domingo, 13 de mayo de 2012

Falta de información

Se queja Maac en su blog de la falta de información del Palau de Les Arts sobre la cancelación del concierto de Georges Prêtre previsto para el 1 de julio. Con toda la razón. Obviamente en Valencia no tienen culpa de los problemas de salud de la batuta. Pero lo cierto es que ya hace unas cuantas semanas un amigo mío muy admirador del anciano maestro me señaló que éste había cancelado todos sus compromisos internacionales, y que lo lógico sería que en la ciudad del Turia ya supieran de su ausencia. Ahí está el problema: ¿tan problemático resulta anunciar en la web la anulación del concierto? Teniendo en cuenta que había entradas ya vendidas y que algunos estaban preparando las maletas, el público tiene derecho a conocer cuanto antes esa cancelación y sus motivos.


Helga Schmidt y su equipo se olvidan por enésima vez de una de las cosas más importantes para cualquier teatro: el público que paga su entrada y que es -o al menos debería ser- la razón última de todo lo que la institución hace. Al final han actuado como acostumbran: eliminan el concierto en una parte de la web (no así en otra, donde sigue anunciado) y obvian cualquier tipo de comunicado oficial. Quien se dé cuenta, pues bien, y si no, ajo y agua. Lo mismo alguien se viene para Valencia en la fecha referida y se encuentra el teatro cerrado… Por cierto, no nos hemos perdido nada. Tengo una grabación radiofónica del maestro haciendo hace unos meses las dos obras previstas y los resultados son muy decepcionantes: nerviosa y deslavazada Inacabada de Schubert, dulzona Primera de Mahler dicha de cara a la galería.

No solo en Les Arts cuecen habas. En el teatro de mi pueblo se están luciendo de lo lindo. Para el 31 de mayo y 2 de junio estaban anunciadas unas funciones de Tosca en la producción escénica de Giancarlo del Monaco, con Ángeles Blancas de protagonista. Tiempo atrás alguien me dijo que seguramente el título de Puccini no se haría: el Villamarta depende en buena medida del ayuntamiento, y éste se encuentra en una muy alarmante bancarrota que ha saltado a los titulares de la prensa nacional. Pues bien, hace ya más de una semana se envió a los abonados una carta anunciando la supresión del espectáculo y su sustitución por un homenaje al Coro en su decimoquinto aniversario, pero de explicación oficial, nada de nada.

Teatro Villamarta Jerez

De hecho, el espectáculo sigue anunciado en la web oficial, y en el momento de escribir estas líneas se lee en la misma (enlace) que “la fecha de inicio de venta de la ópera Tosca se anunciará próximamente”. Si la culpa, como en el caso de lo de Prêtre, no es de los responsables del teatro, ¿a qué vienen esos reparos a anunciar en la prensa y en los canales pertinentes la cancelación? Lo que está claro es que en Valencia y en Jerez son igual de irresponsables frente al público. O igual de cutres: al final lo que importa no es una cosa llamada presupuesto, sino la profesionalidad de los que tienen que dar las órdenes y/o de los que han de cumplirlas.

Permítanme otro ejemplo reciente que tengo ahora más cerca: el Festival de Úbeda. Por primera vez se han puesto a la venta las entradas por internet. En principio, buenísima noticia. Estuve atento a la fecha y hora de salida para adquirir las mejores localidades. Así lo hice, pero no apareció nada. Creo que tardaron más de un día sobre el momento previsto, aunque se colgó provisionalmente una tabla de venta donde se anunciaban espectáculos (inauguración con la Orquesta de Córdoba, recital de la Arteta) que a la postre fueron suprimidos. Al final logré comprar las entradas para los eventos que me interesaban, pero no recibí confirmación por correo electrónico ni pude imprimir los PDF. A los pocos días me llamaron por teléfono: el servidor no estaba conectado y las localidades por mí seleccionadas estaban ya vendidas… “tal vez sí, o quizás no” (sic). Me anunciaban además que tengo una entrada para la Orquesta de Odense, cuando yo adquirí en realidad para la del Siglo XVIII con Brüggen. Al menos me aseguraron que me darían mis localidades y me pidieron disculpas. Eso sí, cuando llegé el viernes pasado al Hospital de Santiago a escuchar a la Orquesta de Córdoba con Carmen Linares me encontré con una entrada bastante menos buena de la que creí haber comprado.

Ubeda Hospital de Santiago patio

Por cierto, aún no sabemos qué tocará el director holandés en la primera parte de su programa del próximo viernes 18: en un lugar se la web se enumeran arias de Haydn con la mezzo Wilke te Brummelstroete, y en otro se anuncia la presencia de nada menos que Eric Hoeprich para interpretar, presuntamente, el Concierto para clarinete de Mozart, pieza que se hará en otros momentos de la gira. Suponemos que lo que sigue en pie es la Séptima de Beethoven. De acuerdo con que un teatro o una institución, en este caso la Asociación de Amigos de la Música de Úbeda, tiene que lidiar con multitud de incidencias de última hora, pero aun así no nos queda más remedio que preguntarnos en voz alta: ¿tanto cuesta hacer las cosas bien, señores, a la hora de mantener informado al público?

No hay comentarios: