinario e imprescindible cuando se trata de música clásico, es decir de cultura, espero menos tópicos cuando se habla de política y economía. Gracias. A.M.C.Sánchez

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

1. No se me ocurriría circunscribir los engaños a un único partido político, Bruno, pero no me negará usted que el Partido Popular ha batido todos los récords en estos últimos meses incumpliendo sistemáticamente sus promesas electorales. Si el PSOE hubiera hecho lo mismo, la campaña en la prensa conservadora hubiera sido histórica.

2. El neoliberalismo económico se basa en la desinhibición del Estado frente a las desigualdades inherentes al sistema capitalista. Se trata, por ende, de una ideología que se atiene a la ley del más fuerte y que en absoluto tiene entre sus fundamentos la defensa de los intereses colectivos frente a los de quienes están arriba. A eso yo lo llamo ideología “de derechas”. A veces se ha asociado asocia con sistemas culturales y esquemas ideológicos conservadores, en otras lo hace bajo una renovada capa de progresismo, pero lo que en el fondo subyace es, a mi entender, el egoísmo puro y duro de unos cuantos. En el caso español, la insólita pervivencia del fascismo hasta 1975 (¡por lo menos!) hace que el neoliberalismo tenga relaciones con las pervivencias del nacional-catolicismo: véanse las últimas decisiones del ministro de cultura. Otra cosa muy distinta es que el PP en su conjunto sea liberal o que sus actuaciones sigan semejante línea; la política de Mariano Rajoy es un totum revolutum en el que todo se intenta para salir del atolladero.

3. Como a usted, la política económica del anterior presidente socialista me parece lamentable.

4. Yo creo que el liberalismo sí tiene que ver con el hecho de que las cajas fueran filibusteras: precisamente lo que faltaba es control por parte del Estado (que somos todos, o eso se supone).

5. Tiene toda la razón en que la Ley del suelo no es ni mucho menos la única explicación de la burbuja inmobiliaria, que de hecho ya había comenzado a inflarse con Felipe González, pero a todas luces fue esta su gran impulsora.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

6. Efectivamente, al gobierno de Zapatero se sintió comodísimo con la burbuja. Repito lo dicho antes: lamentable su política económica, aunque no por acción sino más bien por omisión, por mirar a otro lado.

7. El PP demoró recortes por las elecciones andaluzas, y ahora lo hace por lo de las vascas. Cuando pasen éstas, meterán la mano a las pensiones.

8. Pues sí. El error de nuestro Estado del Bienestar ha sido beneficiarse del mismo pero no crear riqueza al mismo tiempo.

9. Lo dicho antes: el problema no fue gastar mucho, sino no generar riqueza. Efectivamente, eso es vivir por encima de nuestras posibilidades. Lo que niego es que esta sea la razón última de todo lo que está ocurriendo y de que semejante circunstancia sea una carta blanca para que el gobierno actual esté haciendo todo lo que está llevando a cabo, que a mi juicio no es otra cosa que cargarse el sistema: si no hay clase media consumidora, todo se vendrá abajo.

10. Exacto, esto no ha terminado. La globalización (léase la competencia del marcado asiático) tiene mucho que ver con ello.

Sea como fuere, la cultura siempre saldrá perdiendo.

Fernando López Vargas-Machuca dijo...

A A.M.C.Sánchez:

No me gustan los insultos, pero como éste no era a una persona en particular, lo he dejado. Por cierto, si lee usted La Gaceta, o Libertad Digital, o está atento a algún medio del grupo Intereconomía, podrá obtener la más alucinante selección de insultos personales jamás recopilada. Cíteme algún medio progresista que ofrezca escupitajos a semejante nivel en cantidad y calidad, por favor.

Y sí, pienso que la derecha es mucho más sectaria que la izquierda. ¿Por qué se cree que la izquierda está continuamente dividida y enfrentada entre sí? Pues porque la pluralidad de opiniones -y de confrontarlas- es para ella esencial. La derecha funciona de un modo muy distinto: prietas las filas, ¡ar!

Un ejemplo práctico. En Valencia se descubre un caso de corrupción monumental pero Camps vuelve a triunfar por mayoría absoluta. En Andalucía se descubre lo de los ERES (caso repugnante, pero muy inferior en las cifras que se manejan en la costa levantina) y el voto de izquierda pasa a IU o se queda en casa.

Y si hablo de política en este blog es por una razón muy sencilla, querido lector: porque lo que está pasando es de tal magnitud que ésta es la única manera de reaccionar. Porque desde luego no me verá usted aplaudiendo a quienes asaltan supermercados. Un saludo.

Anónimo dijo...

Señor Vargas Machuca:
1º Yo soy de derechas y no leo ni veo ni oigo los medios que usted dice, en los que por otro lado dudo que alguna vez se haya insultado de este modo ( de otro seguramente sí).
2º Yo he vivido en Andalucía casi siempre y en democracia siempre ha gobernado el Psoe. Poner como ejemplo de alternancia a esa región es ridículo,región que precisamente es el paradigma de la corrupción , del clientelismo caciquil de la izquierda (ahí está el PER)de las subvenciones paralizantes ( casi siempre refugio de espabilados cuando no de delincuentes) y ahí sigue el espectro del Psoe;no ha habido reacción contra ello.
3º ¿ por qué confunde usted derecha con extrema derecha, fascismo, franquismo, etc ? ¿ y si yo hiciera lo mismo con la izquierda?
4º Qué argumento es ése de que al haber varias opiniones en la izquierda eso demuestra que no es sectaria. Eso sólo demuestra que hay varias "familias" izquierdistas pero todas son sectarias hasta los tuétanos. Por experiencia le digo que cualquier discusión con izquierdistas acaba , cuando no se les da la razón, con los insultos que aparecen más arriba. Cuando usted escribe de política en su blog, también recurre a lo mismo. ¿ No se preguntado usted por qué razón no ha habido nunca, ni hay ni por supuesto habrá, democracias de izquierda?
5º Por último lo que está pasando es efectivamente de una magnitud desconocida por los españoles desde el término de la guerra civil, pero no está pasando solamente desde hace unos meses ,sino años, y no he visto similares afirmaciones ni tanta preocupación en ustedes. Sectarismo ¿Quizás? Gracias . A.M.C. Sánchez

Bruno dijo...

