Ir al contenido principal

Wim Mertens visita Jerez

Soy un absoluto desconocedor de la trayectoria de Wim Mertens, pero no quise perderme la actuación del músico belga en las “Noches de Bohemia” que organiza, este año en los Jardines de la Atalaya, el Ayuntamiento de Jerez. Por cierto, alguien debería decirle a los señores de la Delegación de Incultura que calificar a esta velada como “Noche de Jazz” (Pasión Vega fue “Noche de pasión”, Misia fue “Noche de fados”) es un verdadero disparate, aunque está a la altura de lo que se cuece en el consistorio jerezano.

Tuvo Mertens la idea de que Jerez sirviera para la presentación mundial en su integridad de su ultimísimo disco, The world tout court, que ofreció -rondando la hora de duración- en reducción para violín eléctrico, violonchelo y piano. Música muy floja, a mi entender, que tras un comienzo prometedor se hizo bastante monótona. Seguramente -así me lo aseguran los expertos- gane con la amplia paleta instrumental desplegada en la grabación, pero en directo con una formación de cámara se convirtió en la pesada reiteración de la misma fórmula. Los aplausos iban decreciendo conforme avanzaba la noche.

Mucho mejor la segunda parte, donde incluyó diferentes temas de su penúltimo trabajo, L´heure Du Loup, y algunos “clásicos” de toda la vida que fueron aplaudidos por sus numerosos seguidores nada más sonar los primeros acordes. Mertens se mostró como un excelente pianista (su personalísima manera de vocalizar resulta más discutible), Tatiana Samouil derrochó temperamento al violín y el chelista Karel Steylaert cumplió sobradamente con parte. En total, dos horas de música. Los comentarios a la salida eran unánimes: aburrida la primera mitad de la velada, muy atractivo el resto. Creo que todos nos lo pasamos más o menos bien.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Yo si soy un enfervorizado seguidor de este hombre.Y por eso precisamente me encuentro escribiendote estas palabras de agradecimiento por dejarnos tus impresiones sobre el concierto del jueves.Que me sirven para hacerme una idea de por donde fue Mertens en esta ocasión.Adios.

Jose A,
Anónimo ha dicho que…
Te defines como Melómano empedernido y no conoces la obra de Win mertens? Serás melómano porque te gusta mucho el melón, digo yo. Mertens magistral, y trascribir su obra a trío de cámara me parece una genialidad.

Antonio.
Unknown ha dicho que…
Te defines como Melómano empedernido y no conoces la obra de Win mertens? Serás melómano porque te gusta mucho el melón, digo yo. Mertens magistral, y trascribir su obra a trío de cámara me parece una genialidad.

Antonio
Prefiero dedicar mi tiempo a compositores que, en mi ignorancia, me parecen aplastantemente superiores a Mertens. Usted haga lo que quiera con el suyo.
Anónimo ha dicho que…
Wim Mertens es sencillamente "espectacular". Soy pianista y compositor. Conozco casi la totaldad del trabajo de este gran compositor belga que suma más de 50 discos. Tildar de aburrido eqivale a mediocridad y a una falta de conocimiento del ámbito de la música minimalista. Sin duda hay temas más atractivos o apetecibles como los que interpretó en la segunda parte del concierto, pero la majestuosidad de la primera parte musicalmente hablando no tiene desperdicio, quizas sólo apto para los conocedores de la teoría musical.
Alberto
Pues si por decir que el último disco de Mertens me aburre, al menos en su transcripción para trio, me tilda usted de mediocre, no sé lo que le dirá a los muchos melómanos que opinan que la creación del compositor belga en su globalidad no vale un pimiento.

Entradas populares de este blog

La Heroica de Giulini en Los Ángeles

He repasado la Heroica beethoveniana que registró Carlo Maria Giulini al frente de la Filarmónica de Los Ángeles para Deutsche Grammophon en noviembre de 1978, esta vez en la descarga en alta resolución que, con toma sonora que ya era espléndida antes y ahora llega a deslumbrar, circula desde hace poco por la red. Confirmo mi idea inicial sobre la misma: una muy notable interpretación en la que hay cosas interesantísimas, pero globalmente no a la altura de quien fue uno de los más grandes maestros del pasado siglo.


Cierto es que la elegancia, la naturalidad y la claridad son asombrosas –revelador juego de maderas en el movimiento inicial, sin ir más lejos–, pero a mi modo de ver parte de la recreación se ve lastrada por una extraña blandura, sobre todo en el primer tema del referido Allegro con brio y, sorprendentemente, en un Scherzo dicho con elegancia y con la misma admirable depuración sonora de la que el maestro italiano hace gala a lo largo de toda la obra, pero escaso de la fue…

Sinfonía nº 40 de Mozart: discografía comparada

Actualización 30.IV.2020

Esta entrada fue publicada originalmente el 20 de febrero de 2013.

Ha añadido reseñas de las grabaciones de Klemperer'62, Böhm'76, Menuhin, Brüggen'10, Herreweghe, Rattle'13, Harnoncourt'13, Barenboim'15, Savall,  Nelsons y Minasi. He vuelto a escuchar la de Kubelik, a la que le he bajado la puntuación del 10 al 9 realizando algunos cambios en el comentario.

___________

La Sinfonía n.º 40 en sol menor, K. 550, penúltima de las que escribió, salió de la pluma de Mozart en 1788, esto es, algo más de tres años antes de la muerte del genial compositor salzburgués. Independientemente de la popularidad de su celebérrimo primer movimiento, su fama está plenamente justificada por la manera en la que se alcanza una comunicatividad sincera e inmediata a través de un grado supremo de belleza formal y con pleno respeto a las formas clásicas. Dicho de otra manera: esta partitura alberga un doliente drama en su interior que está narrado a través de l…

Hay que frenar a VOX

VOX es un monstruo. Es el MAL, con mayúsculas. El MAL normalizado, cotidiano, aceptado y hasta aplaudido por nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo. Colándose por las rendijas de la democracia –muy imperfecta, y por ende con numerosas grietas– con la intención de destruirla. Los regímenes totalitarios nunca se han impuesto exclusivamente haciendo uso de la fuerza. A veces, incluso, esta no les ha sido necesaria. Han ido cangrenando poco a poco los diferentes estratos de la sociedad aprovechando las insuficiencias del sistema, recurriendo a las consignas más primarias (NOSOTROS frente a ELLOS, la PATRIA, etc.), manipulando la realidad –la historia pasada y el presente– mediante análisis tendenciosos y, sobre todo, nutriéndose del miedo. Miedo a lo que es "de fuera", miedo a "lo distinto", miedo a que en un contexto de crisis tengamos que ser solidarios en lugar de velar cada uno por "lo nuestro". No hay que irse demasiado atrás, no es impresci…