Ir al contenido principal

Los críticos más solventes del país

Bueno, los críticos más solventes del país (España, se entiende) según el autor del artículo, Gonzalo Alonso. ¿Imaginan de quiénes se puede tratar? Pueden encontrar el texto en este enlace.

PD: el señor que aparece fotografiado en primerísima fila se llama Gonzalo Alonso.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Nunca he estado de acuerdo con este tipo de premios. El mejor galardón que se puede llevar un artista es el aplauso del público, y si para que lo contraten en un teatro del país es necesario que en su bio cuente con un premio del Campoamor, mal lo lleva. Por otro lado, ya hace muchos años, pero muchos, que no sigo a los críticos musicales. Conozco muchos y sé bien de que pata cojean. Lamento que el autor del artículo entre a valorar una decisión política sin conocer el argumentario de éstos, que probablemente sean de peso. Al que esté pasando necesidades, al que no tenga para cubrir sus servicios básicos (luz, agua, gas...) que la ciudad se permita el lujo de entregar esos premios no le debe parecer muy ético. Pienso en otros galardones, el Nobel sin ir más lejos, que los entrega una sociedad donde no hay desigualdades, donde el salario mínimo es el más alto del viejo continente. Pero nuestro maltrecho país no está para premios. Si me dicen que se trata de una gala para recaudar fondos para los que lo necesitan, chapó!
Saludos.
Juan
Gracias por sus comentarios. Sobre el tema de los Campoamor prefiero no realizar ninguna valoración.
Anónimo ha dicho que…
A mí no me gustan las críticas a colegas en el campo de la crítica musical. Ese tipo de relación, curiosamente, se da mucho menos entre los músicos, los profesionales de la Música, los que la hacen, no los que hablan sobre ella. Supongo que la crítica debe de ser por motivos extra-musicales, porque la percepción de la Música es muy subjetiva y, que yo sepa, no se ha establecido, ni admitido, el canon de la interpretación perfecta y nadie puede decir que su visión sea la (única) correcta. La Historia, además, nos muestra cómo las valoraciones artísticas cambian con el tiempo. Además, el crítico juega un papel muy secundario en la apreciación del arte, de hecho no recordamos casi ningún nombre de críticos musicales antes de 1980, por ejemplo, y sí de intérpretes y compositores (denostados o no por la crítica en su momento). Es lamentable, en mi opinión, que en un ámbito tan minoritario como éste exista este ambiente.
LV
No le voy a quitar la razón en todo lo que dice, LV.
Jorge Luis Argüero ha dicho que…

A Don Anónimo dijo... (LV - ayer, hora 17:39)

Señor, es muy feo decir las cosas de manera "anónima"
y obviamente, los músicos (casi) no tienen la facultad
de criticarse entre sí, puesto que dependen de sus
respectivas casas grabadoras...

Y no sea cosa que el que critica, trabaje en el mismo
sello grabador, del criticado.-

A la crítica : Non Temer..!!

Nos hace crecer y ampliar nuestros conocimientos;
por otra parte, nunca-jamás leí palabra alguna del
señor Fernando López Vargas-Machuca, diciendo:
- Ésta, es La Verdad Absoluta.-

Y críticos musicales -usted, no sé- pero yo recuerdo
muchos y muy bien, por lo tantísimo que me han enseñado.-

Algunos de mi País Argentina :

- Juan Carlos Montero . Diario La Nación
- José María Cantilo . Radio FM Cultura
- Enrique Sirvén . Página Web
- Carlos Ernesto Ure . Diario La Prensa

Y he dejado para lo último, al primero:
el Distinguido Señor Jorge D'Urbano (1917-1988)
Musicólogo y Decano de la Crítica Musical Argentina
cuyo lema fue :

"Un crítico que no opina, es un contrasentido"

Señores, reciban todos ustedes mis saludos cordiales.-

Entradas populares de este blog

La Heroica de Giulini en Los Ángeles

He repasado la Heroica beethoveniana que registró Carlo Maria Giulini al frente de la Filarmónica de Los Ángeles para Deutsche Grammophon en noviembre de 1978, esta vez en la descarga en alta resolución que, con toma sonora que ya era espléndida antes y ahora llega a deslumbrar, circula desde hace poco por la red. Confirmo mi idea inicial sobre la misma: una muy notable interpretación en la que hay cosas interesantísimas, pero globalmente no a la altura de quien fue uno de los más grandes maestros del pasado siglo.


Cierto es que la elegancia, la naturalidad y la claridad son asombrosas –revelador juego de maderas en el movimiento inicial, sin ir más lejos–, pero a mi modo de ver parte de la recreación se ve lastrada por una extraña blandura, sobre todo en el primer tema del referido Allegro con brio y, sorprendentemente, en un Scherzo dicho con elegancia y con la misma admirable depuración sonora de la que el maestro italiano hace gala a lo largo de toda la obra, pero escaso de la fue…

Sinfonía nº 40 de Mozart: discografía comparada

Actualización 30.IV.2020

Esta entrada fue publicada originalmente el 20 de febrero de 2013.

Ha añadido reseñas de las grabaciones de Klemperer'62, Böhm'76, Menuhin, Brüggen'10, Herreweghe, Rattle'13, Harnoncourt'13, Barenboim'15, Savall,  Nelsons y Minasi. He vuelto a escuchar la de Kubelik, a la que le he bajado la puntuación del 10 al 9 realizando algunos cambios en el comentario.

___________

La Sinfonía n.º 40 en sol menor, K. 550, penúltima de las que escribió, salió de la pluma de Mozart en 1788, esto es, algo más de tres años antes de la muerte del genial compositor salzburgués. Independientemente de la popularidad de su celebérrimo primer movimiento, su fama está plenamente justificada por la manera en la que se alcanza una comunicatividad sincera e inmediata a través de un grado supremo de belleza formal y con pleno respeto a las formas clásicas. Dicho de otra manera: esta partitura alberga un doliente drama en su interior que está narrado a través de l…

Hay que frenar a VOX

VOX es un monstruo. Es el MAL, con mayúsculas. El MAL normalizado, cotidiano, aceptado y hasta aplaudido por nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo. Colándose por las rendijas de la democracia –muy imperfecta, y por ende con numerosas grietas– con la intención de destruirla. Los regímenes totalitarios nunca se han impuesto exclusivamente haciendo uso de la fuerza. A veces, incluso, esta no les ha sido necesaria. Han ido cangrenando poco a poco los diferentes estratos de la sociedad aprovechando las insuficiencias del sistema, recurriendo a las consignas más primarias (NOSOTROS frente a ELLOS, la PATRIA, etc.), manipulando la realidad –la historia pasada y el presente– mediante análisis tendenciosos y, sobre todo, nutriéndose del miedo. Miedo a lo que es "de fuera", miedo a "lo distinto", miedo a que en un contexto de crisis tengamos que ser solidarios en lugar de velar cada uno por "lo nuestro". No hay que irse demasiado atrás, no es impresci…