1.
1. Aquí hay un fenómeno curioso. Ud. nos comenta grabaciones inéditas y nosotros nos informamos. Pero, en cuanto saca el tema político, mojamos bastantes.
2. De entrada creo que debemos mantener distancia entre pensamiento personal y el comportamiento real de los políticos porque nos podemos ver casados con monstruos.
3. Dicho esto allá van varias observaciones:
• Es posible que en el futuro se escriban sesudas tesis sobre qué partido mintió más antes, durante y después de elecciones. Se acumularán toneladas de excrementos. Yo pienso que Rajoy se ha introducido en la riada demagógica como única alternativa real posible de acceder al poder. No me gusta nada. Como la demagogia anterior. Lo que pasa es que al líder de la oposición, y similares, le ha salido otro jugador de ventaja en un ámbito que creían exclusivo. Mire, el debate Solbes versus Pizarro, p. e., invalida cualquier desequilibrio sobre el premio al tramposo. Por no aludir a que durante años, años, nos entretuvieron con los crecimientos decrecientes. Aumentos menguantes. Decrecimiento sostenido. Cuando el PSOE hizo lo mismo, “la campaña en la prensa conservadora “fue” histórica” y el apoyo de la prensa “progresista” también histórico. Ahora que lo hace el PP hay una diferencia. No hay contras o apoyos. Ahora están divididos entre los que se acuerdan de su padre y los que se acuerdan de su madre. No hay tantas adhesiones incondicionales.
• Creo que se hace mal uso del término neoliberalismo. Ya sé que lo común es como Ud. lo dice, pero, de origen, es malintencionado porque retuerce el pensamiento liberal… al que teme mucho el pensamiento totalitario. Creo que ya le mencioné lo de caciquil, plutócrata, autoritario, etc. Liberal se refiere a mercado en libertad. Y de ello ha de velar el estado. No aprovecharse para corromperlo

Bruno dijo...

• Si Ud. cree que un estado descomunal protege mejor a los intereses colectivos, allá Ud. Daría lugar a otro interesante debate. Ahora mismo lo está sufriendo. Nada asegura que un estado grande no se desinhiba. Creo que es más probable que se corrompa. Y más difícil de rectificar.
• Lo de “la insólita pervivencia del fascismo hasta 1975” está muy estudiado. Y resulta que no es tan insólita. Es como si yo aludiera a la insólita pervivencia de Stalin y sus descendientes. Creo que los “progresistas” tienen a Franco como la suegra inmortal. Me hace gracia que, cuanto más jóvenes, peor hablan de él y su sistema. Los viejos ya no nos acordamos. Que han pasado muchos años y muchos cambios. La maldad humana no es cosa de Franco y, siguiendo el razonamiento, los antifranco no son, por el contrario, buenos.
• Mariano intenta todo, menos poner en orden las causas del desastre.
• Si le parece lamentable lo de antes no cargue sobre los actuales como causantes. Cargue sobre ellos sobre si nos sacan, o no, del hoyo y a quienes lo repercuten. (Como me va a sacar el desastre autonómico del PP, cierto y de cárcel, como otros, no me resisto a insistir en la alta responsabilidad de cada presidente del gobierno. Si el sistema se desmanda o no se controla, que lo remedie)
• Su razonamiento sobre las cajas lo tiene que revisar. Me suena que justamente las zorras cuidaban a las ovejas, Ud. y yo. ¡Vaya que estaban controladas por los políticos que las apiolaron! Me remito a una argumentación anterior sobre el tamaño del estado. No se necesita una gran masa de cerebros para determinar que las deben gestionar profesionales. Si hay muchas masas a alguna se le ocurrirá colocarse.
• El anterior presidente cambió Leyes como un playboy de trajes. Pudo cambiar la Ley del Suelo si tan perniciosa era. Y más sabiendo que deconstruyó minuciosamente lo que olía al anterior suyo. Mirar a otro lado es un lujo que no se puede permitir ningún gobierno. No sé porqué es mejor que hacer algo. Ciertamente como Rajoy siga demorando lo tirarán los de la UE.
• Es que para tener bienestar hay que crear riqueza. Y los recortes deben encaminarse a lo que estorba para crear riqueza. Mírelo como que el estado debe mimar a la clase media productiva y reconvertir a los apesebrados. Y le adelanto otra mala noticia. Aparte de pensiones, cuanto más ineficientes seamos mas apretarán las tuercas en los salarios. El ideal de estos filibusteros es que un desgraciado trabaje para todo el resto. No se quieren cargar el estado de bienestar en general. Viven de él Lo que no quieren es trabajar.
Perdón por la extensión.

Bruno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fernando López Vargas-Machuca dijo...

(Nota: he eliminado un comentario que había repetido).

El debate estaba siendo interesante, pero después de leer cosas como que "Andalucía es el paradigma de la corrupción" o que "no existen ni existirán nunca las democracias de izquierda", se me han quitado todas las ganas de seguir adelante.

Eso sí, aprovecho para recomendar al casual lector que pasase por aquí el libro de José María Izquierdo "Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna". Corto y cierro.